21
Sep
15

The Pupils

Hace unos días iba en el coche de un amigo. Habíamos quedado en el barrio para salir esa noche, y, cosas de la diáspora que el paso del tiempo provoca, ya nadie vive en el barrio. Aunque sigamos usando el término. Así, tres hombres, tres localidades distintas del extrarradio barcelonés, tres coches. Viva la sociedad occidental. Aparcamos dos de ellos y nos movimos con el tercero. Mi amigo llevaba sintonizada Rock FM en la radio, congratulándose de su existencia. No seré yo quien critique esa cadena, que mis buenos ratos me ha hecho pasar, aunque me pregunto si el mundo necesita una nueva emisión de “More than a feeling” de Boston o de “Under the bridge” de Red Hot Chili Peppers. El chico continuaba diciendo “es que no me gusta escuchar radio no musical. No me gusta escuchar a gente hablando”.

Bien, precisamente yo llevo unos meses enganchado a lo que él comentaba “gente hablando”, desde que descubrí las aplicaciones para podcast de mi móvil. Y descubrí que, tirando un poco de la red, puedes encontrar podcasts de todo tipo y pelaje.  Justo hace unos días descubrí que estaban colgados los podcasts del programa Bulevar, de José María Rey, que se emitía en Radio 3. Durante un tiempo estuve bastante enganchado, en la medida que el horario me lo permitía, a ese programa, siendo uno de los que más me gustaban de la parrilla de Radio 3. No estoy en la labor de criticar o no a RNE, a estas alturas me resulta bastante indiferente. Pero sí estoy disfrutando bastante con esos podcasts, que, por cierto, se anuncian como Sunset Bulevar y no sé si el nombre del programa era así, o bulevar a secas.

Sea como fuere, recuerdo con gran cariño los especiales que José María Rey dedicó a la psicodelia, tanto en USA como en Gran Bretaña. Y son, precisamente, estos programas lo que he encontrado colgados como podcast. Así que ahora mismo ando en un sueño psicodélico que ríete tú de Brian Wilson o de Sid Barrett.

Otros que querían ser pero no eran... (by @carloskarmolina)

Otros que querían ser pero no eran… ay, esos hoteles de UK y sus fantásticos shows de animación… (by @carloskarmolina)

Así, José María Rey explicaba, en uno de esos programas, una historia curiosa, la de un grupo llamado The Eyes, banda británica de entre 1964 y 1967, que no llegaron a grabar ningún LP, pero sí una serie de singles. Era la época de inicio de la psicodelia en el Reino Unido. Algo curioso de esta banda es que, en efecto, tienen una entrada correspondiente en Wikipedia, en la que su versión en inglés la despachan en una docena de líneas. Hay también dos versiones más de esa página, en italiano y en sueco. Pues bien, la entrada en italiano es muy extensa, curiosamente, mucho más que la inglesa. Es decir, parece claro que hay un fan de The Eyes por Italia.

Entre los singles que grabaron se encuentra el clasicazo “Good Day Sunshine”, de los Beatles, que se les fue ofrecida antes incluso de los de Liverpool la grabaran para su LP “Revolver” en 1966. Por lo visto, estos The Eyes se hicieron un pequeño nombre en la comunidad mod más arty de Londres. Se menciona el hecho de que solían aparecer en ambientes mod luciendo unas extravagantes parkas rosa. También grabaron un single, en apariencia a modo de original homenaje a The Who titulado “My degeneration”. No llegaron a publicar, sin embargo, ningún LP, ya que decidieron disolver la banda, por diferencias personales, antes de hacerlo.

A pesar de ello, por cuestiones contractuales con su compañía, les debían un disco. De modo que decidieron publicar un disco conformado exclusivamente por versiones de The Rolling Stones, que ni siquiera publicaron bajo su nombre, The Eyes, sino bajo una suerte de pseudónimo para el grupo: The Pupils.

Así, si buscas en Spotify por The Pupils, aparece ese disco colgado, una pequeña delicia de versiones pre-psicodélicas de los Stones, que me parece mucho mejor que su propio material como The Eyes, y que pone un broche a una carrera y a una historia, cuanto menos, curiosa.

ESCUCHA EL DISCO DE THE PUPILS EN SPOTIFY


7 Responses to “The Pupils”


  1. 22/09/2015 a las 21:04

    Bonita historia, el barrio siempre será el barrio aunque muchos lo dejaran tiempo atrás, por cierto Rock FM es agradable en pequeñas dosis, pero pecan de repetitivos en un universo tan extenso como es el del Rock. Y sobre The Pupils es la primera vez que los oigo mencionar pero con semejante colección de versiones de canciones de calidad es difícil que le desagraden a alguien que ame el Rock.

    Saludos

    • 23/09/2015 a las 08:43

      Rock FM está bien como emisora para poner en el coche o si la tiene puesta en un bar, o algo así. Tiran de tópicos hits porque supongo que en realidad, de este modo, le pueden robar público a emisoras tipo M80, que, si pusieran temas de, no sé, Royal Blood, pues buscarían otra cadena en el dial. Pero no deja de ser un pequeño oasis. Claro que ahora con los podcasts y las radios online (amén de los streamings y demás), esto de la radio clásica ya no tiene tanta importancia, ¿no?

      Pero vamos, que no se me entienda mal, que me congratula que exista algo como Rock FM y que la suelo escuchar de tanto en tanto, aunque insisto que el mundo no necesita una nueva emisión de “Eye Of The Tiger” o “We’re Not Gonna Take It”.

      Gracias por el comentario, y un saludo!

    • 06/10/2015 a las 18:14

      A ver, tampoco es que sean una versión oculta y genial de los Pink Floyd sesenteros, pero tienen estilo y buen gusto, y sobretodo, una historia digna de ser contada… busca, busca…
      Gracias por el comentario!

  2. 28/09/2015 a las 16:40

    ¡Aquí otro fan de Jose María Rey y su Bulevar! No sabía yo de la existencia de esos podcast… voy a buscarlos YA.
    Respecto a Rock FM, coincido con tu opinión, para llevarla en el coche y en trayectos cortos. Si no tengo un cd puesto es lo que suelo sintonizar por ciudad.

    Saludos!!

    • 06/10/2015 a las 18:12

      Karlam, no es que hayan muchísimos podcasts, pero algunos sí hay. Y recomendables, claro que sí. Por otra parte, totalmente de acuerdo, ROCK FM es una buena opción para el coche.
      Gracias por el comentario.

  3. 6 sammy tylerose
    03/10/2015 a las 12:44

    Aunque se de alguno que en la oficina se dedica más a labores de DJ que a las que les corresponden por contrato, lo normal es sintonizar, al empezar la jornada, alguna emisora a modo de hilo musical generalizado y dejar que suene “Smell like teen spirit” o “Satisfaction” una vez más mientras te dedicas a ganarte la nómina. Precisamente por su política de greatest hits, que no molestan e incluso son reconocidos por tus compañeros, Rock FM es la reina de las oficinas, cocinas y talleres de chapa y pintura! Total, que el pueblo llano sedentario, en horario laboral, no está para podcasts y virguerías similares.
    Indagaremos sobre los pupilos!

    • 06/10/2015 a las 18:10

      Sí, la verdad es que a veces el tipo de público que tiene la emisora puesta sorprende… supongo que hasta al más “mainstream” (perdón por la expresión) le acaban cansando los pablos alboranes o esos hits de electro latino. En fin, no voy a quejarme de que una emisora pinche “Don’t Stop Believing”!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


septiembre 2015
L M X J V S D
« Jul   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Sígueme en Twitter

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: