Archivo para 26 febrero 2010

26
Feb
10

Amazing

No es que quiera ponerme en plan pesadito, pero lo cierto es que ya avisé, una excusa de mierda como otra cualquiera, pero ya lo avisé. Es como si digo “voy a pegarte una colleja” y cuando te suelto la hostia, no puedes enfadarte, porque ya te avisé… en fin, ya el caso es que ya os avisé de que estaba pasando por una fase Aerosmith muy acusada, y aún a riesgo de que ciertos fans cerriles me tachen poco menos que de hereje, no puedo evitar recordar esos videoclips que grabaron para los singles de “Get A Grip”, disco con el que yo, y millones de chavales europeos descubrimos a Aerosmith. Porque sí, antes la MTV había machacado el tema con Run DMC, pero quién tenía MTV a finales de los 80’s?

Porque queridos, ese disco vendió más de 20 millones de copias. Los datos no son fiables, cosas de internet, algunos dicen 20, otros dicen 20… pero sólo en USA, llegando a los 26 millones en todo el mundo, otros hablan incluso de 40 millones. Qué más da, el caso es que vendieron una cantidad brutal de copias, lo cuál no es significativo de calidad, claro, pero sí de popularidad: en 1993, año de publicación del disco, ni siquiera el grunge pudo con ellos.

Claro que las cosas como son, gran parte de su popularidad se debe a esos videoclips, por aquél entonces innovadores a nivel estético y técnico, y que sirvieron para popularizar a Alicia Silverstone y a Liv Tyler.

Ahhh, Alicia Silverstone, qué guapa estaba en esos vídeos de Aerosmith. Cómo se podía ser un chavalín y no enamorarse de esa chica???

“Amazing” fue el 4º single de ese disco, tras “Livin’ on the Edge”, “Eat the Rich” y “Crying”, y es una canción compuesta por Steven Tyler y Richie Supa, que era uno de esos compositores profesionales con los que trabajó Aerosmith a partir de los 80’s, con la salvedad de que Supa era amigo de la banda desde los primeros tiempos. Un tema extraño en Aerosmith, una balada atípica, con esas cuerdas sintetizadas. Pero veamos el vídeo, y luego seguimos hablando:

Cómo no iba ese vídeo a enganchar al adolescente Kar??? Si era su sueño, y el de casi cualquier zagal de su edad. Soy un chico freak, feote y desastrado, que me arrastro por mi habitación llena de inmundicia, pero amigos, tengo un as en la manga… gracias a mi aplicación informática (ah, porque no os lo había dicho, además soy un geniecillo en potencia, lo que pasa es que sólo lo aplico para cosas raritas) puedo elegir a la preciosidad despechada del vídeo de Aerosmith y embarcarme en una fantasía de chico-conoce-a-chica-tía-buenorra-la-vacila-y-se-la-liga-demostrando-lo-molón-que-es.

Tomemos una imagen guapa, para empezar, fuera ese grano asqueroso… y esas chollas, probemos con un peinado modernito… hummm… gafas de sol, claro, y una moto: nada les pone más que una buena moto y una chupa bonita.

“Yeah, it’s amazing… and I’m sayin’ a prayer for the desperate hearts tonight”, canta Tyler, y bien, yo soy uno de esos corazones desesperados. Entiéndase corazón como un eufemismo romántico para referirnos a una líbido sobresaturada de hormonas revolucionadas.

“Life’s a journey, not a destination”… sí, un poco de positivismo siempre va bien para el adolescente, lleno de dudas, contradicciones, ansiedades y bajones… un poco como tener 30 años, pero con granos.

Y allí estoy yo, con mi moto, y allí está ella, tirada en una polvorienta cuneta, pero dejemos el polvo para luego y súbete a la moto, guapa. Es más, es mi fantasía virtual, y aunque Alicia está muy guapa con tejanos y la camisa de leñador anudada a la cintura, por qué no probar con un vestidito y unas botas?

Evidentemente, tan sólo unos segundos hacen falta para que se derrita y se lance a besarme como si le fuera la vida en ello. Y como soy el motero más chulo de mi barrio, me enrollo con la Silverstone mientras conduzco, chúpate esa, Dirección General de Tráfico. Y como ya está a mis pies, aunque me quedo sin gasolina, ya no importa, hacemos autostop y nos recoge una avioneta, antes muerto que sencillo.

Al final, siguiendo con ese mensaje positivista, resulta que también ella está fantaseando conmigo, es en plan, tranquilo, chaval, que probablemente también esa chica que te gusta también está pensando en ti, pero es demasiado tímida como para decírtelo. A los Aerosmith, Dios les perdona las mentiras.

En fin, lástima que los sueños, sueños son, y las fantasías podían ser virtuales, como en el videoclip, o fantasías corrientes y molientes como las que tenía yo, que me funcionaban bien, aunque diablos, hubiera matado por tener esa dichosa aplicación informática.

Canciones:

Aerosmith: “Amazing”
Fundación Tony Manero: “Supersexy girl”
Chris Isaak: “Solitary Man”

24
Feb
10

Aerosmith y Lynyrd Skynyrd

Estoy acabando la lectura de “Walk This Way”, autobiografía de Aerosmith que publicaron, junto con Stephen Davis (“El Martillo de los Dioses” y muchos otros) en 1997. La fase Aero que estoy pasando es muy potente, claro, y sobretodo cuando leí que había una fecha de concierto de Aerosmith en Barcelona tan sólo 3 días después de Kiss… estoy hiperventilando!!! A Aerosmith los vi por primera y única vez hace unos años, tantos como 11, en un fantástico doble cartel junto a Black Crowes, y lo he dicho mil veces, a pesar de que se suponía que los de Boston venían en una decadencia que pocos nos pensábamos que iba a ser tan larga y tan acusada (acababan de publicar el flojísimo “Just Push Play”), se marcaron un concierto en el que si habláramos de boxeo, se podría decir que ganaron por puntos a los Crowes.
A partir de esa época, los Aero han pasado fases entre malas y muy malas, y casi parecía que no podían estar peor, cuando hace unas semanas se decía, se comentaba que Steven Tyler estaba fuera de la banda y que Joe Perry se planteaba seguir con otro cantante, barajandose nombres como el de Lenny Kravitz (un tipo que no me parece ni mucho menos tan chungo como gran parte de la parroquia rockera suele considerar, pero vamos, a Tyler no le llega ni a la suela de las botas). Pero mira por dónde, no sólo hacen su primera gira europea en años, sino que la hacen con la formación completa y pasan por mi ciudad.

33 años han pasado, y están de vuelta

Seguramente, si se hiciera una ampliación de la biografía incluyendo la etapa 1999-2010, saldrían a la luz tantas anécdotas escabrosas como para llenar tres semanas de “Salvame”. Cuando acabe el libro, seguiremos hablando de Aerosmith, pero quería relatar una anécdota que se cuenta, y que no había oído nunca. La relata Zunk Buker, amigo de la banda desde sus principios, y de esa clase de personajes que con la coña de la amistad, rodean a los grupos haciendo de pipas, de conductores, de seguridad, de camellos, de lacallos y cualquier otra forma de malvivir.

Resulta que el padre de Buker, en los 70’s, era el piloto y responsable de los desplazamientos en avión de Aerosmith. En 1977, le ofrecieron contratar en alquiler un avión baratillo para la gira de verano. “Está estupendamente” decían, “puede llevar a la banda donde deseen”. El tipo revisó el avión y decidió negarse a contratar ese aparato, lo que le llevó a una discusión importante con el contable de la empresa de management de Aerosmith, Leber & Krebs, ya que utilizar ese avión le suponía un ahorro de 30000$ para la gira. El padre de Buker insistió una y otra vez, y se negó a usar ese aeroplano de un modo tan vehemente que al final se salió con la suya: Aerosmith contrató otro avión.

Finalmente, 3 meses más tarde, el 20 de Octubre de 1977, ese mismo avión se estrelló en el Mississippi con Lynyrd Skynyrd dentro.

Canciones:

Christina Rosenvinge: “Negro Cinturón”
Aerosmith: “Back in the Saddle”
Mark Lanegan: “Hit the City”

20
Feb
10

Sueños 2010: Inauguramos temporada

Hace ya tiempo que no relato ningún sueño, y no me refiero al sentido metafórico de la palabra, sino a los sueños de verdad, de los que pasan por nuestra mente mientras dormimos. Últimamente sueño mucho, y aunque habitualmente esas circunstancias suelen dejarme sensaciones más o menos angustiosas, no ha sido así esta semana. Me despertaba, probablemente con la cabeza poco despejada después de esas vivencias oníricas, pero no con sensación de poco descanso. Sin embargo el sueño de anoche supera la tónica de rareza de las últimas noches, y hoy sí me he despertado desconcertado. En fin, que supongo hubiera sido mejor escribir estas líneas recién despertado, por aquello de que los ejercicios de memoria nunca han sido lo mío, pero bueno, ahí va:
Entro en un bar de copas. No uno de esos bares de copas de rollo moderno y cool, sino de un bar, casi diría tasca, tirando a cerduno, de esos que suena rock y hay posters amarilleando en las paredes y puedes beber cerveza, calimocho (ver apunte #1) y comer algún bocata o una ración de patatas fritas aceitosas. Seguramente he estado ahí, pero no lo sitúo. Tiene pinta de ser uno de los locales de Poble Nou de Barcelona, pero no lo sitúo. En fin, volvamos al sueño. Entro y me siento en una mesa, me pido una cerveza y estoy allí, simplemente, sentado. No hay nadie más en la tasca.Al poco, entra en el local Chris Isaak, no va muy elegantemente vestido, pero como siempre, lleva ese fantástico tupé y de pese a la camisa de cuadros, tiene el porte de la estrella que es. Va con dos chicas. Le miro y le reconozco, pero extrañamente no actúo como un fan histérico, no le persigo cado movimiento que hace con la vista, ni intento decirle ninguna chorrada. Los tres (Chris Isaak y las chicas) se sientan en la mesa de al lado. Al poco, los tres se levantan y vienen a mi mesa. El tío tiene ganas de hablar, y comienza una conversación agradable conmigo, nada profundo, pero me dice que está un poco agobiado de gente que no le deja tranquilo, que no para de mirarle, o que le agobia con el rollo fan. Estamos un rato charlando banalidades, acabo mi cerveza y me voy, sin más.

Mi colega Chris

Tengo la sensación de que he quedado con alguien, y voy caminando por algún lugar que no reconozco, pero ya es de noche. Entonces me topo con el rey Juan Carlos I y su esposa, que resultan ser los que me estaban esperando. En realidad no tiene la imagen del rey, sino que es Lluís Homar caracterizado como Juan Carlos I para esa peli. La reina permanece en segundo plano, pero con ellos vienen sus dos hijas. En mi sueño, sus dos hijas no son las mongólicas infantas de España, sino dos guapísimas gemelas que apenas deben tener 18 años, ambas llevan un vestido primaveral y no llevan ropa interior.

Rockin’ with the king

Los cinco nos vamos paseando por una zona de copas, ahora parece una de esas zonas de terrazas pijas que suelen haber en los puertos o en las riberas de los ríos. Creo que es la de la zona del Tíber en Roma, pero ya se sabe cómo van esto de los sueños, nada es lo que parece. El rey-Lluís Homar no para de parlotear conmigo, se pone algo pesado, pero le aguanto el rollo amablemente, me sabe mal por él, y además, me interesan sus hijas, que van detrás cuchicheando. En un momento de la noche me encuentro a un amigo que hace un par de años que no veo, un tipo que ya tiene una familia y con el que trabajé en el pasado. Me saluda con un abrazo, sin reparar ni en mi real acompañante ni en las gemelas. Me recomienda que vayamos a un local muy guapo, del que me da referencias.

Un imprescindible de Los Angeles

De este modo, nos vamos hacia ese local, y cuando lo encontramos, tiene pinta de ser una sala de conciertos, parece el Wisky A Go-Go de Los Angeles, pero tiene también piso de abajo. Está todo oscuro, suena rock n’ roll y vuelven a haber posters. Entro con las gemelas, por alguna razón los reyes no entran. Luego bajo al piso inferior, las gemelas se han quedado arriba. Abajo no hay nadie, sólo yo en la pista, las paredes oscuras y los posters mugrientos…

Y ya está. Ahí me desperté. Lo de la presencia del rey Juan Carlos I con el aspecto de Lluís Homar lo entiendo, ya que me quedé dormido en el sofá mientras veía en la tele la película esa del 23F. Lo de Chris Isaak debe ser la ansiedad por estar atento a cuando salgan las entradas de su concierto a la venta. De lo demás, prefiero no hacer interpretaciones.

apunte#1 –> beber calimocho en un bar es algo tristísimo. El calimocho tiene que ser “homemade”, y beberse en la calle, o en su defecto, playa, parking o camping. Y debería estar prohibido para mayores de 25.

Canciones:

Chris Isaak: “Beautiful Homes”
The Answer: “Dead of the night”
Soundgarden: “Pretty Noose”

15
Feb
10

Jitazos Fugaces. Hoy… Mo Solid Gold

Es hora de recuperar viejos clásicos de NDK, que ya va de camino de convertirse en un viejo clásico de por sí. Y si alguna sección se ha convertido en un viejo clásico en este blog, con permiso de las andanzas de Kar el Paleto por esos mundos de dios, es la mítica “Jitazos Fugaces”. Más de un año ha pasado desde la última incursión que realizamos juntos en el mundo de los Jitazos Fugaces, y lo cierto es que este más-de-un-año sí que se me ha hecho jodidamente fugaz. En fin, dejemos los tópicos del tempus fugit para otro momento y adentrémonos una vez más en el apasionante mundo de los que lo rozaron con la punta de los dedos y al final se les escapó, de los que le dieron un lametazo a la bola de helado y ahora miran cómo está caída y espachurrada en el suelo, de los que nadie recuerda su nombre aunque podrían tararear su canción.Ahhh, Mo Solid Gold. Desde luego, es un nombre bonito para una banda. Suena muy bluesero, especialmente por el uso de la contracción en argot (Mo = more). Cómo han llegado estos Mo Solid Gold a mi memoria, de ahí a mi iPod y de mi iPod a ocupar un espacio en NDK por el que Matt Sorum mataría? En fin, no hay nada como un cambio de estanterías para aprovechar y poner un poco de orden, y no hay nada como tratar de ordenar para darse cuenta de la cantidad de basura que acumulamos, cómo unos afectados por Síndrome de Diógenes cualesquiera, o por lo menos así me ocurre a mí. Entre toda mi basura encontré un montón de CD’s grabados con compilaciones de canciones que me iba bajando de aquí y de allí.

Imagináos, para un freak como yo, de repente, el acceso vía internet a casi cualquier canción que escuchara o recordara haber escuchado, era una bendición. Ponía Napster (alguien lo recuerda hoy en día?) o el genial Audiogalaxy a trabajar, y en cuestión de un par de días, la cancioncilla estaba allí, para mi uso y disfrute. Y de ahí a parar a un CD iba lo que tardaba en recopilar 13 o 14 canciones más. Así, de aquella época tengo decenas de CD’s, algunos tienen nombres, otros incluso el listado de canciones anotado. Otros no tienen absolutamente nada, y sé que están grabados cuando la cara posterior presenta los surcos en un color más mate. Y lo que entonces consideraba como una vagancia supina, no escribir ni tan siquiera una referencia de lo que hay dentro del CD, hoy en día es un momento emoción que ríete tú de los Kinder Sorpresa. Lamentablemente, aprendí una lección: los CD’s grabados se degradan. Los originales, si están medio bien cuidados, generalmente no. Pero los grabados, especialmente si uno compraba los CD’s vírgenes al precio más barato posible, tienen una vida limitada, y se degradan, esperando inútiles su muerte. Como los seres humanos, más o menos.

Y fue en uno de esos CD’s grabados donde me topé con estos Mo’Solid Gold. No esperéis gran información al respecto. No la tengo, lo siento. Ni siquiera aparecen en Wikipedia, y amigos míos, todo el mundo sabe que lo que no aparece en Wikipedia, directamente, no existe. O sí? En fin, si hemos de tirar de memoria, lo tenemos chungo. Recuerdo este single, “Personal Saviour”, sonando en alguna radio, cuando apenas ya no escuchaba la radio, debe hacer como unos 10 años. No puedo dar ninguna apreciación más. Como buen investigador (tiembla, Holmes), me dedico a rastrear l’interné en busca de datos y veo una reseña de un concierto en alguna página algo cutrilla. Un concierto del 26 de mayo. Lo que no dice si fue 26 de mayo de 2001, de 1986, o de 2010. Cosas de la sociedad de la (des)información.

Me quedo, sin embargo, con un dato anotado, que sólo puede ser fruto de la pasión de fan o de una copia indecente de una nota de prensa poco escrupulosa: “son la fusión imposible de los Stooges, D’Angelo y Prince, añadiendo a todo ello la enrgía a raudales del James Brown más salvaje. ” Toma ya. Y se quedan tan anchos. En su defensa comentaré una cosa, a pesar de que muchos de los Jitazos Fugaces que he ido comentando con el tiempo no pasan de la anécdota graciosa, de ser un fruto de su época o directamente del esperpento, este “Personal Saviour” es una gran canción. Y me pregunto si realmente sí que me estoy perdiendo algo interesante. Quién sabe.

Os diré lo poco que he podido recabar sobre Mo Solid Gold, que resultaron ser la última reencarnación de una banda británica de mediados de los 90’s, aupada por la entonces poderosísima prensa musical inglesa, en este caso el NME, como hype del momento, unos tales These Animal Men, de quienes al muy poco tiempo, incluso sus padrinos NME acabaron renegando. Triste panorama. Y con el nuevo milenio, se ponen un nombre más molón y cambian su cantante por un pedazo de negro que responde al nombre de K. Y se marcan este Jitazo que rezuma soul por la vía británica del asunto, con cierta aureola, por qué no, de mis queridos Ocean Colour Scene, y también de los The Make Up.

En fin, poco más puedo aportar, salvo que como vinieron, se fueron, casi sin dejar rastro, ni siquiera un rastro digital: la página http://www.mosolidgold.com ya no existe. De modo que creo que ni siquiera la SGAE os dirá nada si os pilla bajandoos este “Personal Saviour” sin pasar por caja, piratones. Enjoy it.

08
Feb
10

Peter Fonda y la Teletienda

El otro día, cuando hablaba de Dennis Hopper, mencioné también (y como parece no poder ser de otro modo) a Peter Fonda. Dennis y Peter, Peter y Dennis… creo recordar que tras la resaca de Easy Rider y de The Last Movie, siguiente película de Hopper como director y que Fonda protagonizó, ambos actores, otrora colegas de farras, excesos y antisistemas variados, acabaron teniendo una relación muy agriada.

En fin, que al final la vida coloca a las personas donde se merecen, o tal vez no, y sin embargo, parece claro que el talento lo tenía Dennis, mientras que Peter, diablos, menuda imagen tenía el jodido Capitán América.

Un tipo peculiar, Peter Fonda, hijo del mítico Henry Fonda y hermanísimo de Jane Fonda, quien a los once años tuvo una especie de accidente con una pistola, y se disparó en el estómago, dejándole al borde de la muerte. Durante su juventud se codeó con gente como The Byrds (a quienes consideraba amigos) y también con miembros de los Beatles, como Lennon o Harrison. Ya entonces le iba el rollo drogota, básicamente LSD, y el llevar una vida hippiosa y de lo que entonces era considerado antisistema.

Su carrera previa a Easy Rider fue bastante discreta, y también la posterior. Y ello entronca con el verdadero lei motiv de esta entrada: Peter Fonda fue, a partir de 1969, el motero rebelde y hippy por excelencia. Son sambenitos que supongo que resultan difíciles de quitarse de encima. Pero me entristeció, hace un par de años, verle de esta guisa en la tele americana:

Sí, era un anuncio, al fin y al cabo, pero por lo menos decente y con mejor gusto que la teletienda de su colega de peli. Está claro que si nos ponemos en plan crítico, más de uno y más de dos iconos de esa época han sucumbido a los encantos de una publicidad dirigida generalmente a un público que seguramente los idolatró en juventud y tienen cuartos que gastar en su, digamos, madurez. Y entiendo que para muchos de ellos, el maletín de dólares que les pusieron sobre la mesa era de los que pesaban. No es que me guste, pero puedo entenderlo. Lo que me resulta triste es la cutrez de la mierdosa teletienda de Peter Fonda. Supongo que el tren de vida no se mantiene solo, que la herencia de papá ya se ha ido por la borda, o por el tabique nasal, y que en el cine del siglo XXI ya no hay mucho lugar para Fonda, y que claro, el dinero fácil es lo que tiene, que es fácil. Te pones la dichosa chupa, anuncias unos CD’s y hale, a recibir cheques. No me hagáis caso, son sólo rabietas de mitómano.

Canciones:

Chris Isaak: “Can’t do a thing (to stop me)”
Speritual Beggars: “Per Aspera Ad Astra”
Christina Rosenvinge: “Anoche (el puñal y la memoria)”

05
Feb
10

Cronicas de San Diego

Como se que os gusta verme sufrir por esos mundos de dios, rufianes que leeis estas lineas, os dire que una vez mas, vuestro amigo Kar postea desde un aeropuerto. Y no, el teclado no tiene acentos. Cosas de los USA. Lo mas cercano a un acento tal y como lo conocemos en casa es (y usemos una palabrilla acentuada) esto: “cami`on” … o esto: “cami’on”. Como quiera que ninguna de las dos me acaba de convencer, dejaremos el tema sin acentos (o sin tildes, como me decian en el cole).
Ahora mismo son las 19’15 hora local, 4’15 del dia siguiente (viernes) en Barcelona. Mi vuelo de Los Angeles a Londres se retrasa como una hora y cuarto, lo cual me impide coger mi conexion de Londres a Barcelona. Para colmo, todos los vuelos directos de Londres a Barcelona de British Airways o Iberia estan llenos (???), por lo que la unica opcion es recolocarme en un Londres-Madrid y luego tomar un Madrid-Barcelona. A que mola?
En fin, lloriqueos aparte, lo cierto es que no me puedo quejar mucho de este fugaz viajecillo a mi ya querido San Diego. Claro que este punto lo confirmare manyana (no, tampoco hay enyes) una vez haya aterrizado en Barcelona, entero y con todo mi equipaje.
Durante el viaje de ida recupere el episodio final de Los Soprano, que lo ofrecian en el menu del avion, y me gusto tanto como la primera vez que lo vi. Todo el mundo destaca la cancion de Journey que ilustra la magistral escena final, logicamente, por ser la escena final y por tener ese protagonismo, pero yo me sigo quedando con ese tema de Vanilla Fudge que suena varias veces durante el episodio. Llevo tarareando ambas canciones, la de Journey y la de Vanilla Fudge toda esta semana.
Y hablando de Los Soprano, la sorpresa la tuve en el punto de alquiler de coches, cuando, como el vehiculo que me tocaba no estaba preparado, me dieron un coche digno de todo un Tony Soprano, un Saturn VUE fantastico. Que yo sepa, Saturn no se vende en Europa, tal vez algunos modelos si, bajo marca Chevrolet, pero no estoy muy seguro. En fin, el caso es que yo y mi coche molon enfilamos hacia San Diego. De LA a San Diego hay 190 km, lo que ocurre es que segun a que horas se haga el trayecto, el trafico es poco fluido, y tarde bastante. Y si consideramos que cogia el coche a las 2 de la madrugada, hora espanyola, estaba bastante cansado para conducir. Aun asi, como ya me lo veia venir, me lleve unos cuantos CD’s para animarme e ir berreando las canciones en el coche, una de mis aficiones favoritas. Entre ellos, el primer CD que tuve: “Aerosmith Greatest Hits”, que recoge los jitazos de los de Boston en su etapa Geffen. Lo se, habra quien no disfrute de ello, pero personalmente no tengo problema alguno con canciones como “Love In An Elevator”, “Amazing” o “Dude, Looks Like a Lady”. Estoy, ademas, pasando una fase Aero muy pronunciada, ya que me encuentro en plena lectura de la autobiografia de la banda. Por supuesto, cuando la acabe, ya dare buena cuenta de ella en estas lineas.
Como viene siendo habitual, el primer dia el jet lag me destrozo, y como viene siendo habitual tambien en mis visitas a USA, el segundo dia por la tarde lo dedique a irme a un Outlet Mall, uno que hay justo en la ultima salida de la autopista antes de la frontera mexicana (vamos, que mejor no pasarse de salida). Lo cierto es que me comporte como una personita decente y no gaste mucho. La verdad es que apenas compre nada para mi. Resulta curioso como en California, el 80% de los camareros, dependientes, taxistas y demas son hispanos. Y todos los que veian mi procedencia (al comprar con tarjeta, o simplemente preguntaban), todos me hacian referencia al futbol y al FCB.
Pero bueno, yo creo que la parte interesante del viaje, la que gusta a la parroquia, aquella en la que Kar el Paleto hace su aparicion, ha sido esta tarde. Tenia mi vuelo previsto de LA a las 20’30, y como el trabajo estaba mas o menos apanyado hacia mediodia, a la una y media salia, ufano, en mi Saturn VUE, direccion aeropuerto de LA. El caso es que a 20 minutos de mi destino, me doy cuenta de que no he cogido nada de trafico, que son las 15’15 y ya casi estoy en LA. Por lo que la tentacion aparece, una vez mas… Por que no desviarme y hacer una parada en la tienda Amoeba Records de Hollywood, hacer unas compras y luego ir al aeropuerto? Ok, visto desde fuera, parece que tenia tiempo de sobras, pero yo no estaba seguro. El trafico en LA a partir de las tres es chunguisimo, y una fatalidad (un accidente, una obra…) me podia dejar sin vuelo y en tierra. Le di muchisimas vueltas, lo juro, pero al final, la tentacion me pudo.
De modo que a las 15’45 estaba en Sunset Blvd, enfrente de Amoeba. Las cosas iban bien, tanto que incluso encontre aparcamiento en la calle, un dolar por hora (de pago, ok, pero en LA aparcar en la calle es pura utopia). Total, que hecho un flan (por mi cabeza pasaban mil fatalidades que podian ocurrirme para hacerme no llegar a tiempo a mi avion), me digo a mi mismo que a las 16’30 debia salir, si o si, de la tienda. Como veis, precision militar.
Para mi gusto, lo mejor de Amoeba, lo digo siempre, es la seccion de segunda mano. Discos en un estado impecable a precios muy buenos. Y de esa seccion, la parte de ofertas es, sencillamente, brutal. Cientos de discos a entre 1’99 y 2’99 $, con oferta de 4×3. Por supuesto, hay que remenar y rebuscar entre la multitud de basura, y depende del dia, estas mas de suerte o menos. Hoy, que no tenia mucho tiempo, obviamente, era una locura. Discos de The Posies, de Iggy, de Jon Spencer, de Chris Isaak, de REM, de Phoenix, de Tori Amos… al final, no lo he podido evitar, he salido con 23 CD’s. Contando que el sabado anterior habia pasado por FNAC y con la conya de la oferta 4×3 (ni punto de comparacion con Amoeba, pero encomiable tambien) me habia comprado unos cuantos… esto es un desastre. Lo reconozco, ultimamente compro mas de lo que puedo escuchar, y muchos de esos discos cogeran polvo en la estanteria antes de que les pueda echar un tiento. Lo mio es ya preocupante. Pero efectivamente, a las 16’40 salia por la puerta y cogia el coche.
Entonces si que estaba nervioso, y por supuesto, el arrepentimiento y el acojone a quedarme en tierra era maximo. Y para rematar la faena, ta-ta-chaaaaan… se me enciende la luz del deposito. Claro, en realidad eran 20 km los que me separaban de mi destino, pero… que se yo, en mi coche si que controlo lo que dura la reserva, pero en un coche desconocido… opto por tirar adelante, pero a la tercera gasolinera que dejo pasar, me doy cuenta de que el riesgo que corro es demasiado grande. Total, que me paro y a toda hostia entro en la caseta y compro 20$ de combustible (esto es USA, amigos, con 20 $, unos 15 miserables euros, lleno casi medio deposito). Y al coger la manguera, la cosa no tira. Aprieto “el gatillo”, lo pruebo de todas las maneras posibles, pero nada, ahi no sale gasolina. Con cierto desespero, le pido ayuda a una pobre hispana que sale de trabajar con su traje de limpiadora puesto y todo. Supongo que mi cara es un poema, porque no se me rie, y claro, ademas, le hablo en castellano… mi “hermana de rasssa” se apiada de mi y me ayuda con la mierda del surtidor (simplemente habia que apretar un puto boton antes), mi dignidad esta ya por los suelos, de modo que solo puedo agradecerle y salir pitando.
Y oh, sorpresa, despues de la tension acumulada, resulta que la autovia hacia el aeropuerto esta bastante decente y llego con tiempo de sobras. Esto es casi increible, la jugada me habia salido redonda: salgo de San Diego a tiempo, llego a LA sin problemas, me permito el lujo de un exceso en compra de discos y soy capaz de llegar a aeropuerto y dejar el coche a tiempo. La realidad, claro, ya la he contado. No todo podia ser tan maravilloso, y a esta jugada maestra de hoy le seguira un via crucis de aeropuertos que finiquitara mas de 24 horas despues con mi aterrizaje (crucemos los dedos) en El Prat. Pero esa sera otra historia.

Canciones:

Journey: “Don’t stop believing”
Red Hot Chili Peppers: “The power of equality”
Aerosmith: “What it takes”




febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Sígueme en Twitter

Categorías