Archivo para 22/07/08

22
Jul
08

Bruce Springsteen

Todo el mundo tiene sus filias y sus fobias. Especialmente en el caso de estas últimas, no tienen por que tener una justificación objetiva. Son fobias y punto. Y una de ellas, en mi caso, tiene nombre y apellidos: Bruce Springsteen. Por lo que entenderán que llevo una semanita un poco harto de tanta tontería.
Hay que reconocer que Bruce Springsteen tiene dos cosas muy chungas, y es por un lado el tratamiento que recibe en los medios de comunicación, y por otro lado, su masa de fans. Que en gran medida, una cosa lleva a la otra, y viceversa. Comencemos pues, por estos últimos. La verdad es que no deja de ser impresionante que el tío sea capaz de colocar 75000 personas en cada uno de los dos shows que ha hecho el finde pasado en el Camp Nou. Y no digo que todos esos fans sean odiosos. Hay un grueso, no todos, claro. Pero me revienta especialmente ese fan “tipo”. Ya sabréis a qué me refiero. Individuo entre 30 y 40 años, que apenas consume música (y mucho menos rock n’ roll) que no sean los discos de su ídolo, y que no va a ningún concierto que no sea del de New Jersey. Y siempre, siempre se refiere a Springsteen como “bruss”. Así, por el nombre de pila, como quien habla de su cuñado o de su compañero de curro. Y sí, tengo que mencionarlo, odio especialmente a Manel Fuentes, o por lo menos a Manel Fuentes en su papel de fan “oficial” de Bruce Springsteen.
No deja de resultarme curioso que mueva tantísima gente. Sólo hay una banda que se le podría equiparar, más o menos, me refiero a U2. Pensemos que de conciertos masivos, que congreguen a más de 40000 personas, hay muy pocos ya. Apenas The Police, los Rolling Stones, Paul McCartney (quien hizo dos noches seguidas en el St. Jordi) o Bon Jovi (que creo que acabó pinchando en su último concierto en el Estadi Lluís Companys). Pero nada, resultan ser una minucia al lado de nuestro protagonista.
Supongo que también hay muchos fans que le siguen desde hace mucho tiempo y no responden al perfil descrito (con algo de crueldad, lo reconozco), pero estaremos de acuerdo que hay una masa que no consume más música (sea en directo o sea en estudio) que el dichoso Boss. Supongo, claro, que hay también una serie de seguidores que se sienten algo desplazados por esta situación. Entiendo, no obstante, que son los menos.
En cuanto a los medios de comunicación… qué decir? Acaso puede haber mayor sarta de tópicos mal utilizados? Por no hablar del maniqueismo casi ingenuo al referirse a la supuesta consideración de Barcelona como una “ciudad especial”, o “mimada”, para Springsteen. Y nada, nos lo creemos, en un acto de provincianismo y de egolatría barata. Sí, claro, Barcelona es la prefe de Springsteen. Y de Woody Allen, claro. En fin, tratamiento muy cutre que flaco favor le hace al rock n’ roll y a la música de la banda, que no a su cuenta corriente, por descontado. Seguro que varios miles de personas acudieron a esos conciertos como acontecimiento, como quien va al espectáculo Piromusical de las fiestas de la Mercè o al Fòrum de les Cultures, o a la Expo, qué sé yo.
En lo referente a Springsteen en sí, me carga toda ese misticismo de héroe de la clase obrera. No sé, no hace falta que sea Mick Jagger o Gene Simmons (tipos que seguramente al trato deben ser más repelentes que “bruss”), pero que nadie se lleve a equívoco. Springsteen no es un colega con el que tomarse unas birras, que cada noche se escapa de incógnito a departir en los bares de Astbury Park. Ni falta que hace, diablos. Está bien que un músico sea buena gente y tal, pero no es necesaria esa pose de “podría ser tu colega”.
Fijáos, no obstante, que llevo una parrafada y todavía no he hablado de música. Pues tampoco me entusiasma su música. He de reconocer que fuera de ese contexto que rodea a las canciones (el ídolo, los fans, la fama, la épica…), su discografía tiene algunos buenos momentos. Especialmente sus primeros discos, el Greetings From Astbury Park o el The River… pero entrados los 80s’, no me gustan sus discos. Ni siquiera muchos de sus singles. Esa sonoridad 80’s me aburre. Reconozco que en todos ellos (o en casi todos) hay algunas buenas canciones, pero no, no acabo de verles el interés. En ese sentido, permitidme ser malo, pero quién quiere a Bruce Springsteen teniendo a Tom Petty, por poner un ejemplo facilón.
Reconozco ser poco objetivo (quién lo quiere ser?). Y sí, seguramente si Bruce Springsteen no fuera la superestrella que es, puede ser que me interesara más, desde luego no sería fan suyo, pero probablemente no entraría en la categoría de fobias. El precio de la fama, supongo.

Canciones:

Manic Street Preachers: “So why so sad”
Yazoo: “Body talk”
The Mighty Mighty Bosstones: “Boss of me”




julio 2008
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Sígueme en Twitter

Categorías