Archive for the 'sexo' Category

04
Sep
15

Correos cruzados

Espero no haber decepcionado al sector más cerdete de lectores de NDK, ya que nada tiene que ver esta entrada con eyaculaciones, orgasmos ni parafilias. Pues resulta que he descubierto un bug en Gmail. O eso quiero creer. Os cuento: desde hace varios meses, recibo e-mails dirigidos a una persona que no soy yo. Parecen ser e-mails de una escuela o universidad de algún país latinoamericano. Al principio les contestaba explicando que yo no era la persona que querían escribir, soy un tipo muy amable, en realidad. La cosa se puso más graciosa cuando quien me escribía era no ya esa escuela sino una empresa reclamando una deuda de más de 200.000 pesos, bolívares, soles o lo que sea. En los países americanos habitualmente utilizan el símbolo que asociamos al dólar americano ($) para referirse también a la moneda local. También les contesté, indicándoles que con esa descoordinación a la hora de tomar datos, no me extraña que tengan problemas de cobro. Obviamente, ni mi amabilidad ni mi sorna obtuvieron respuesta ni reacción alguna. Vivimos en un mundo cruel y ajeno a los sentimientos.

Batman! (by @carloskarmolina)

Batman! (by @carloskarmolina)

Pero me he dado cuenta de que no es que la escuela en cuestión, o el cobrador del frac versión cono sur, en su defecto, tengan la dirección de correo errónea y por eso sus mensajes me llegan a mí, pobre mortal, que ni me va ni me viene. No. La cosa va más o menos de este modo. Supongamos que yo me llamo Max Power Guy. Y que mi correo electrónico es mpowerg@gmail.com … algo normal, ¿cierto? Pues bien, supongamos ahora que en Latinoamérica hay un fulano llamado Martín Power Giménez, y que su correo electrónico es m.powerg@gmail.com … queda claro el matiz del punto, supongo. Pues resulta que si envías un e-mail a m.powerg@gmail.com , yo lo recibo en mi buzón de correo, accediendo como mpowerg@gmail.com … He hecho la prueba hoy mismo, desde mi dirección de correo de trabajo he escrito un mensaje a m.powerg@gmail.com y lo he recibido en mi inbox habitual mpowerg@gmail.com … curioso… y un punto inquietante, la verdad. Por supuesto, podría ser peor, parece un pobre diablo que no paga a su centro de estudios, pero podría ser un yihadista y tener a la C.I.A. (hello, guys!) espiándome. Y por otra parte, si yo recibo sus correos, ¿acaso él recibe los míos? ¿Tal vez sea un alter-ego? ¿Tal vez sea mi Bruce Wayne? ¿mi Clark Kent?

Si alguien puede aportar algo de luz a todo esto, se lo agradeceré…

Canciones:

David Bowie: “Strangers when we meet”

Royal Headache: “Another World”

Surfin’ Bichos: “Fuerte!”

Anuncios
05
Sep
13

Performance

Si comienzo este texto diciendo que “Performance” es una película rarita, seguro que más de uno o una dejarán de leer, o bien continuarán, pero con esa condescendencia que proporciona el mirarme desde una torre de marfil del yo sí que sé de cine y este KAR no. Pero lo es, de eso, no tengan ustedes la menor duda. Lo cual no quiere decir que sea una mala película. De hecho, me habían hablado tan mal de ella, que iba preparado para el desastre, y bueno, a mí, me gustó. Posiblemente me gustó más por la estética que por la historia contada, pero ese es otro asunto.

Cartel muy pop de la película.

Cartel muy pop de la película.

“Performance” fue la primera incursión en el cine de un Mick Jagger convencido de que también podría triunfar en esa disciplina, si bien, al final, acabó llegando a las pantallas comerciales antes la que sería su segunda película (“Ned Kelly”, 1970 … no, no he tenido huevos a verla) que no esta “Performance”, de 1968. Por suerte, tras estas dos actuaciones, Jagger dejó aparcado el cine, y más allá de algunos picoteos fugaces, casi se podría decir que lo dejó para siempre.

Otro cartel, menos pop, y más explícito de lo que la peli desarrolla...

Otro cartel, menos pop, y más explícito de lo que la peli desarrolla…

“Performance”, el título, juega con la palabra “performer”, que en slang era un quinqui, un mafiosete del East End de Londres. Performer es también, en su acepción clásica, un artista, alguien que se sube a un escenario. Todo en la cinta tiene un doble sentido, básicamente, cómo, de una manera menos sutil de lo que pudiera parecer, comparan la vida de un gangster con la de una estrella de rock, en este caso, Turner, un sosias de la imagen que Mick Jagger proyectaba en esa época, a finales de los 60s.

El argumento nos presenta a Chas (James Fox), un relamido gangster londinense, de traje estupendo, afeitado perfecto y zapatos relucientes, extremadamente violento e implacable, que cae en desgracia en el seno de su organización y debe huir. Casualmente, se esconde alquilando una habitación en la casa de un rockero, Turner, quien vive con su novia, Pherber, interpretada por una guapísima Anita Pallenberg, y una amiga, Lucy, otra belleza, aunque muy diferente a la Pallenberg, interpretada por Michèle Breton. Lo que al principio es un contraste entre ambos personajes, Chas y Turner, y una cierta animadversión, se tornará en el encuentro de más puntos comunes de los que esperaban.

Mick Jagger, Michèle Breton y Anita Pallenberg. Con ellos, llegó el escándalo...

Mick Jagger, Michèle Breton y Anita Pallenberg. Con ellos, llegó el escándalo…

Lo diré aquí y ahora: en esta cinta, Mick Jagger está para pegarle un buen par de hostias, en un plan estrellón arrogante y ridículo. Cosas de la época, y de las sustancias, claro. En esta época es cuando a Mick Jagger se le va pasando la etapa mesiánica y entra en la megalomanía de la superestrella que todo lo hace bien, y que sólo merece rodearse de gente tan rica, famosa y molona como ella.

mm

Imagen gratuita de la Pallenberg en pelotas.

Muchas son las historias que se cuentan sobre esta “Performance”. Por ejemplo, parece bastante contrastado que Anita y Mick follaron durante el rodaje. Recordemos que en esa época, Anita ya estaba con Keith Richards. Hay dos versiones, la de que fueron sorprendidos en faena, y la de que la propia escena de sexo de la cinta, es real. Según Tony Sánchez, aún estando con Brian Jones y con Keith Richards, Anita Pallenberg siempre estuvo colgada por Mick Jagger.

Chas, un violento hijo de puta con clase...

Chas, un violento hijo de puta con clase…

Precisamente, estas escenas tan explícitas de sexo y consumo de drogas generaron bastante controversia en su época. Así mismo, la carrera de James Fox (que interpretó a Chas), que parecía incipiente pero directa al estrellato, se truncó a partir de esta cinta, porque tras la muerte de su padre, decidió dejar el cine para hacerse pastor evangélico. Ya sabéis, de esas, digamos, cosas raras que ocurrían cuando los Stones andaban de por medio. Fox estuvo hasta mediados de los 80s alejado de las pantallas.

No pasará a la historia como un peliculón, aunque tiene sus seguidores acérrimos, como cinta de culto. Para los fans de los Rolling Stones, obligatoria.

Canciones:

Phoenix: “Lisztomania”

Mick Jagger: “Memo From Turner”

Delta 72: “Incident @23rd”

09
Dic
11

Madonna: SEX

La memoria tiene unos mecanismos francamente difíciles de descifrar. Sea lo que sea, y no sé (ni estoy seguro de querer saber) por qué, me acordé el otro día del libro SEX de Madonna. He tenido que tirar de mi ingente servicio de documentación (catorce monos que tengo amaestrados haciendo búsquedas por Wikipedia) para sacar algún dato más o menos fidedigno, cubriendo así esos vacíos y esas zonas grises que dejaba mi cabeza.
¿Recordáis aquello? Era 1992 cuando se publicó, y bueno, provocó todo un escándalo. Si se le echa una ojeada a los contenidos, hoy, casi veinte años más tarde, resulta tremendamente llamativa la inocencia de esa sociedad que se las daba de moderna pero se escandalizaba por imágenes como las que contenía el librito de marras. Al parecer, tanto ese libro como el disco que Madonna publicó ese año, Erotica, así como la actitud que tomó en esa época, convirtiéndose en algo así como la guarra oficial del pop mainstream, le pasó bastante factura a la diva. Y sin embargo, queridos y queridas, ese libro de fotografías eróticas vendió la friolera de 1,5 millones de copias, 150000 el primer día de su edición, y eso a 50$ que costaba en USA.
Está claro que Madonna era una estrella conocida por cualquier persona en este triste país, y su movimiento comercial llegó a ser lo que hoy se conocería como un “trending topic” de Twitter. Por supuesto, nada de lo que mostraba en esas imágenes era especial ni novedoso, pero sí lo era fuera de un circuito más o menos underground. Yo era un preadolescente (o adolescente? Dónde está el límite?) calenturiento y aquello, claro, me llamaba la atención. Recuerdo haber ojeado, a escondidas, algunas imágenes del libro en la Virgin MegaStore que había entonces en el Passeig de Gràcia de Barcelona. Por cierto, algún día tendría que hablar de esa tienda y de la de ratos que me pasé en ese lugar, hojeando libros, mirando CD’s y escuchando música.
De esta guisa se presentaba Madonna en la portada de aquél lejano número de Primera Línea
Volviendo a Madonna y el contenido de su SEX, recuerdo haber visto algunas de las imágenes que lo ilustraban, en un número de la revista Primera Línea, que presentaba un reportaje al respecto (con una de esas fotos en portada) y que unos amigos compraron, a escondidas y avergonzadísimos, como si estuvieran comprando coca. Y lo primero que pensé fue que se trató de una considerable decepción.
Por supuesto, en aquella época comenzaba a consumir un poco de erotismo y de porno, a partir de alguna revista que pasaba de mano en mano (viva la higiene, prefiero no pensarlo mucho) entre los compañeros de clase, también a partir de series y películas eróticas como La Serie Rosa o Calígula. Cualquier película española de esas en las que se veía carne y pelo, así mismo, servía. Y algo, un poquito, de porno en forma de cintas tralladísimas VHS que no se sabe cómo, aparecían en las manos de algún niño del cole e instituto y rondaban por todos los aparatos de vídeo de los alumnos.
Claro, la decepción venía cuando veía aquellas imágenes de Madonna en lencería, fusta en mano, en blanco y negro o tocándose frente a un espejo, pero en las que, maldita, apenas enseñaba nada. A ver, en esa época yo quería ver penetraciones, felaciones y desnudos frontales. ¿Insinuar? ¿A quién le interesaban las insinuaciones? ¿Y aquello realmente era tan escandaloso? Si no se le veía nada… recuerdo incluso cuando me dijeron que una conocida, ruborizada, pilló el libro escondido en el cajón de un despacho de su padre. Evidentemente, esto, leído por cualquier menor de 20 años, que con doce añitos ya se han cansado de ver dobles penetraciones en Internet, puede llegar a resultar hilarante. A mis miles de lectores que no vivieron el Mundial de Italia’90, no me lo tengáis en cuenta.
Madonna y Naomi disfrutando de un soleado día en la piscina…
Lo curioso es que he estado viendo las imágenes del libro SEX, fácilmente localizables en la red, antes de escribir estas líneas, y me han parecido mucho más excitantes hoy en día que por aquél entonces. Supongo que con 11 o 12 años, lo que quieres es ver un clítoris o una polla en la boca de una muchacha, y no te pone lo más mínimo la lencería o las imágenes sugerentes. Las fotos son, digamos, “bonitas”, en el concepto artístico de las mismas, y el uso del B/N y de la luz es excelente. El rollo es demasiado bondage y orientado a lo gay para mi gusto. Excepto Madonna, muchas de las personas que aparecen son de sexo indefinido, ellas parecen ellos, ellos parecen ellas. Pero algunas de las fotos me han puesto un poco cerdete, esa es la verdad. ¿Será que me hago mayor? ¿O será que la sobreexposición de porno, de todos los tipos, modalidades y prácticas que están accesibles con tan solo un click hace que casi no me interese? Sea como fuere, desde NDK invito a cualquiera de mis millones de lectores a que se imprima alguna de las imágenes que aparecen en ese libro y pida a Madonna que se la firme en su próxima visita de promo. Grandes risas garantizadas.
Canciones:
My Morning Jacket: “Outta My System”
Love: “A House Is Not A Motel”

Afghan Whigs: “Crazy”

28
Nov
11

Chris Isaak – Baby Did a Bad Bad Thing

De acuerdo, tal vez se trate simplemente de un calentón. Pero no me negaréis que semejante canción, sumada a esa insinuante Laetitia Casta de 1999 no es como para tenerlo… No me extraña que Stanley Kubrick tomara este tema como canción principal de su película dedicada a las fantasías, las parafilias y la relación de pareja, “Eyes Wide Shut”. Lo que me resulta extraño es toparme con una canción como ésta abriendo un disco sombrío y depresivo como ese maravilloso “Forever Blue”, lo mejor que jamás grabó Chris Isaak. O lo mismo sí, recordemos que esa colección de canciones surge de la separación del cantante con su mujer. ¿Me pongo o no me pongo a hacer conjeturas? ¿Qué os viene a la mente cuando oís este corte? ¿Y si luego dais con un resto del disco en el que todo son lamentos por la ruptura? En fin, dejaremos el momento Salsa RockSa para otro día, ¿sí? Y dejadme disfrutar de mi momento cerdete con la Casta (un apellido muy propio) luciéndose en lencería fina.

Canciones:

Led Zeppelin: “Down By The Seaside”
Jace Everett: “Bad Things”
Kiss: “God Gave Rock n’ Roll To You”
24
Oct
11

Catedrales y sujetadores

Hoy las intenciones eran hablar de otra cosa. Pero resulta que me he quedado sorprendido esta mañana al leer una noticia en El Periódico De Catalunya en la que habla de una investigación llevada a cabo en forma de tesis doctoral  acerca de edificios emblemáticos del Barri Gòtic de Barcelona. Documentada con varias fotografías de archivo que dotan de veracidad al asunto, parece ser que varios de estos edificios ni eran “góticos” ni tenían el aspecto actual que tienen. Al parecer, entre finales del Siglo XIX y principios del XX varios edificios fueron ampliamente remodelados en sus fachadas, para dotarles de un aspecto de clásica construcción de la alta edad media. Los propósitos no están muy claros, parece ser que en busca de una glorificación del los vestigios de esa época medieval en las que Catalunya resultaba ser una suerte de potencia mediterránea. También se apunta a la búsqueda de la atracción turística.
Este es el aspecto actual del templo
Lo más sorprendente del asunto resulta ser la fachada de la Catedral de Barcelona. Tal y como la conocemos, es fruto de unos trabajos que finalizaron hace tan sólo 100 años. La imaginería gótica de arcos ojivales y decoración en los mismos no forma parte del diseño original. En este momento recuerdo mis estudios de historia en el instituto, cuando se hablaba de las catedrales románicas y góticas del país, y decían que la de Barcelona era una catedral de un románico avanzado. Luego yo veía el edificio y las cosas no me cuadraban. Ahora veo la fotografía del templo a mediados del siglo XIX y comprendo lo que me decían.
Este es el aspecto de la fachada original, claramente diferente de la actual… no sé, a mí me resulta curiosísimo…
En realidad, han pasado demasiados años de la reconstrucción de la catedral como para poder sentirse, de alguna manera, engañado. La verdad no deja de ser un concepto sobrevalorado. Y una mentira repetida muchas veces se convierte en una verdad. Al final es como cuando te ligas a esa chica que tanto te gusta, y al quitarse el sujetador, te das cuenta de que se trata de una de esas prendas milagrosas que junta, realza y engaña a los hombres de buena voluntad, y esa exhuberancia resulta no ser tal. Sea como fuere, cuando emiten por televisión ese anuncio de lencería Intimissimi con esa chica fantástica y su sujetador mágico que convierte en vigilante de la playa a una muchacha cualquiera, no puedo dejar de sucumbir a su efecto hipnótico. Bendito engaño.
Canciones:
Mink De Ville: “Bad Boy”
Pearl Jam: “Crown of Thorns”
Fun  Lovin’ Criminals: “Got Our Love”
14
Jul
08

Fotos de Steve-O desnudo

Uno de mis entretenimientos favoritos en lo que a mi blog se refiere es el mirar el contador de visitas. Aparte de para tratar de satisfacer un ego demasiado grande, esa aplicación contiene una función que me encanta: las “palabras buscadas”. Es decir, buscando qué han llegado a parar a este, vuestro blog favorito, los internautas del mundo mundial. A menudo me sorprenden la cantidad de marranadas, bizarradas o incluso otras cosas rayando la legalidad que buscan algunos de los lectores que acaban en NDK. Tal vez seas . Quizás lo peor es no saber qué extraño mecanismo de Internet les conduce a estas páginas.
En alguna ocasión hablé de que uno de los términos más buscados y que por alguna extraña razón que no acabo de comprender, eran reconducidos a este, vuestro blog, era “fotos de Harvey Keitel desnudo”. En fin, fotos de ciertos personajes desnudos son destinos favoritos de algunos de vosotros, mi fiel sector cerdete, que llegan aquí por casualidad. No os preocupéis, también sois bienvenidos. En fin, en los últimos meses me sorprendía encontrarme con gente que llegaba en busca de “fotos de Steve-O desnudo”.

Steve-O, el primero por la izquierda. Quien sabe, igual bajo el fundido en negro se encuentra su cuerpo en pelotas. Amigo buscador, deja que tu imaginación haga el resto.

Partiendo de la base que no tengo colgada ninguna foto de Steve-O, ni desnudo, ni vestido, ni lo menciono, en fin, la cosa se complica. Pero así está el tema, no hay que darle más vueltas. Yo conocía a un Steve-O. Se trata del primer batería de mis adorados Fun Lovin’ Criminals. Miembro fundador del trío, Steve Borgovini, que así era su nombre real, abandonó el barco en 1999. Parece ser que lo abandonó por propia voluntad, aunque no está claro. Huey Morgan, líder de la banda, despachó el tema con un lacónico “went a little crazy and departed to Peru”. Lo que quiera que signifique. Tampoco es que fuera un batería irremplazable, o un derroche de carisma. Sí tenía cierta afición a realizar llamadas obscenas, hechos por los que fue condenado en cierta ocasión, lo cuál, ya me perdonaréis la frivolidad, tiene su gracia. Un tipo cachondo y elegante, como no podía ser menos en este genial combo. Pero claro, de ahí a que haya gente buscando sus fotos en cueros, va un trecho.

La realidad, me temo, es más prosaica. No, de repente no hay una horda de fans histéricos de Fun Lovin’ Criminals dispuestos a buscar hasta las intimidades más recónditas de un ex-miembro de la banda. No. Acabo de descubrir que en el popular programa Jackass, hay un tipo que también se llama Steve-O. No lo sabía, no veo ese show. Pero lo más seguro es que el tipo de quien la gente busca fotos en porretas para acabar en NDK no es el batería de una de las mejores bandas de los últimos 15 años, sino un pobre diablo de la tele. Decepción.

Canciones:

Def Leppard: “Love Bites”
Fun Lovin’ Criminals: “Runnin’ for cover”
Pearl Jam: “Once”

08
May
08

Hamburgo

El otro día estaba viendo el primer capítulo de la serie de documentales The Beatles Anthology, una verdadera delicia para cualquier fan, y me trajo a la cabeza recuerdos. Recuerdos debido a la narración de la etapa en que los Beatles, antes de ser ese monstruo mediático pop en que se convirtieron con la salida del single “Please, please me”, pasaron tocando en los tugurios de Hamburgo. Y recordé esa ciudad. Diablos, una gran ciudad!!
Hamburgo probablemente carezca de la fama y el prestigio de otras grandes ciudades europeas en general y alemanas en particular. No tiene esa aureola cool de Berlín, ni cuenta con la fama de Munich y su Oktoberfest. Ni falta que le hace. Hamburgo es una ciudad muy peculiar, de contraste entre una mentalidad cerril y cuadriculada más típicamente alemana combinada con un golferío y una fiesta como probablemente no haya en el resto del país. Y es que Hamburgo es el puerto más importante del país. Y eso, quieras que no, marca.

The Beatles en Hamburgo… gran imagen para un grupo… unos rockers!!

Aunque no limita con el mar, está a orillas del Elba en su desembocadura, que es totalmente navegable por todo tipo de barcos grandes. Claro, donde hay un gran puerto, hay muchos marineros. Y donde hay muchos marineros, hay tabernas, bares, alcohol (y otras cositas) y prostitución a mansalva. En ese sentido, en Hamburgo se respira un ambiente liberal en aspectos de sexo. Hamburgo es una ciudad repleta de sex-shops, abiertos 24 horas al día, bares de striptease y prostitutas. Ahora es muy fácil, Alemania legalizó la prostitución hace cosa de un par de años, o algo así. Pero cuando yo anduve por ahí, no os creáis que esos negocios eran una cosa de tapadillo.

Hamburgo es ante todo también una ciudad industrial. Durante unos cuatro años trabajé en una empresa con sede en esa ciudad, y por lo tanto, varias veces al año viajaba hacia allí. Y me gustaba ese aire canallesco de su zona portuaria y también de su barrio tabernero por excelencia: St. Pauli. Cruzado por su arteria principal, Reeperbahn, allí es donde se concentra todo su romanticismo marinero, hablando en plata, un barrio repleto de tabernas, discotecas, teatros, bares y sí, lo habéis adivinado, también sex-shops, locales de striptease y prostíbulos. Manteniendo su aspecto algo sórdido, pero sin llegar a resultar desagradable o poco recomendable andar por ahí. Desde luego, hay putas, borrachos, homeless y freaks varios, pero también cientos de miles de alemanes con ganas de beber y pasárselo bien.

Reeperbahn

Hamburgo es una ciudad que como casi toda Alemania cuenta con clubes techno, pero también es una ciudad que rockea. No en vano los Beatles, como muchos otros grupos británicos de primeros de los 60’s, curtieron su estilo tocando duro para los marineros en locales como el Club Kaiserkeller. Así, discotecas y pubs que pinchan rock todavía abundan por la zona. Recuerdo una noche de fiesta con otros compañeros españoles, bailando y cantando “Entre dos tierras” de Héroes del Silencio como si nos fuera la vida en ello, en un estúpido instinto de patriotismo estúpido, por aquello de que Zaragoza está más cerca de Barcelona, por aquello de entender algo en esa noche sin tener que pensar en inglés. Una buena noche. Después, un tentempié de madrugada en alguno de los inevitables e innumerables locales de comida turca, y a dormir, que el sol sale antes en esa zona.

En fin, cuando se viaja a Alemania muchas veces se piensa en los clásicos, Berlin, Munich, Colonia, Frankfurt… mi recomendación es no dejar pasar unos días en Hamburgo, poder ver una ciudad renacida de sus cenizas (no en vano la 2ª Guerra Mundial destrozó el 70% de la ciudad) y disfrutar de algunas noches de diversión.

Canciones:

The Beatles: “Twist & Shout”
Scorpions: “Rock you like a hurricane”
R.E.M. : “Sing for the submarine”




septiembre 2017
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Sígueme en Twitter

Categorías