05
Oct
08

R.E.M. Madrid, 1 de octubre de 2008

Muchos, demasiados días sin sentarme frente al teclado. Aunque (lo prometo), tengo justificante firmado por mi madre. Pues resulta que el miércoles pasado viajé a los madriles con la excusa de ver a R.E.M. en directo, y ya que estaba puesto, me quedé hasta hoy mismo.
Cualquiera que haya leído varias entradas de este blog sabrá de mi devoción por los de Athens. Lo cuál no me ha quitado de darles cera cuando se la merecían. Y lamentablemente, llevaban unos añitos complicados, cuanto menos. Pero, oh, sorpresa, de repente sacan un disco nuevo que los redime de una temporadita anodina y de algún tropezón serio.

El caso es que, en una sorpresa desagradable, la gira “Accelerate” no recalaba en Barcelona, sino en un amorfo festival en Girona que resultó ser un fiasco, en el que se acabaron regalando entradas en los pubs de los alrededores ante la amenaza de pinchazo vergonzoso, tanto que hasta los propios R.E.M. dijeron que o se juntaban un número decente de personas o no tocaban. Por suerte, acabé por no ir a ese festival, ya que prefería verlos en un recinto normal y corriente, sin festivales ni mandangas. Madrid era el destino, pues. Así que dandole otra estocada a mi cuenta corriente, así se hizo, y a la capital española que me iba.

R.E.M. en Las Ventas. Todas las fotos, de Lae

Yo ya había visto un concierto de R.E.M. anteriormente, y he de decir que la experiencia fue poco satisfactoria. Por un lado, la banda presentaba el mediocre “Around The Sun”, su estado de forma era discutible y el sonido del grupo en directo no era el más indicado. Pero lo peor del asunto, lo que me agobió la experiencia, fue que en un episodio más de la tontería que llevo encima, me espabilé muy tarde para comprar las entradas, y cuando me puse, sólo quedaban entradas de grada, lejísimos, en el Palau Sant Jordi. ¿Un concierto de R.E.M. sentadito en la grada y a tomar por culo del escenario? eso ni es experiencia ni es nada. De manera que la oportunidad de Madrid suponía también aquello de quitarse la espinita.

Lo primero que me sorprendió fue el recinto. Nunca había estado en Las Ventas, de hecho, creo que nunca había estado en una plaza de toros, y me sorprendió gratamente la buena visibilidad. En seguida pudimos tomar unas buenas posiciones, más cerca del escenario y con más comodidad de la que he podido gozar en muchos conciertos de salas más pequeñas como Razzmatazz. Los teloneros, unos aburridillos We Are Scientists pasan sin pena ni gloria, y me doy cuenta de que la plaza presenta un aforo más reducido del que esperaba, por lo menos a tenor de ese recuerdo del St. Jordi de hacía unos 3 años. La noche es cálida, el ambiente emocionante y la cosa no puede pintar mejor!!

Y sin más aparecen los R.E.M., Michael Stipe, un Mike Mills con un look muy rockero (sombrero cowboy, americana con lentejuelas y camiseta sin mangas debajo) y Peter Buck. Y junto a ellos, el batería Bill Rieflin y el guitarrista Scott McCaughey, viejos conocidos que giran con ellos desde la época de “Monster”. Y nadie más. Lo cuál no está mal, ya que si de algo adolecían las últimas giras de R.E.M. era de tener un sonido demasiado recargado, de manera que con una estructura de lo más clásica, guitarra-guitarra-bajo-batería, la banda suena más austera pero más potente y (sí, el comentario de siempre) recordando a los R.E.M. más ochenteros.

Adios, amigo. Gracias y hasta pronto.

En el inicio con “Livin’ well is the best revenge” y “What’s the frequency, Kenneth?” ya descubren sus cartas y muestran de qué va a ir la cosa: pop-rock potente y mucho himno. Y he de reconocerlo, cuando tocaron el “What’s the frequency, Kenneth?”, me emocioné. Una de mis canciones favoritas de la historia, un momento que llevaba muchos años queriendo vivir.

Como suele ser habitual, es Stipe quien desata su vena más histriónica y acapara las miradas, pero es ese grandísimo Mike Mills quien se lleva el MVP del concierto. Y desde aquí, un homenaje a Mike Mills, gran bajista, gran cantante (esos coros mágicos!!) y genial compositor en la sombra. Y ambos guitarras, conduciendo un sonido potente, pero sin distorsiones. Durante todo el concierto permanecen Stipe y los cuatro músicos, con algún acercamiento fugaz a los teclados como única concesión al sonido guitarra-bajo-batería.

Y el repertorio, pues mucho más equilibrado que en su última gira. Teniendo en cuenta que “Accelerate” es mucho mejor disco que “Around the sun” (del que no tocaron nada), los seis temas que incluyeron en el concierto no desentonaron. Pero claro, es que un grupo con tal repertorio juega con la ventaja que le dan gemas como “It’s the end of the world as we know it” o “The one I love”. Y aún así, se permitieron el lujo de rescatar canciones no tan obvias pero no por ello menos interesantes, como “Ignoreland”, “These Days” o “Strange Currencies”. Incluso de arriesgar con una extraña versión acústica de “Let me in”, que aunque se les agradece la experimentación, no me acabó de convencer (perdía el desgarro de la versión eléctrica original).

Let Me In, en versión acústica, todos juntitos frente al teclado tocado por… Peter Buck (!!)

Y con el público en el bolsillo, se marcaron una recta final de esas de traca, de singles redondos, y cuando todo parecía haber finalizado, se descuelgan con una versión del clásico “I wanna be your dog” de The Stooges, que me pareció improvisada, lo cuál, en una banda tan mediatizada y comercial como se han vuelto R.E.M. (con agradecimiento al mierdoso de Migay Bosé incluido), no deja de ser una sorpresa agradable.

En fin, acabo con el discurso de fan locaza, con el entusiasmo que me produce ver que por fin, después de tantos años, he podido disfrutar de un concierto de R.E.M. como mandan los cánones, y comprobar que de nuevo, la banda pasa por un buen momento tras una temporada de bajón. Y que dure la fiesta.

Canciones:

R.E.M.: “Strange Currencies”
R.E.M.: “These Days”
R.E.M.: “Orange Crush”


10 Responses to “R.E.M. Madrid, 1 de octubre de 2008”


  1. 05/10/2008 a las 22:05

    Se te echaba de menos, pero bueno si has ido a ver a REM a Madrid, no te lo perdonamos. Y en cuanto a la crónica perfecta, se trata de eso de ser un poco “fan locaza” parece que los de Athens han vuelto un poco por sus fueros, aunque seis temas del último disco me parecen demasiados con semejante carga de clásicos a sus espaldas pero lo importante es que lo hallas disfrutado, saludos.

  2. 05/10/2008 a las 23:46

    vaya, yo también estuve ahí🙂

  3. 06/10/2008 a las 14:56

    Pasate que tengo un regalito para vos!Soy del MontónUn abrazo.

  4. 4 kar
    07/10/2008 a las 12:14

    MANURHILL, sí, seis temas nuevos pueden parecer muchos, pero la verdad es que el disco no está nada mal, y no desentonaban. Claro, al lado de un Fall On Me (que no tocaron) palidecen… de hecho, al lado de Fall On Me palidecen el 80% de las canciones del mundo!! Pero vamos, un repertorio equilibrado e interesante.PADAWAN, estuviste? y tienes alguna idea de qué querían decir los muñecos de dinosaurios que había sobre un ampli, al lado de la batería???

  5. 07/10/2008 a las 21:24

    Creo que te comenté una vez que nuestro profe de antropología es un fan supremo de Stipe, así que le tengo cariño especial a REM, aunque a principios de década decayesen un poco. Desde luego una oportunidad fantástica la de verles en directo tío… aunque ese detalle de Girona de exigir X público para tocar no sea muy bonito… eso los ZZ no lo harían jaj

  6. 6 kar
    08/10/2008 a las 00:05

    Aitor, aquél festival era un despropósito de principio a fin… y lo del aforo, lo hubiera hecho cualquiera… imagina que eres una banda que acostumbra a hacer tours mundiales a un mínimo de 15000 entradas por recinto. Te venden la moto de un festival (seguro que se lo vendieron como “al ladito de barcelona”) que es casi como woodstock pero sin barro y resulta que ves que acaban juntando unas tristes 4000 almas. Ya no por la gente, sino por el promotor fullero, cualquiera hubiera hecho lo mismo.

  7. 09/10/2008 a las 18:06

    Fueron una de mis bandas favoritas. Ahora ya no me dicen mucho pero verles en vivo debe ser excitante. Aunque sólo sea por escuchar semejante repertorio, un clásico detrás de otro. No me extraña que no tocaran nada de Around The Sun, mejor no hacer ningun comentario sobre él.Let me in…, maravillosa, voy corriendo a ponerla.Gracias por la crónica y un saludo.

  8. 12/10/2008 a las 18:06

    Pues sí, estuve metido en el meollo… iba con unos compañeros del curro, éramos unos de los pocos que estuvimos moviéndonos entre tanta gente completamente pasmada… yo es que eso nunca lo entenderé… ir a un concierto para pasárselo de brazos cruzados y cara de asco…Lo de los dinosaurios, ni idea! Yo pensaba que a lo mejor los lanzarían sobre el público, pero no

  9. 9 kar
    12/10/2008 a las 21:36

    ok, pues misterio sin resolver la relación R.E.M. vs. dinosaurios de juguete

  10. 12/10/2008 a las 23:39

    Me han venido ganas de ir a mi primer concierto de REM. De hecho, todavía no me he acercado a su último disco…EL festival de Girona fue petético, pero yo creo que era una buena oportunidad de ver a REM y a Iggy sin demasiados agobios de público. Me arrepiento de no haber ido.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


octubre 2008
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sígueme en Twitter

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: