Posts Tagged ‘hoteles

03
Jul
15

Comin’ back

Hoy vuelvo a casa, por fin. Vuelvo, aunque la llegada se producirá no en un “hoy” sino en un “mañana”. ¿Y sabéis lo que no voy a echar de menos? La moqueta. La puta moqueta que me rodea, en hoteles, en aeropuertos, en las oficinas. Lo he dicho varias veces y me reafirmo, la globalización está en esos lugares, asépticos y donde resulta tan fácil perder la noción del tiempo y del espacio. ¿Dónde estoy hoy? ¿Qué día es? Esa sensación extraña de hablar con una persona que acaba de trabajar cuando tú te acabas de despertar, y con otra que se va a dormir cuando uno ni siquiera se ha sacado las legañas. Que viva el whatsapp, a pesar de todo.

Y al final, una vez más, aeropuerto de Los Angeles, LAX. Que sí, que hay muchos sitios peores en el mundo, verdaderos agujeros en la tierra. SI no digo lo contrario, de hecho, me encanta Los Angeles. Digan lo que digan, esa ciudad desprende una aureola como pocas otras.

Los Angeles (by @carloskarmolina)

Los Angeles (by @carloskarmolina)

Hoy he cumplido con lo que viene siendo para mí una (encantadora) rutina cuando viajo a San Diego, y es, previa llegada al aeropuerto LAX, sacar un rato libre para acercarme por el 6400 de Sunset Boulevard, donde se encuentra, y por muchos años que así sea, Amoeba Records. Respiremos tranquilos, sigue en pie y parece que con buena salud, y lo que es más importante, repleta de discos, no como muchas otras tiendas en las que la memorabilia, camisetas y chorraditas varias han ido ocupando ese espacio sagrado que tenían que ocupar los discos. Aquí no es así, como cantaban los Caifanes.

Me ha ocurrido una cosa curiosa. He ido a aparcar en el parking de siempre, sobretodo desde que una vez aparqué en la calle, se me pasó el la hora del parquímetro (nada, diez minutos, no más) y el Ayuntamiento de Los Ángeles me puso tal multa que seguramente la remodelación del paseo de la fama la he pagado yo. En fin, que entro al parking y me encuentro la barrera de entrada abierta. Al salir del aparcamiento, me doy cuenta de que no he tomado ticket alguno, y me deja mal cuerpo. Pero no tengo mucho tiempo, de modo que me dirijo a Amoeba. Hechas las compras pertinentes, voy a coger mi coche, y al pasar por la garita, me la encuentro totalmente cerrada, y c on un cartel: “gate is open”. De modo que he decidido salir, no sin antes revisar si había alguna cámara o sistema de captación de matrícula, o similar. No lo he visto, así que he hecho un sinpa de toda la vida. Si acabo recibiendo una denuncia del parking en cuestión, ya os cuento.

Canciones:

Guns n’ Roses: “One In a million”
Barbra Streisand: “Guilty (one in a million)”
The Ventures: “Perfidia”

Anuncios
23
Jun
15

Motel Malibu

Hace algún tiempo ya os hablé de Pablo Poveda, concretamente de la que entonces era su última novela, “Ella es Punk Rock”, podéis retomar aquella reseña haciendo click aquí. Ha llovido bastante desde entonces… de hecho, hace ya demasiado tiempo de todo, por aquí. Pero el caso es que estoy de vuelta y quería hablaros otra vez de Pablo Poveda. Porque amigos, es un tipo que está persiguiendo su sueño con pasión, y esa es una cualidad que realmente admiro en una persona. Yo estoy ahora mismo en un hotel de San Diego mientras mis 50 monos amaestrados escriben estos textos, y Pablo Poveda está en Varsovia en su propia versión de Trópico de Cáncer vía este de Europa.

Y como, aunque no lo conozco, más allá de algún contacto vía redes sociales, me cae bien, no quiero dejar de publicitar que ha publicado novela nueva, “El Profesor”, y que podéis comprarla cómodamente en Amazon, que me consta que eso de mover el culo a las librerías no os va, mangurrianes.

El Profesor está a la venta en Amazon en estos enlaces:

Amazon ES
http://bit.ly/ELProfesorESP

Amazon US
http://bit.ly/ElProfesorUS

Sin embargo no es de “El Profesor” de lo que quería hablaros, sino de otra novela previa del amigo Poveda, “Motel Malibu”. Y como quiera que de hoteles sé un rato largo (hotel, dulce hotel), tras mi flechazo con “Ella Es Punk Rock”, no pude evitar lanzarme a la lectura de esta novela, previa, de hecho, a “Ella Es Punk Rock”. Y, oh, sorpresa, nos encontramos con un registro diferente a la novela que había leído. En este caso la parte de realismo y de corte autobiográfico queda relegada a la mínima expresión en beneficio de una atmósfera onírica donde lo extraño se convierte en lo cotidiano.

Motel Malibu, en papel, como ha de ser (photo by @carloskarmolina)

Motel Malibu, en papel, como ha de ser (photo by @carloskarmolina)

Martín llega a un motel de carretera dispuesto a apartarse del mundo y a olvidar, para acabar cayendo en una espiral de personajes grotescos y motivaciones ocultas de las que sólo ella (sí, siempre hay un “ella”) parece que le puede salvar. Pero nada es, claro, lo que parece. Imaginad que os encerráis una noche con los DVDs de Twin Peaks y discos de Los Nikis sonando a todo volumen, mientras os ponéis finos a calimotxo.

No os engañaré, me gustó más “Ella Es Punk Rock”, novela con la que tuve un, como decía anteriormente, flechazo. Y sin embargo, no puedo dejar de recomendar “Motel Malibu” como una vuelta de tuerca interesante y que engancha. Yo me la leí casi de un tirón. Y en papel, por dios, no me sean modernos.

Canciones:

Neil Young & Crazy Horse: “Farmer John”

Beck: “Lost Cause”

Kiss: “Psycho Circus”

04
Feb
14

sao paulo, día 2

Hoy es lunes y esto es Alphaville, Sao Paulo. Hotel, dulce hotel. Circunstancias de la vida en la carretera hacen que hoy me haya instalado en un hotel diferente al de anoche, y que volverá a cambiar la noche del miércoles. Pero es una buena habitación, tipo apartamento, con una cocina, un saloncito, baño y una habitación con dos ridículas camas separadas por una mesita, que inevitablemente me lleva a la habitación que compartieron mis abuelos. De todas formas, no espero compañía, así que da igual.

Hace mucho calor, pero no quiero poner el deficiente aire acondicionado, porque ando cascado de la garganta, y mañana tengo bolo importante, que no quisiera hacer como si estuviera imitando a Don Vito Corleone. O a Epi. Así que aguantaremos este calor que, no os voy a engañar, me encanta. La sensación de llegar a la habitación y quitarme la ropa y pasear en calzoncillos, me ha recordado lo mucho que echo de menos el verano en casa. En alguna casa.

Y como la noche de ayer fue fatal, y estoy muerto de sueño, ni siquiera he salido. Me he permitido ese lujo de dioses que es estarme un buen rato leyendo en la cama (“La Canción de Amor de Jonny Valentine”), y luego pedir algo de comida en la habitación. Una especie de estofado de ternera, con salsa Madeira, le llaman, y unos tacos de queso provolone rebozados, que no me han gustado mucho, y que hecho eso tan odioso de pedir un plato y dejarme más de la mitad. Zumo de limón para beber, que esto es Brasil y los zumos de frutas valen la pena. No es que sea la comida más sana del mundo, pero dadas las circunstancias, por hoy, pase. Mientras cenaba, acababa de ver “El Hombre Que Mató A Liberty Valance”, y no, por favor, puristas del cine, no me den la tabarra sobre eso tan feo de ver obras de arte del celuloide en dos partes. El avión ayer tenía que aterrizar, qué le voy a hacer. No quisieron esperar a que James Stewart supiera la verdad.

Andaba escuchando algo de Daft Punk, ahora que tan rematadamente famosos se han vuelto, y se le quedan a uno las ganas de decir “yo ya los conocía antes”, pero en realidad, qué más dará. Su “Get Lucky” me parece un hit fantástico, pero es que estos gabachos ya habían demostrado su capacidad para componer canciones de esas que te hacen replantearte tu condición de rockero a la antigua usanza. Que en el fondo, no soy. Aunque la canción que me ha hecho esbozar una sonrisa ha sido su “One More Time”, que me transporta a tiempos muy divertidos. Y no me he puesto en plan melancólico. Simplemente he recordado, he sonreído, y luego he seguido a lo mío, como quien se fuma un cigarrillo y tal como se acaba, lo arroja al suelo con cierto desprecio y lo aplasta con la punta del pie.

Canciones:

Daft Punk: “One More Time”

Kaiser Chiefs: “Ruby”

Billy Idol: “Hot In The City”




agosto 2019
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Sígueme en Twitter

Categorías

Anuncios