07
Nov
12

australian chronicles (iii)

Escribo estas líneas en plena noche del día 7. Subrayo esto porque cuando uno llega a esta parte del mundo y se tiene que comunicar con Europa (ya no digamos con América), hace falta pararse a pensar no sólo qué hora es, sino también qué día es, y por lo tanto, llevo un par de jornadas haciendo cálculos mentales. En Australia hay una diferencia horaria respecto a la Europa continental de 10 horas en el invierno del hemisferio norte, y 8 en el verano, porque en este país cambian una hora, sí, pero en el sentido contrario que nosotros. Total, un follón. Y es un mal momento para estas disquisiciones aritmético temporales, porque, ¿os he dicho alguna vez que el segundo día de jet lag es peor que el primero? No me preguntéis por qué, simplemente lo es. Así que tan sólo quiero acabar con estas líneas y meterme a dormir. Mañana la cosa ya estará bajo control, y al final, la secuencia prevista, se cumple.

He estado haciendo planes acerca de qué ver y qué hacer este fin de semana en Sydney, y parece que el tiempo aguantará. Hoy ha llovido, y mañana todo apunta a que también lloverá, pero al parecer, no será así el sábado y el domingo. Mis planes para la semana que viene en Brisbane son más de estar por casa, ya que sólo tendré el tiempo libre tras la jornada laboral, aunque sí hay algo que me han sugerido, y me apetece: Koala Park. Al parecer, hay una suerte de parque zoológico donde se pueden ver muy de cerca animales autóctonos, como koalas, claro (de ahí su nombre), pero también dingos. Por lo que me han contado, es una especie de parque-reserva, por lo que mis dilemas morales con los zoológicos quedan más o menos superados. Y mira, llamadme infantil, pero me hace ilusión.

No quisiera acabar sin hablaros de una cosa que me fascina de Australia, y es que todo es fácil en este país. Cuando hablas, por ejemplo, con un camarero, haces tu pedido, y en lugar de contestarte “ok” o incluso “allright”, ellos dicen “so easy”, o “too easy” o simplemente “easy”. Claro, al principio, me pensaba que me estaban vacilando. Pero no, cosas del argot. Australia, la tierra donde todo es fácil. Y mañana, más.

Canciones:

George Baker: “Little Green Bag”

Radiohead: “I can’t”

Terrorvision: “Middleman”


2 Responses to “australian chronicles (iii)”


  1. 1 Angushhh
    07/11/2012 a las 16:53

    Pues como las ausies tb sean fáciles me veo barcos, aviones y hasta coches repletos de gañanes llegando!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


noviembre 2012
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Sígueme en Twitter

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: