05
Dic
07

Mark Lanegan

La intención no era hablar de Mark Lanegan. El caso es que por mi cumpleaños unos amigos me regalaron un CD de Lanegan. Sabían que me gustaba, y me compraron el “Bubblegum”, su último disco “en solitario”, disco que ya tenía. Hoy he ido, pues a cambiarlo, y he adquirido el de Soulsavers, en el que Lanegan colabora cantando unas siete u ocho canciones (??) y participando en su composición también (??), lo cuál me lleva a pensar que se trata de un disco más de Lanegan.
Leo en Wikipedia (que no deja de ser un medio de lo menos fiable, pero en fin) que los tales Soulsavers son an English production and remix team“, responsables entre otros del remix del “Four to the floor” de Starsailor, lo cuál me descoloca más. Si me hubieran dicho en 1998 que Lanegan haría un disco con una suerte de DJ’s no me hubiera creído nada. En fin, que nadie se lleve a equívoco, el disco en cuestión, “It’s Not How Far You Fall, It’s The Way You Land” es casi totalmente un disco de Lanegan, más cercano a su estilo antiguo que a lo que se supone grabarían unos “remixers”. Lo he escuchado de vuelta a casa y me ha gustado mucho reencotrarme con esa voz profundísima de un tío que se fuma cartones de Marlboro y desayuna mojando madalenas en Jack Daniel’s. Y me ha retornado de golpe a esos años 98 o 99 en el que descubrí a Lanegan.Entonces acababa de cerrar su etapa con Screaming Trees, una de las bandas injustamente peor tratadas de la era grunge. Ya había publicado entonces varios discos en solitario, sin embargo en el 98 publicó la que para mi gusto es su obra cumbre, “Scraps at midnight”, un disco que me atrevo a recomendar a cualquiera que tenga sangre en sus venas y no pase un mal momento. En ese caso, no es recomendable, ya que se trata de la clase de disco que no invita al optimismo, precisamente. No me quiero deshacer en más elogios, que cada cual se lo compre y punto. Todavía no sé exactamente por qué acabé con ese CD en mis manos, supongo que la crítica de Popular 1 que lo ponía por las nubes ayudó. Y poco después, resultó que tocaba en Barcelona, en la mítica y desaparecida sala Garatge.

De esta guisa se presenta en su web… cosa profunda, oyes

Entonces tenía, en la universidad, un amigo con el que compartía gustos musicales muy afines y nos dedicábamos a descubrir joyas de Led Zeppelin, The Doors, Mad Season o Jon Spencer. Y nos recuerdo yendo emocionados a ese concierto, sin saber bien qué nos íbamos a encontrar, con una entrada que nos costó creo que unas miserables 1200 ptas. El caso es que Lanegan era el típico artista maldito que iba de drogas hasta arriba, los rumores apuntaban a que estaba chungo y yo sólo había visto fotos suyas en imágenes promocionales de los Screaming Trees, varios años antes. Salió el telonero, Mike Johnson, ex-Dinnosaur Jr., y por un momento dudé si era el propio Lanegan. Hoy parece absurdo, pero entonces no tenía Internet en casa, los medios no sacaban fotos, en la carpeta del disco no había tampoco y todo tenía un pequeño halo de misterio. Fue un conciertazo, uno de los mejores que jamás he visto. Y desde entonces, me dediqué a conseguir sus discos anteriores.

Poco a poco Lanegan se fue haciendo más popular, y que se entienda que cuando hablo de “popular” no me refiero a “popular” com Ricky Martin. Lo más increíble llegó cuando de repente, el mundo gafapastil que representa la revista Rockdelux le dedicaba también elogios. Llegué a ver a Mark Lanegan 2 veces más en directo, una tercera si se cuenta la gira en que acompañó a QOTSA. Era un buen momento para Lanegan, y para mí, seguía en un pedestal, convirtiendo en oro lo que tocaba. Y vino el famoso “Bubblegum”, con el que se suponía volvía al rock, abandonando un poco esa faceta folkie-blues oscura. Sin embargo, algo no me cuadraba. No era un mal disco, no, pero para mi supuso un pequeño batacazo.

Tal vez era el concepto. Lanegan para mí es el artista ideal para esos largos, duros, tristes, fríos y oscuros días del otoño y el invierno. Por eso casi nunca escucho su música en verano. Luego el amigo se nos volvió algo vaguete, y se dedicó a hacer colaboraciones, ante una pléyade gafapastil rendida a los pies del nuevo divo. No, este ya no era el Lanegan que vi en Garatge. Probablemente le juzgué duramente, y me olvidé un poco de él. Hasta hoy. Tengo ya ganas de escuchar de nuevo este disco de Lanegan y los dichosos Soulsavers, en el que además se marca dos versiones (de Neil Young y de los Stones) magistrales. Me siento como reencontrándome con un viejo conocido.

Canciones:

Mark Lanegan: “Kingdoms of rain”
Mark Lanegan: “Carnival”
Mark Lanegan: “Field song”


6 Responses to “Mark Lanegan”


  1. 05/12/2007 a las 09:14

    Yo tb estuve en esa gira del 98 y la entrada en Donosti costaba 600 pts!!! Estoy de acuerdo contigo fue un concierto inolvidable, una delicia escuchar a este tío en tan buena compañia.A mi tb me decepcionó algo Bublegum, aunque reconozco que cada vez que lo pongo lo escucho del tiron y cada vez me gusta más. De su discografía todo es recomendable, mi favorito es Whiskey for the holy ghost y el de versiones del 99 es tb otra joya. Aunque yo le descubri como tu con el Scraps at midnight y efectivamente es otro discazo con mucho poso melancólico del que me alejo en estas fechas. Ahora es buena época para David Lee Roth…Saludos.

  2. 2 kar
    05/12/2007 a las 10:33

    Es verdad!! la entrada costaba 600 ptas, claro, compramos dos, por lo tanto, 1200… ahora me parece casi increible haberme gastado esa miseria en tamaño concierto… Respecto a bubblegum, hace tiempo que no lo recupero, tengo que volver con él. Ok, a veces escuchar a Lanegan en un día frío y gris puede acabar de hundirte el ánimo, pero qué le voy a hacer, disfruto con estos ejercicios de masoquismo.Un saludo, Jim Garry

  3. 05/12/2007 a las 11:47

    Que bueno reencontrar viejos amigos eh? ;)Yo lo vi hace unos dos años en mi ciudad (la entrada costó algo mas, no recuerdo…) y como bien dices, estaba todo lleno de gafaspasta, pero me dió igual, por uno que puedo ir a ver…Buen post🙂 Besos!

  4. 07/12/2007 a las 02:55

    En este tiempo de reunificaciones podían regresar los “Screaming Trees”, los discos de Mark en solitario no son lo mismo o al menos eso me parece mi favorito Scraps at midnight. Un saludo

  5. 5 kar
    07/12/2007 a las 10:25

    esa reunificación estaría muy bien… pero sinceramente, lo veo chungo. Creo que uno de los hermanos Conner había dejado el tema de la música y el otro poco le faltaba. Y sobretodo, a Mark le va muy bien, ahora que además es un ídolo gafapastil. Me conformo con que saque de nuevo discos como antaño (no quiero decir que su material actual sea malo, pero es que lo de antes era brutal)

  6. 09/12/2007 a las 12:49

    A mi que sea un líder gafapastil me importa más bien poco. Joder, muchas personas deberían escuchar la voz de este tío y dejarse de tantos elogios a la voz de Rufus Wainright este.Bubblegum me gusta por ese sonido sucio pero estoy enganchada al Field Songs.Respecto a Soulsavers, los vi hace un par de meses en Razzmatazz. Era la primera vez que ví a Mark Lanegan y me impactó. Un dato lo resume todo: cada vez canta mejor. Encima los del Razz pusieron el volumen a tope (porque la gente no había parado de hablar durante Spiritualized) y la voz oscura de Mark atronó por toda la sala.Que vuelva!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Sígueme en Twitter

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: