19
Dic
07

Calahorra

Esta noche os escribo desde un hotel de carretera cerquita de Calahorra. Esta mañana he salido para Pamplona, he hecho ver que trabajaba un poco y a última hora de la tarde me he marchado dirección Calahorra. Calahorra siempre me ha sonado a medioevo castellano. ¿No había algún pasaje del Cantar de Mio Cid que tenía lugar en esta ciudad? En fin, dudo que a nadie, a estas alturas, le importe lo más mínimo el Cid, Menéndez Pelayo, el Mester de Clerecía y Gaspar Melchor de Jovellanos, escritor este último cuyos padres eran, sin duda, unos cachondos.
Lo más remarcable del día de hoy ha sido el trayecto desde Pamplona hacia el punto de la N-232 en el que me encuentro (yo, y el hotel, conmigo dentro, claro). Salía de allí a las siete de la tarde, oscurecía. Mi orientación no es precisamente la de Miguel De La Cuadra Salcedo, de modo que mi GPS, aunque antediluviano, me resulta tan vital como el propio vehículo. Sin embargo, se trata de un artefacto diabólico, capaz de ponerme en un aprieto cuando menos me lo espero. Sorprendentemente, apenas tarda 10 minutos en encontrar señal de GPS, de modo que me las prometo felices pensado que el trayecto, apenas 80 km, va a transcurrir sin problemas. Y sin problemas transcurre, pese a que algo me mosquea. De repente me hace abandonar una autovía y comienza a meterme en carreteras nacionales. Carreteras nacionales vacías. Carreteras nacionales vacías y de noche. Carreteras nacionales vacías, de noche, y con nieve. No pasa nada, pienso. El aparato me indica que sólo me faltan 14 km. En esas, oigo las fatídicas palabras: “no se ha encontrado el GPS”. No puede ser. De repente me veo sólo en unas carreteras nacionales vacías, nevadas y de noche, y sin conocer el trayecto. Ah, la impotencia del hombre, un animal subyudago por su inadaptación a los medios, tristemente maquillada bajo el tambaleante resorte de una tecnología traicionera. Me cabreo. Me acojono. Me sobrepongo e intento buscar orientación. No lo consigo. Me cabreo otra vez. Y cuando menos me lo espero, una voz celestial se alza para indicarme: “a 500 metros gire a la derecha”. ¿Por qué? ¿Qué extraño arcano a devuelto a la vida a mi GPS súbitamente? Quién sabe. Resultado: Casi dos horas para un trayecto de 45 minutos.

Limpio y con clase

Mi hotel es un hotel de carretera, repleto de camioneros y comerciales. En un estúpido ataque de prejuicios, me siento observado al bajar al restaurante cargado con un libro que leer en la mesa. Me doy cuenta de este prejuicio, no obstante es evidente que me he sentido así, aunque no esté bien. La semana pasada me ocurrió algo similar, cogía un vuelo de vuelta de Madrid a Barcelona, y resultaba ser un Madrid-Barcelona-Tel Aviv. Fue subir al avión, al que llegaba algo tarde, y toparme con un pasaje compuesto en su mayoría por judíos israelíes, con su kipá (vamos, la boinilla judía), y entrarme mal rollo. No tengo la culpa, para mí, la imagen de los judíos israelíes se asocia rápidamente a esas noticias de colonos con mala leche armándola en los territorios ocupados. La culpa, claro, es de la tele.
Canciones:
No Doubt: “Sunday Morning”

The Rolling Stones: “Stop Breaking Down”
Los Salvajes: “Satisfacción”

Anuncios

7 Responses to “Calahorra”


  1. 19/12/2007 en 02:01

    no intentes comparar un vuelo madrid-barcelona-tel aviv con un hotel de calahorra….. ;-)Calahorra si que tiene clase. La Rioja entera la tiene. E Iruña ni te digo…..

  2. 19/12/2007 en 11:12

    El único cantar que se me ocurre ahora mismo sobre Calahorra es ésa jota que dice:Calahorra CalahorraQue pareces Guasintó-onTienes bares y la hostiaCasaputas y el copó-on

  3. 3 kar
    19/12/2007 en 19:22

    Marinero en Marte, no se trata de Calahorra en sí, sino de un hotel en la nacional de Calahorra a Logroño, poca broma. Como dices, incomparable.Calahorra CalahorraQue pareces Guasintó-onTienes bares y la hostiaCasaputas y el copó-onque viva la cultura popular

  4. 19/12/2007 en 19:29

    No me sea desdeñoso con el Cid, Kar! Le invito a que me nombre un solo personaje histórico catalán que mole tanto como Mr. Rodrigo Díaz de Vivar. Y no vale decir “Guardiola”.Un saludo!!

  5. 5 kar
    20/12/2007 en 00:35

    bueno, ya me extrañaba que el orgullo burgalés no saliera a defender a su gran ídolo, después del tío que inventó las morcillas y del entrenador que subió al Burgos a 1ª. Mira, por lo que a mí respecta, sólo hay un Cid en este mundo, y ese es Charlton Heston. Que mola mucho más que el capitán cavernícola barbudo y cutre de la estatua. Pero vamos, que un saludo al Cid, a Doña Jimena y a Menéndez Pelayo. Y a vos, claro.

  6. 21/12/2007 en 17:57

    “De repente me hace abandonar una autovía y comienza a meterme en carreteras nacionales. Carreteras nacionales vacías. Carreteras nacionales vacías y de noche. Carreteras nacionales vacías, de noche, y con nieve. No pasa nada, pienso…”Esto de quién es? de Cortázar? Es buenisimo, juas

  7. 7 kar
    21/12/2007 en 18:29

    podría decir que efectivamente Cortázar es uno de mis escritores de cabecera… pero no, lo más parecido a ello es César Martín 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Sígueme en Twitter

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: