Archivo para 13/06/09

13
Jun
09

Hace ya 15 años

Este año 2009 se cumple el quinceavo aniversario de un acontecimiento que removió los cimientos de la cultura audiovisual y que marcó definitivamente a una generación. El artista se convirtió en mito, aún a su pesar. Tantos años dedicados a la música para acabar estando en boca de todos por algo que trascendía más allá de sus pretensiones. Era 1994, y desde luego mi generación no iba a olvidar jamás ese año. Y aunque ha pasado mucho tiempo, todavía hoy, si vemos una de sus actuaciones, nos podemos dar cuenta de que se trataba de un tipo especial.

Podríamos estar hablando de este señor…

Me refiero, por supuesto, a que hace ya tres lustros de la presentación en sociedad del inimitable, por más que nos empeñemos, Chiquito de la Calzada!!! Era verano del 94, y Antena 3 programaba un espacio-concurso de chistes, presentado por el difunto “mago” Pepe Carroll. Bueno, la cosa, así, a priori, no parecía muy apasionante. Y la plantilla de “humoristas” eran una buena muestra de la cutrez hispánica. ¿Todos? No!! Un viejuno calvo y que lucía unas camisas coloridas y horteras llamó la atención desde el primer momento. Tanto es así que muy pronto las falcas que anunciaban el programa incluían un chiste corto del bueno de Chiquito. Se repitió esa falca varias veces a lo largo de la semana durante la programación. Y nada mejor que la repetición para que algo se retenga en la memoria, eso lo sabe cualquier estudiante. Paparl, paparl, llévame al círcol… Norl, hijo! Quien quiera verte, que venga a casa!! Ese era el chiste. ¿Gracioso? Es una mierda de chiste. Pero lo bueno era que pese a contar chistes horrorosos, Chiquito de la Calzada los convertía en obras de arte del humor.

Pero en realidad hablamos de este otro…

La fama fue ya en niveles exponenciales, le bastó pronunciar un enigmático “Hasta luego, Lucas” (¿Quien era ese Lucas? ¿dónde se iba? ¿Cuándo le íbamos a ver de nuevo?) en una serie de telepromociones navideñas de la cadena para que todos los Lucas de España de repente odiaran a muerte su nombre. Y a mediados del año siguiente, los imitadores ya comenzaban a aparecer por la televisión, principalmente de la mano de Pepe Navarro en aquél reivindicable “Esta noche… cruzamos el Mississippi”. A partir de ahí, la cosa comenzó a ser un coñazo: todo el mundo imitaba los giros de Chiquito, con gracia más bien tirando a nula. Claro, cuando tu jefe, tu profesor, tu portera, el cansino de tu compañero o el monitor de la autoescuela comienzan, de repente, a decir “fistro pecardorl, jarl, quietorl”… la cosa pierde la gracia, inevitablemente. Chiquito lo intentó aplacar, dejó el programa semanal y se intentó querellar contra algunos imitadores. La cuestión, claro, quedó en un imposible. El monstruo se había despertado.

Chiquito dejó los programas semanales y probó con el cine. Claramente, ese no era su medio. A no ser que el visualizado de esas películas se haga entre una humareda de hachís, eran claramente inaguantables… por favor, si en la primera, quien daba la réplica al artista era Bigote Arrocet…

¿qué? acaso Matutano le dedicó unos tazos a Cobain?? pues eso

Al poco tiempo, Chiquito de la Calzada fue paulatinamente desapareciendo de las pantallas. Cada vez menos apariciones televisivas, y casi ningún bolo. Y probablemente hiciera bien, pues el personaje estaba demasiado quemado. Desde entonces, vive semi retirado, manteniendo el recuerdo surrealista y haciendo alguna aparición esporádica. No hace mucho le vi en el programa de Buenafuente, y el tío mostró un arte y una rapidez mental para el chiste y el explotar la gracia del personaje envidiables. Diantre, me vi a mí mismo partiéndome de risa, otra vez, con Chiquito de la Calzada. Probablemente con lo mismo de siempre. Lo mismo, pero no igual. Un poco como la versión chistosa, viejuna y popular de unos Faemino y Cansado. Aunque ahora lleve traje impecable en lugar de camisa hawaiana.

Y sorpresa, Burger King ha rescatado al divo (quien no os creáis, no necesita ningún tipo de rescate, por lo menos económico), en un anuncio que se basa, acertadamente, en la vena más surrealista de Chiquito. Hacía tiempo que no me reía viendo un anuncio de la tele. ¿Hemos madurado? naaaaahhh … Qué grande, Chiquito. Sólo en Burger “Krí”.

Canciones:

The Answer: “Tonight”
The Bellrays: “Fire on the Moon”
David Lee Roth: “That’s Life”




junio 2009
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Sígueme en Twitter

Categorías