Archive for the 'blogs' Category



18
Mar
13

lo mejor de la semana. semana 17

Una semana en la que hemos retomado dos secciones fijas de este blog, El Libro Del Mes y los Jitazos Fugaces. Podría calificarse de falta de ideas. O cuanto menos de falta de improvisación. Y esto último lo reconoceré. Será verdad que en realidad los humanos somos simios que adoramos las costumbres, y las cosas que se repiten. Repitamos, pues, como decía Ronaldinho en ese anuncio de natillas que llevaba a la ruina futbolística a cuantos futbolistas lo protagonizaban, siendo emitir el spot y  presentar un bajón cualitativo de juego, todo uno. ¿Lo recordáis? Vayamos, en cualquier caso, a lo mejor de esta semana que ha concluido:

3.- Restaurante Somorrostro: Es por todos conocido que uno de los atentados gastronómicos más habituales resultan ser esas cenas de grupo, cumpleaños o celebraciones varias, en donde el restaurante de turno ofrece un variado de picoteo inicial, y cada comensal puede elegir entre (generalmente) dos ofertas distintas como segundo plato. Habitualmente, lo mejor que se puede hacer en esos casos es merendar fuerte antes de la cena en cuestión, o acabar la noche visitando el McAuto, tras las copas. Por ello, me sorprendió gratamente el Restaurante Somorrostro, en la Barceloneta, donde acudí el sábado para una cena con un grupo francamente grande, y donde el menú, tanto el fijo como los platos a escoger, estaban más que bien. Enhorabuena. Agradable sorpresa.

2.- Jitazos Fugaces: Volvieron, una vez más, a NDK, una sección muy celebrada en el pasado, aunque algo Guadiana. La maravillosa idiosincrasia del mundo de la música. Unos días estás arriba del todo y cuando menos te lo esperas, el batacazo puede ser de órdago. Y es que no es nada extraño el toparse con una banda o artista que de repente, parece surgir de la nada con una canción, unos pocos minutos en los que concentra su arte y resulta ser su cenit creativo. Los dioses son favorables, y resulta que esa canción acaba sonando en todas las radios y el pertinente videoclip aparece en la MTV y otros programas televisivos musicales. Sin embargo, la alegría es efímera, y tan rápido como ascendió, esta banda cae en el más cruel de los olvidos. Jitazos fugaces. El circo de la música. Pasen y vean.

1.- Visitas: Quisiera agradecer profundamente a todos los que leéis estas líneas. Que sí, que yo escribo para mí mismo… y por eso lo cuelgo en una página pública de Internet… y lo publicito en Twitter (@carloskarmolina) … juas… puedo ser vanidoso pero no hipócrita, queridos míos. En lo que va de mes estamos experimentando un incremento de visitas, lo que nos lleva de orgullo y satisfacción. Y aprovecho para pediros que comentéis, que eso lo hace todo más divertido. Prometo contestar a todos los comentarios. Contrarréplicas permitidas, claro que sí.

Canciones:

Foo Fighters: “One Of This Days”

Ocean Colour Scene: “Sail On My Boat”

Eli “Paperboy” Reed: “Come and Get It”

12
Feb
13

La Ley de Susan E. Hinton (featuring Norma Jean Magazine)

Otro artículo publicado en Norma Jean Magazine:

En las últimas semanas, y en el marco de este maremágnum de la opinión de baratillo, en ese patio de vecinas virtual que es Twitter, he leído comentarios que vienen a decir algo así como que los hombres no suelen leer libros escritos por mujeres. Es decir, como si un libro escrito por un hombre es destinado a hombres y mujeres, pero un libro escrito por una mujer sólo tiene como público objetivo el colectivo femenino. La historia venía a cuento a partir de opiniones acerca de la falta de escritorAs en cierta revista cultural, creo. En fin, que se empieza por ahí, uno suelta una burrada, otra se saca la opinión sin base estadística alguna que mencionaba antes, el de más allá carga las tintas, y al final, ya sabéis, el Twitter.

Pues quisiera reivindicar a Susan E. Hinton, una escritora que no sólo fue leída hasta la saciedad por hombres, especialmente jóvenes, sino que además tuvo los arrestos de escribir libros donde los protagonistas eran chicos, chavales, proyectos de hombrecitos, que se reflejaban en sus personajes. No me diréis que no tiene mérito.

LEER MÁS

Canciones:

The Dandy Warhols: “Godless”

Neil Young: “Don’t Cry No Tears”

Marvin Gaye: “Inner City Blues”

04
Ene
13

Minoxidil times

Hace unos días os hablaba ya de Norma Jean Magazine, ¿verdad?. Bueno, éste es el primer texto que me publicaron. En aquél momento mi blog no tenía todavía esta, su nueva casa, y funcionaba con el antiguo sitio de Blogspot. Ahora que todo está en su sitio, podéis, para quien no lo haya hecho todavía desde el propio Norma Jean Magazine, ese artículo:

“Cuando comencé a leer NJ Magazine, al saber que las cabezas pensantes del proyecto estaban interesadas en recibir colaboraciones, me animé. ¿Por qué no? Luego leí un tuit en el que se rezaba algo así como “las colaboradoras de NJ Magazine lucen pelazo”. Ojo. Esa frase, aparentemente inocua, activó mis alarmas como un resorte. Pelazo. Amigas mías, soy un hombre de treinta y dos años, y expresiones como esta pueden causar temor. Porque queridas, sí, tengo pelazo. ESO QUE CONSTE. Pero, ¿por cuánto tiempo? ¿Cuánto más me perdonará la madre naturaleza, que en estas cuestiones es más bien la malvada madrastra de Cenicienta?

El mayor temor estético que un hombre puede sufrir es la calvicie. Supongo que en cierto sentido, los hombres, como colectivo, podemos sentirnos más afortunados que las mujeres, también como colectivo. Las presiones estéticas son menos. Y sin embargo, joder, qué putada es quedarse calvo.”

LEER MÁS

23
Dic
12

Pelis navideñas sin ñoñerías & Norma Jean Magazine

Hace algún tiempo comencé a leer el e-zine Norma Jean Magazine… sí, es una revista on-line principalmente orientado para un público femenino. Lo cuál, afortunadamente, no excluye al lector masculino… es más, tiene su aquél… un poco por aquello de “¿qué piensan las mujeres?”. Y hace unas semanas, tuve la oportunidad de colaborar… bueno, que alguien publique tus textos da un pequeño subidón, esa es la verdad. Afortunadamente, la cosa no se quedó allí, y unos días atrás me publicaron un segundo texto, muy acorde a las fechas navideñas. De modo que ahí os lo dejo. Que lo disfrutéis. Y no dejéis de visitar Norma Jean Magazine, podéis encontrar un enlace en las secciones de la derecha de vuestra pantalla:

“La navidad se ha convertido en un género cinematográfico de por sí, y las películas, como también la música, nos acompañan en estas fechas. Si eso es bueno o malo, no seré yo quien lo determine. Tal vez adores ver año tras año “Qué Bello Es Vivir”, pero es también posible que desees una muerte lenta y dolorosa al puto James Stewart cada vez que asoma su cara en blanco y negro por tu pantalla. Porque hace ya muchos años que la televisión tiene un peso específico  en las navidades, por aquello de las reuniones familiares en las que la tele es casi un participante más de la misma. A veces un coñazo, otras veces, un alivio que esté ahí y te puedas distraer en lugar de prestar atención a la abuela o a tu primo. Y la televisión, en esta época, se compone básicamente de tres elementos: programas especiales, dibujos animados, y películas navideñas.”

LEER MÁS

22
Nov
12

Madagascar

Madagascar… Hasta hace poco sólo sabía que se trataba de una gran isla situada en la costa este del continente africano. Luego vinieron las películas de Disney, con los pingüinos y el lémur bailongo, y pusieron ese nombre en boca de cualquiera, aunque probablemente no muchos sabrían situarla en el mapa.

Pues bien, cuando migré mi (maravilloso) blog a wordpress, pude hacer uso de su potente módulo estadístico. Ese es el súmmum del ego para el bloggero. Todos los días puede uno saber cuántas visitas recibe, desde que lugares se les linkó, qué entradas se han visitado o qué diablos estaba buscando el visitante cuando el motor de búsqueda de Internet (Google, por ejemplo), les devolvió la dirección del blog. Al final, cualquier persona que tiene un blog posee a su vez un gran componente de exhibicionismo. Si no lo tuviéramos, nos guardaríamos nuestras cositas para nosotros mismos, en lugar de subirlas a la red para su lectura pública. Y nótese que ahora estoy utilizando la primera persona del plural.

¿Qué tiene que ver todo ello con Madagascar? El lector avispado se habrá dado cuenta de que en un párrafo inicial me refiero a esa isla, para, acto seguido, hacer una disquisición sobre el mundo del los blogs. Así que vayamos al desenlace: el caso es que de un tiempo a esta parte, recibo visitas frecuentes desde Madagascar. Lo sé porque el módulo de estadísticas de WordPress también proporciona ese dato. Usando, como uso, la lengua castellana, el grueso de mis visitas son de España y de países latinoamericanos: Argentina, Ecuador, Chile… Por supuesto, no es algo exclusivo, siempre se cuelan visitantes de otros lugares. Pero estaremos de acuerdo en que un visitante de Madagascar, que aparece casi cada semana, cuanto menos, llama la atención.

La prueba…

Por supuesto que no sé quién es, ni tampoco sé si se trata de la misma persona siempre. Pero apostaría a que sí. No me imagino muchas personas diferentes visitando Notas De Kar desde ese lugar. Me pregunto qué le lleva a ello. Tal vez Notas De Kar o NDK tenga algún significado en la lengua propia de Madagascar (que ignoro su nombre). Quizás incluso se trate de uno  de esos hackers politizados, que para evitar el rastreo de su IP utilizan programas que rebotan sus, por ejemplo, correos electrónicos, de un servidor a otro, de manera que un FBI cualquiera pierda la pista rápidamente. Igual WordPress ve Madagascar cuando en realidad está en Sant Esteve De Ses Rovires, y su rastro digital ha pasado por servidores de Madagascar, Luxemburgo y Estonia.

Seas quien seas, me gustaría que te manifestaras. Sí, te hablo A TI… dinos quién eres… cómo has llegado hasta aquí…. Si realmente estás en África… Y en contrapartida, te dedico una cancioncita bien maja de los Guns n’ Roses:

Canciones.

M83: “Midnight City”

The Offspring: “Bad Habit”

The Gun Club: “She’s Like Heroin To Me”

02
Jul
12

Siete años de NDK

Si os fijáis en la parte superior de la columna derecha de este blog, sí, donde están los links, el archivo, los tags y otras memeces, aparece una frase que ahora me suena absolutamente lapidaria:

Aunque no lo parezca, Notas de Kar inició su andadura el 2 de julio de 2005.

En efecto, queridos lectores, hoy hace la friolera de siete años que comencé con este blog. El “aunque no lo parezca” tiene su explicación aquí. Los que no queráis seguir el link, os lo creéis, y ya. O no. Como queráis, en realidad, me da lo mismo.

Siete años… pocas cosas me han durado tanto. Francamente, muy pocas. Así que me permitiréis un poco de orgullo. Y eso que debo reconocer una tendencia a la inconstancia en lo que a frecuencia de publicación se refiere. A temporadas prolíficas le suceden otras etapas de silencio y peregrinaje por el desierto. Para ser sincero, estas primeras son cada vez más cortas. Sin ir más lejos, llevaba un mes con el blog en barbecho. Cosas que ocurren. Podría hacer acto público de constricción y decir que de ahora en adelante habrá actualizaciones, si no diarias, con una frecuencia digna. Pero para no mentir, simplemente diré “Stay Tuned for more NDK”.

Hace siete años yo tenía 25. Acojona, eh? Dicho así, pensando en cómo eras y en cómo has cambiado en estos siete años que han pasado como un chasquido de tus dedos. Piensa en ello. Trata de verte ese 2 de Julio de 2005. ¿No te entra el vértigo? A mí, sí. Lo he dicho muchas veces, aunque en estas líneas no relate mis hazañas diarias, no deja de ser una ventana abierta, no cuesta mucho ver entre ellas un relato vital. Por si a alguien le interesa.

En estos siete años han pasado muchas personas por aquí, a las que agradezco su lectura, pero mucho, muchísimo más, sus comentarios. Seamos sinceros, una persona que escribe un blog y lo hace público es porque quiere que le lean, y qué mejor prueba de lectura que los comentarios. Hace siete años, un blog era lo más novedoso. Luego llegaron Facebook (sí, hubo una época en la que había gente que colgaba en un blog sus fotos y sus comentarios sobre la barbacoa del domingo pasado) y más tarde Twitter, y ahora Tumblr, que parece ser lo más. ¿Qué puedo decir? Me sigue gustando el blog, y para mi gusto, es el formato perfecto. Está bien haber limpiado la bloggosfera de muchas chorradas, pero lo confesaré aquí y ahora. Temo el momento en el que los blogs caigan en la categoría en la que podemos encontrar ahora mismo a MySpace o a Hotmail Messenger.

El tiki – mascota de NDK
Cualquier día de estos debería comprar un dominio y transferir todo esto a una plataforma un poco más estable, y más propia, que Blogger. Especialmente después de saber la indigna jugarreta que le hicieron al amigo Aitor Fuckin’ Perry y su fantástico Megamelómanos. Me da un poco de miedo, no obstante, la migración, un error, y todo perdido, como ya me pasó una vez. Cualquier idea es bienvenida.

Así que no me queda más que despedirme, felicitándome por este cumpleaños, y prometiendo que frecuente, o no, prometo seguir dando guerra, seguir en la barricada. Y gracias a todos los que leéis o habéis leído, especialmente a los (permitidme) “viej@s del lugar”, me hace mucha ilusión leer comentarios vuestros todavía, después de tanto tiempo.

Hale, besos, abrazos y arrumacos varios. Siempre vuestro, Kar…

Canciones:

Mötley Crüe: “Home Sweet Home”
Pixies: “Gigantic”
Kyuss: “El Rodeo”
27
Mar
12

Improvisaciones en Dublín

Hoy vamos a hacer algo diferente, ¿sí? Soy una persona con más tendencia a ser metódico que impulsivo. Y no, no os penséis que esas perlas de literatura gratuitas que os regalo de tanto en tanto desde este blog surgen de la nada, espontáneamente, sin premeditación y en tres minutos. No es así. Y eso que en una cosa tengo que darle la razón a mi admirado Kiko Amat: en un blog se escribe peor. Siempre. Así que imagináos cuando me pongo a escribir “de verdad”.
 
Pues a lo que iba, la idea es ponerme a escribir de lo que sea. Lo que surja. Ya que me he decidido darle continuidad al blog, una de las cosas más longevas que tengo últimamente, y tras la decepción de los 0 comentarios de la entrada anterior, no podía abandonarlo por más tiempo. Que sí, que yo escribo para mí mismo… y por eso lo cuelgo en una página pública de Internet… y lo publicito en Twitter (@carloskarmolina) … juas… puedo ser vanidoso pero no hipócrita, queridos míos.
 
Y ahora os escribo estas líneas desde un hotel en Dublín. O más bien debería decir en las afueras de Dublín. O en la campiña de Dublín. O en un paraje donde hay lago, patos y hierba. En el suelo. Ya he hablado en muchas ocasiones sobre mis viajes. Aunque todavía está por llegar LA entrada dedicada a mis viajes. O la serie de entradas. Llegará, la tengo en mente. Y os remito al primer párrafo. Pero de momento, un pequeño adelanto. Suelo viajar por trabajo con bastante frecuencia, a veces a destinos algo exóticos o poco comunes. Tiene cosas buenas y tiene cosas malas, está claro que nadie me obliga, y que podría tener otro trabajo. No perdamos de vista, no obstante, el calificativo. Viajes de trabajo. Pues eso, un trabajo. Eso va por los idiotas que dicen aquello de “ah, qué guay, siempre estás viajando”.
 
Hoy he tomado un vuelo de Air Lingus, compañía que cada vez que nombro me hago mentalmente la gracieta con la similitud fonética a cierta práctica sexual, y me río solito. Yo soy así de tonto. Esta compañía opera desde la T2 del Aeropuerto Barcelona El Prat y se puede considerar como un monumento a la desolación. Hoy en día es un lugar semiabandonado, que seguro que el viernes por la noche, cuando vuelva, dará miedo. Y he tenido el placer de compartir avión con lo que parecía un viaje de estudios de un grupo de escolares. Como a uno no le pilló (por poco, pero  no lo hizo) la LOGSE, serían lo que consideraría un curso de 2º o 3º de BUP. Una horda de adolescentes, entre odiosos y adorables a partes iguales. Porque sí, me han dado del viaje, gritando, riéndose cada cuarenta segundos, sin parar de moverse. Y sin embargo, no puedo despreciar a unas personas cuya única finalidad vital es, ahora mismo, pasárselo bien (y tocar carne, si procede) a toda costa, del modo más inconsciente, egoísta, cruel y exhibicionista que sea posible. Me sentía como si me hubiera colado en el autocar que me llevaba de excursión hace dieciséis años.
 
Y aquí estoy, en la habitación de este hotel en Dublín. Por si alguien no lo sabe, la rutina suele ser trabajo “de campo” en horario “convencional”, y trabajo “de despacho” luego, en el hotel. Por eso, el lector avispado, y me consta que una silenciosa mayoría de los que por aquí se pasan, lo son, entenderá cuando afirmo que ésta es mi cuarta visita a la ciudad y casi no he visto nada. Un par de pubs en el centro, dos o tres restaurantes, y ya. Lo malo de los viajes por Europa es que suelen ser bastante fugaces, sin tiempo para flaquezas morales como el turismo. Pretendo, no obstante, resarcirme esta semana, ya que, para variar, cuento con más días. Pero eso ya os lo explicaré en otra ocasión.
 
Canciones:
 
Kiss: “Crazy Nights”
Kings Of Leon: “Notion”
The Hellacopters: “Hey!”



febrero 2020
L M X J V S D
« Dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829  

Sígueme en Twitter

Categorías