Archivo para 11/01/08

11
Ene
08

Mundo onírico

El mundo de los sueños es algo bastante flipante. Esto lo soñé antes de ayer.

Es fin de año. Estoy sólo en una habitación de hotel que comparto con Keira Knightley. Hay dos camas individuales separadas. Sólo comparto, pues, habitación, pero no cama ni fluídos corporales. Ella se acaba de marchar, porque me ha dicho que quiere salir en fin de año. Yo paso. Me voy a dormir, pero de madrugada me despierto. Me sabe mal que sea nochevieja, todo el mundo esté de fiesta y yo no, de manera que me visto y salgo de la habitación. Cuando salgo a la calle, resulta que estoy en Valencia. Paro un taxi y me meto dentro. No recuerdo haberle dicho a dónde iba, el taxista simplemente me lleva. Resulta ser un marroquí que cree que yo también lo soy, y me habla en árabe. Le digo que no entiendo nada, y decepcionado, me hace bajar del taxi. No hay nadie por la calle, y resulta ser un coñazo, de modo que decido volver al hotel. Cuando llego a la habitación, me doy cuenta de que me he dejado la cartera y la tarjeta/llave dentro. Decido comenzar a golpear la puerta y a gritar para que me abran, esperando que Keira Knightley esté dentro. Ella me abre, medio dormida y borracha, no lleva camiseta ni sujetador. Sin hacerme mucho caso, se vuelve a su cama, mientras le explico lo que me ha pasado, ya desde mi cama. Nada, ella está sobando de nuevo, y me dedico a echarle miradas de soslayo a sus tetas. The End.

Qué extraño mecanismo de mi mente me lleva a compartir habitación con esta señora?

No me creo la teoría freudiana de la interpretación de los sueños, pero si alguien lo hiciera, probablemente mi estabilidad mental se podría en seria duda. Lo del fin de año, lo puedo entender, no hace tanto, y realmente no salí en nochevieja. Lo de Valencia también, al fin y al cabo, me toca viajar a Valencia una vez al mes. Lo de los hoteles, es comprensible, son mi casa varios días al mes, también. Lo de Keira Knightley ya me cuesta más, es una chica a la que nunca he visto un morbo especial, me parece demasiado, cómo decirlo, aséptica. La cartera perdida, el taxista marroquí… y todo ello, claro, aderezado con esa neblina que puebla las situaciones de mis sueños, y esa sensación de que todo es demasiado raro. Como el vídeo de Thriller, pero sin Michael Jackson, vamos.

Canciones:

Everly Brothers: “Dream (all I have to do)”
Aerosmith: “Dream On”
Ze Malibu Kids: “I your bed”

Anuncios
11
Ene
08

R.E.M. : Una década complicada (y 2)

(viene de la entrada anterior) Tras la publicación de “Up”, se volcaron, principalmente Michael Stipe, en la colaboración para la película “Man on the Moon”, de Milos Forman. La banda sonora recogía temas antiguos de la banda, y uno nuevo, “The Great Beyond”, nada del otro jueves. Pero el tiempo pasaba, y tocaba grabación de un nuevo disco. Las alarmas estaban disparadas, tras un “New Adventures in Hi-Fi” que tenía buenos momentos pero era irregular a más no poder y un “Up” que siendo un buen disco, quedaba lejos de ese sexteto mágico (“Life’s Rich Pageant”, “Document”, “Green”, “Out Of Time”, “Automatic for the People”, “Monster”). Las ventas de la banda habían caído en picado y su grueso de fans parecía haberse desplazado a Inglaterra, donde sorprendentemente aumentaron su popularidad (todo el mundo sabe que los ingleses son idiotas).
Así que llegó el 2001, y con él, la publicación del nuevo disco, “Reveal”. Y con él, una nueva decepción. Se trata de un disco flojete, que eso sí, contenía uno de esos temas llamados a convertirse en clásico y que salvan muchos enteros al trabajo, “Imitation of life”, una canción que podía haber estado incluída en “Green” o en “Automatic for the People”. El resto del disco, más cohesionado que su predecesor, explora unas sonoridades menos oscuras, muy pop. Pero nada, mucha pretenciosidad y poco brillo. Pocos puntos álgidos, contados con los dedos de las manos, que marcan una distancia cada vez mayor del grupo con sus fans clásicos. Se trataba, pues, de un buen momento para echar la vista atrás y repescar los buenos momentos en un recopilatorio de sus últimos años, recopilatorio que publicaron en el 2003 con el nombre de “In time: The Best Of R.E.M. 1988-2003” que recogía los mejores temas de su etapa en Warner.

El mejor bolo de R.E.M. en estos años confusos se produjo en el garage de Homer

Este recopilatorio supuso un pequeño rayo de esperanza, ya que grabaron un par de temas nuevos para incluirlos, y uno de ellos está realmente bien, un “Bad Day” que recuerda horrores a los R.E.M. de los 80’s, cosa que hizo despertar las habladurías respecto a un supuesto retorno a esas sonoridades para su próximo lanzamiento, lo cuál, no hubiera estado nada mal. Una vez más, un espejismo. Un caramelo que de repente nos quitaban de delante de la cara. El siguiente, y a la postre, último, hasta el momento, disco en estudio de R.E.M. se publicó en 2004 bajo el nombre de “Around The Sun” y se trata del peor disco de la banda de toda su discografía. Lentísimo, aburrido, hecho con el piloto automático puesto, se le podría calificar de AOP, adult oriented pop, no tiene siquiera ni un single que pueda redimirlo. Y por supuesto, de sonoridades ochenteras, nada de nada. Sorprendentemente, se lanzan a una gira mundial tras participar activamente en la campaña anti-Bush previo a la reelección del texano, gira que recala en Barcelona. El Palau St. Jordi estaba lleno a reventar, y cuando me espabilé, sólo quedaban entradas de grada. De modo que no puedo tener un gran recuerdo de ese show, aunque tal vez sea que ver a R.E.M. desde una triste grada lejos del escenario no es mi ideal de concierto.

Britney y Stipe van al mismo peluquero. Lo reconozco, me encanta la Britey con este look.

A pesar de su bajón cualitativo, la banda no ha dejado de tener actividad. Este año pasado fueron introducidos en el Rock N’ Roll Hall Of Fame, actuando los cuatro miembros, con Berry a las baquetas. Y también publicaron su primer disco en directo, titulado simplemente “R.E.M. Live”, con unas sesiones correspondientes a su última gira. El gran problema reside en que 12 de los 22 cortes pertenecen a esta época que yo he definido como “la década complicada”. Además, me da la impresión de tener un sonido demasiado sobrecargado, en muchos temas sobra una o dos guitarras, y le falta la inmediatez y la chispa de antaño. No puedo culpar a la banda de no querer ampararse en la nostalgia, pero claro, poniendo al lado “Rockville (don’t go back)” o “Drive” de “Leaving New York”, la cosa palidece.

El cartel de promo mola, eso sí.

Ahora se vuelve a decir que su nuevo disco, “Accelerate”, tendrá sonoridades de su etapa ochentera, yo, personalmente, no me creo nada. De hecho, ese “R.E.M. Live” es el primer disco nuevo de R.E.M. que no me compro, desde hace años. Ojalá me equivoque.

Prefiero quedarme con su época grandiosa, aquella que Kurt Cobain, fan declarado de la banda, definió así en una entrevista “No sé cómo lo hacen. Dios, son lo más grande. Aguantan con su éxito como santos, y continúan proprocionandonos música estupenda”

PD: Aunque si vienen en concierto iré, esta vez desde la pista, como tiene que ser.

Canciones:

R.E.M.: “Beachball”
R.E.M.: “Beat a Drum”
R.E.M.: “The Outsiders”




enero 2008
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Sígueme en Twitter

Categorías

Anuncios