Archivo para 28/06/09

28
Jun
09

Elegía para Michael Jackson

Michael Jackson is dead. Ayer tarde veía la noticia, en el aeropuerto. Lo cierto es que llevaba un rato mirando de reojo una pantalla que emitía Sky TV, sin volumen, diferentes vídeos de la etapa clásica de Jackson, y me ha pareció extraño a estas alturas, pero poco más. Sin embargo, al cabo de unos pocos minutos, me fijé en el titular y leí eso: Michael Jackson is dead. Rápidamente fuí donde los periódicos, y efectivamente, los periódicos británicos titulaban así en portada (los que se publican por la tarde, claro). Y puedo decir, con total sinceridad, que me ha sabido muy mal.
Michael Jackson era un freak. Y hacía 15 años que estaba completamente acabado, artísticamente. De otras facultades, ni lo sé, ni me importa. Seguramente ni siquiera su cacareada tanda de conciertos londinenses lograrían sacarle de su encasillamiento de excéntrica superestrella venida a menos. Pero diantre, era Michael Jackson. Un icono. La gran estrella de los 80’s, que veía de niño por la tele. Se ha muerto una parte de mi pasado. Probablemente por eso me sepa peor la muerte de Jackson que la de Lux Interior o Ron Asheton. Michael Jackson, sus canciones, su personaje, era algo que tenía grabado en el subconsciente.

Todos sus discos eran buenos discos. Por lo menos hasta 1991, casi podría decir que “Dangerous”, aún siendo el más moderno, es el que suena más desfasado. Aunque probablemente lo mejor de Jackson no eran sus discos, de hecho, su carrera en solitario la podríamos resumir en un buen recopilatorio de 20 canciones y sería suficiente. Pero qué 20 canciones!! Ahí sí que era insuperable, una máquina de fabricar singles como “Beat It”, “Man In The Mirror” o “Rock with you”, realmente perfectos. Y sin embargo, como iba diciendo, lo mejor de Michael Jackson no sólo eran sus canciones, sino su concepto de estrella. De mito. Todo el mundo conoce algo de Michael Jackson. Todo el mundo se ha llevado la mano a la entrepierna y ha gritado un hi-hi alguna vez. Todos reconoceríamos ese guante plateado o seríamos capaces de imitar, torpemente, el moonwalk.


Adios…

Era un freak, medio demente, tal vez demente entero, y probablemente un pederasta. Seguramente no mucho peor que los padres de esos críos que se enriquecieron a su costa. Ahora ha muerto, y las especulaciones carroñeras se dispararán mucho más de lo que jamás se hizo en vida, pero Jackson siempre fue pasto de ellas, sobretodo en su época más gloriosa. Cuando en los 80’s se supo que dormía en una cámara de oxígeno, se armó el gran revuelo. Cuando se reveló que Raúl González también lo hacía, no pasó nada. Qué importa si le dio al alpiste más de la cuenta, si su corazón simplemente se paró o si se ha ido a la isla de Elvis con Jim Morrison y Ziggy Stardust. Ah, no, que Ziggy Stardust no era de verdad. Y Michael Jackson, era de verdad? Por lo menos nos queda Luixi Toledo.

Y ahora llega el momento confesiones: por casa todavía debo tener el cassette original de “Dangerous”, que me trajo Papa Noel y escuché hasta la saciedad durante varios meses, hasta que Nirvana, Guns n’ Roses y Aerosmith metieron el rock en mi vida. Y por supuesto, durante casi todos los 90’s renegué de su música. Resultaba extraño encontrarme con “Ben” o “Billie Jean” en la radio… y saber, que no reconocer, que me gustaba. Con el tiempo, claro, me reconcilié con su música. Descanse en paz el hombre. Que viva el mito.

Canciones

Michael Jackson: “Beat it”
Michael Jackson: “Man in the mirror”
Michael Jackson: “Don’t Stop ‘til you’ve get enough”




junio 2009
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Sígueme en Twitter

Categorías