20
Dic
11

Sueños y Tom Waits

Hacía mucho que no hablaba de sueños. El concepto de los sueños me parece apasionante. No me refiero a los sueños en su acepción, digamos, poética, de anhelos y deseos, sino al sueño como aquello que pasa por nuestra mente mientras dormimos. No soy de los que creen en la interpretación de los sueños de un modo esotérico, ni tengo una obsesión Freudiana por ello. Y sin embargo, ¿no es interesante entender por qué tu mente te lleva a esos sitios, esas personas, esos parajes y esas situaciones, cuando la liberamos del férreo control que ejercemos sobre ella?
Pues resulta que el sábado me desperté con varias canciones de Tom Waits en la cabeza. No recordaba el sueño, ni tampoco lo hago ahora, por lo menos no de un modo concreto como para poderlo describir. Sé que salía mi perra. Como dato, no es gran cosa, de acuerdo. En fin, que de repente tenía unas ganas tremendas de pinchar el disco “Blue Valentine” (1978) de Tom Waits. Y lo más curioso del todo es que: a mí no me gusta Tom Waits.
La portada y el título molan, no me lo negaréis
Ok, después de soltar la boutade, permitidme el matiz. No es que no me guste como no me gusta, yo qué sé, Dream Theater o Malú. De hecho, tengo ese mencionado “Blue Valentine” en casa. Y alguno más, ya os contaré. Supongo que de algún modo, estoy decepcionado. Quiero decir, imaginad a un pipiolo Kar, más de lo que lo soy ahora, si cabe, hace una década, o algo así, leyendo el Popular 1 como si de las Sagradas Escrituras se tratara, y conociendo la existencia de un extraño músico y actor, medio crooner diabólico, medio actor de variedades decadente, todo contador de historias, trufadas todas ellas de extrañas sonoridades. Qué, mola, verdad? Pues allí fue el ufano Kar, y acabó con ese “Blue Valentine” en las manos, que podía haber sido éste como cualquier otro que hubiera en la sección de baratillo de la tienda de discos.
Llego a casa, lo pongo en el reproductor y … ufff… no, no me gustaba. No podía ser. Lo escuché varias veces. Pero no. Se suponía que tenía que ver la luz, y me quedé con una cara de “¿qué coño es ésto?” que para qué os voy a contar. El lector fan de Waits estará ahora a punto de saltar y decirme que hay una 2ª etapa diferenciada en la carrera de Tom Waits, que abarca desde mediados de os 80’s, menos jazzy pianística (cómo si eso supusiera problema alguno!) y más, digamos, raruna, pero interesante. Pues tampoco. Como buen reincidente, adquirí, unos años más tarde, y pasado mi cabreo con Waits, el “Rain Dogs” (1985)… pero tampoco. Hasta aquí llegó mi historia con Tom Waits.

Tom: Vente p’acá, cordera, que te vi a hacer la caidita de Roma
Rubia: Ok, Tom, lo que quieras, pero son 50$
Con el tiempo y las escuchas, llegué a reconciliarme con “Blue Valentine”. No es un disco que signifique mucho en mi vida, pero contenía algunas canciones que me gustaron. Sin más. Es por eso que me resulta doblemente extraño el levantarme ese sábado con necesidad de ir al lavabo, tomarme un café con leche y hacer sonar ese CD (en el mencionado orden).
Ahora es casi medianoche y está sonando, una vez más, y ya van varias desde el sábado. Estoy tratando de encontrar qué parte de mi sueño me llevó a “Blue Valentine”. Y no lo encuentro, pero estoy disfrutando bastante de este disco. Mirad, es como si me hubiera comprado un disco nuevo. Gratis. No, si ya os lo digo, que me estoy haciendo viejo. Me cago en Dios.
Canciones:
Tom Waits. “Blue Valentines”
Tom Waits: “$29.00”
Tom Waits: “Christmas Card From A Hooker In Minneapolis”
Anuncios

4 Responses to “Sueños y Tom Waits”


  1. 20/12/2011 en 01:25

    Nunca es tarde compañero ….

  2. 20/12/2011 en 15:32

    Bueno, no desesperes hombre. Yo no concibo la vida sin Tom Waits pero entiendo perfectamente que sobre gustos….ya sabes. En la primera cita con mi chica, Tom Waits sonaba de fondo. De eso han pasado como 15 años y es un milagro que aquel día no me mandase a freir espárragos. A dia de hoy sigue sin soportarlo….jajajajaQuien sabe…quizás el sueño te está queriendo decir que Blue Valentine no es tu disco, por lo que leo Rain Dogs tampoco….no sé prueba con One From The Heart…el soundtrack del que nadie habla pero me da que va a ser que….jajajajaUn abrazo

  3. 20/12/2011 en 22:48

    Nunca le he pillado el punto y tengo que ponerle un remedio a ello. Y no sé ni por dónde empezar, la verdad.Cuando el otro día hablaba del concierto de Afghan Whigs tenía la misma desazón "pero si en el Popu los adoran!!!". No lo podía entender.Me hace gracia tu post de sueños, es posible que si te pasas por Since My Baby Left Me lo entiendas…

  4. 4 kar
    22/12/2011 en 01:22

    ERIC WAITS, jajajaja… bueno, no prometo nada 😉 como diría el gran Cruyff, "un flor no hase verano"IL CAVALIERE, bueno, yo sí que lo considero un milagro 😉 no sé, me tiene enganchadillo este disco, igual le doy otra oportunidad a Rain Dogs, igual me sorprendo…SINCEMYBABYLEFTME, bien! alguien que me comprende! ya sabes, en ciertos círculos, decir que no te gusta Tom Waits es como decir que no te gusta la cerveza o el chocolate o rascarte los huevos en el sofá un domingo. Me pasaré, me has picado, con esto de los sueños…hale, besos y abrazos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


diciembre 2011
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Sígueme en Twitter

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: