Archivo para 6 septiembre 2007



06
Sep
07

Dossier: Retornos en el Rock (3)

Banda: New York Dolls
Final de carrera: 1977
Retorno: 2004
Bajas: Johnny Thunders (muerto en 1991), Arthur Kane (muerto en 2004), Jerry Nolan (muerto en 1992)
Disco tras retorno: One Day It Will Please Us To Remember Even This (2006)
Lo Mejor: Su vuelta, por inesperada. Y el haber grabado un muy buen disco de retorno.
Lo Peor: De momento, nada. Veremos.

Quién lo iba a decir, que los New York Dolls protagonizarían un retorno modélico. Quién lo iba a decir, que los New York Dolls volverían un cuarto de siglo después de su final. Y en gran medida, es responsabilidad de Morrissey, que ha resultado ser un gran fan de las muñecas y se empeñó en que volvieran, logrando convencer a los tres miembros que quedaban vivos, David Johansen, Sylvain Sylvain y Arthur Kane. Y tras una serie de conciertos, decidieron volver a la actividad. Lástima que Kane muriera ese mismo 2004. Pero la banda no se amilanó, y decidió seguir haciendo conciertos. Su caso es parecido al de los Stooges, ahora medio mundo del rock les cita, pero en su época eran un fenómeno limitado. En cualquiera de los casos, David Johansen y Sylvain Sylvain se mantienen en una forma aceptable (Iggy sólo hay uno en este mundo) y recuperaron su repertorio con garra, demostrando que el que tuvo, retuvo, a pesar de que ninguno de los dos mantuvo una carrera en solitario de cierta regularidad. Y como triple salto mortal , deciden grabar disco nuevo, “Day It Will Please Us To Remember Even This” (2006), con la ayuda del ex – Hanoi Rocks Sammy Yaffa, que para sorpresa de todos, mía la primera, es un muy buen disco. Digno de cualquier banda joven, demuestran calidad, feeling, pero también fuerza y ganas. Una gran excepción a estos discos “de retorno” que acaban por decepcionar. Y ahí siguen, sin hacer lo que se dice un tour mundial al uso, pero sí tocando allí donde les llaman y es un buen marco para la música de las muñecas. Otro retorno de chapeau.

De muñecas a abuelas.

Banda: Hanoi Rocks
Final de carrera: 1985
Retorno: 2002
Bajas: Nasty Suicide (retirado) , Sammi Yaffa (no quiso participar), Razzle (muerto en 1984)
Disco tras retorno: Twelve Shots On The Rocks (2002), Another Hostile Takeover (2005)
Lo Mejor: Juntar a Michael Monroe y a Andy McCoy… os parece poco?
Lo Peor: Por qué no está Sammy?

Este es un ejemplo de banda que estaba claro que iba a volver. Michael Monroe se encontraba en muy buena forma y Andy McCoy, aunque perjudicado, sigue siendo un artista a las seis cuerdas. Ambos habían mantenido una actividad en solitario acorde con los preceptos que sentaron en Hanoi y más o menos con regularidad. Además, si todos sus paisanos de los países escandinavos protagonizaban una suerte de revolución vikinga en el rock europeo, definitivamente, ese era su momento. De modo que tras discusiones, habladurías y correveidiles varios, finalmente el viejo Andy se juntó con su viejo colega Michael… y la magia volvió. Y el hecho de que ninguno de los dos se hubiera apartado del rock bajo la senda marcada por su banda primigenia, ha hecho que el volver a grabar discos bajo el nombre de Hanoi Rocks no provoque esa sensación de antinaturalidad que provocan ciertos discos de retorno de grupos que han estado parados y alejados de su sonoridad clásica durante años. No es pues, el caso de estos renovados Hanoi Rocks. Y sus dos discos nuevos, que ya llevan dos, sin ser piedras angulares de su discografía, son entre dignos y buenos. Y este 2007 preparan lanzamiento de otro trabajo. De modo que podemos ver que hay Hanoi para rato. Sólo una cosa… ¿cómo es posible que Sammi Yaffa prefiera tocar con New York Dolls que con sus compañeros de Hanoi? Y acabaré con un apunte cachondo. Yaffa no se ha apuntado al retorno, como tampoco lo hizo el guitarrista Nasty Suicide. Pero en el caso de este último, no es porque prefiera estar con otras bandas, sino porque se ha retirado del rock n’ roll, y ahora ejerce de… farmacéutico!!

Su presupuesto en maquillaje no ha bajado con los años

Banda: The Doors
Final de carrera: 1972
Retorno: 2002
Bajas: Jim Morrison (muerto en 1971), John Dendsmore (no quiso participar)
Disco tras retorno: ninguno
Lo Mejor: Contar con Ian Astbury como vocalista, sin duda, un acierto.
Lo Peor: Pues está por ver, el caso es que Astbury vuelve a su actividad con The Cult… así que veremos.

Marchando una de retornos inesperados. Y es que un retorno de los Doors suena, a priori, como si ahora David Ghrol y Krist Novoselic decidieran reformar Nirvana. Y es que retornar con los Doors significaba sustituir a Jim Morrison. Y eso es poco menos que imposible. Y si no, que se lo digan a los Doors restantes (Ray Manzareck, Robbie Krieger y John Dendsmore) quienes llegaron a grabar dos discos a la muerte de Morrison. Y aunque se especuló con tener a Iggy Pop como vocalista, al final fue el propio Manzareck quien se ocupó de las voces en “Other Voices” (1971) y “Full Circle” (1972), discos que significaron el fin de The Doors. El primer aviso lo dieron en la ceremonia de introducción de los puertas en el Rock N’ Roll Hall Of Fame, en 1993, cuando actuaron por vez primera en años, y entonces un Eddie Vedder en estado de gracia se hizo cargo de la voz. Y la cosa salió muy bien!. Vedder demostró que podía calzarse con dignidad las botas del Rey Lagarto. Claro, Eddie Vedder tenía su propia banda, Pearl Jam, y no iba a lanzarse a la aventura de ocupar un puesto tan difícil. Pero sentó un buen precedente. Tuvieron que pasar casi diez años para que se decidiera volver a la carretera. Y lo bueno fue que escogieron el mejor vocalista que podían haber escogido, Ian Astbury, de The Cult. Astbury es un tipo con carisma, un rockero de pies a cabeza, con una voz de barítono como el desaparecido Morrison, con los huevos suficientes como para no dejarse intimidar por la leyenda porque, diablos, él es una leyenda del rock de los 80’s y los 90’s (y lo que durará). Y porque en ningún momento ha tratado de imitar a Morrison, sino de cantar como Astbury. Por lo demás, Robbie Krieger, aunque muy envejecido, es un guitarrista de un feeling brutal y Ray Manzareck un virtuoso. Los problemas fueron legales. John Dendsmore no quiso apuntarse, y no sólo eso, anduvo jodiendo hasta que tuvieron que cambiar el nombre de The Doors of the 21st Century que usaban por el de Riders On The Storm, alegando que sin él ni Morrison, no eran los Doors. Al principio la batería la iba a ocupar el antiguo batería de The Police, Stewart Copeland. Éste, sin embargo, tuvo un pequeño accidente que le dejó unos meses fuera de juego y los Doors decidieron prescindir de él, en una decisión tan equivocada como extraña. El caso es que desde 2002 y hasta la actualidad, se dedican a girar Manzareck, Krieger y Astbury recuperando el espíritu de los Doors. Y cabe decir que con mucha dignidad. Y lo cierto es que tanto Manzareck como Krieger merecen este reconocimiento (dudo que sea por dinero, ya que mucho más dinero les dan los royalties), en una banda en la que se tiende a olvidar lo buen músico que era Ray Manzareck o el genio compositivo de Robbie Krieger en pos de una figura tan acaparadora de todas las atenciones como era Jim Morrison. Hay quien dice que no son muy diferentes de una banda de tributo convencional. Yo no lo veo así. Disfruté de su concierto en Barcelona hace un año y tacharles de “banda de tributo” es insultante. El problema viene ahora, ya que Ian Astbury vuelve a la actividad con su banda de siempre, The Cult,y deja a The Doors. Ahora deben mover ficha, y creo que lo mejor sería una digna retirada. Conseguir a un cantante nuevo que pueda ocupar el lugar de Jim Morrison y además sustituir a Ian Astbury es una tarea harto complicada. Y se habla de gente muy poco recomendable, aunque de momento todo son habladurías. Así que antes de que la caguen, lo mejor es dejarlo aquí.

Muy viejunos pero todavía con fuerzas. Ian Astbury es MUY grande

(CONTINUARÁ)

Canciones:

Guns n’ Roses: “Stranged”
Elvis Presley: “See see rider”
Robert Palmer: “Johnny & Mary”

04
Sep
07

El hombre de Roma.

Hoy he visto Quart, el hombre de Roma, que llevaba Antena 3 anunciando a bombo y platillo desde hacía unos días. Lo cierto es que en su momento leí, y disfruté “La Piel del Tambor”, novela de Arturo Pérez-Reverte en la que se describen los personajes de la serie en cuestión, pese a que de las novelas del autor que he leído, y no son pocas, es la que encontré más flojita. Pero bueno, la tele no es muy maravillosa, así que me apetecía ver qué tal. Me gustaría decir que me ha gustado, y sin embargo, bueno, está mal montada y peor actuada, y aunque el primer episodio se dejaba ver, me temo que la cosa acabará en pastiche.
Hace ya tiempo que lo voy notando, a pesar de que se han puesto de moda la conspiranoia, los asuntos pseudo-religiosos, los misterios hagiográficos y demás mitos, tristemente la cantidad no cumple las espectativas de calidad. Yo confieso, soy un forofo de estos temas. Desde muy pequeño lo he sido, y he consumido bastante material al respecto (libros, reportajes, publicaciones y lo poco que hubiera en cine y TV). Y qué queréis que os diga, este cura Quart, un padre coplillas que se mete a detective, tiene más que ver con los curas santurrones de las novelas de Morris West que alguien que se dedica a desenmarañar misterios vaticanos.

Padre coplillas en peligro

Es divertido ver cómo esta corriente de conspiranoia sale a relucir cada vez que algo raro ocurre tras los muros de la Ciudad del Vaticano. Esta semana mismo, un miembro de la guardia suiza se ha “presuntamente” sucicidado. Y la maquinaria se ha puesto en marcha. Hay una cutre versión oficial y varias historias que se cuentan. Algo parecido ocurrió hace unos años, cuando otro miembro del cuerpo de seguridad papal asesinó a uno de sus superiores y a la mujer de éste, suicidandose tras esos hechos. Se hablaba de una presunta relación homosexual entre los militares, o incluso una lucha de poderes por las tendencias pro-Opus Dei del superior. Definitivamente, más entretenido que nuestro hombre de Roma que propone Antena 3.

Y para acabar, un homenaje al programador de 8TV (que me temo, sólo se ve en Catalunya), que en menos de una semana ha emitido “El Cazador” (sábado), “El corazon del Ángel” (ahora mismo) y “Casino” (mañana). Y yo viendo series flojillas.

Canciones:

Ivana Spagna: “Easy Lady”
Nirvana: “In Bloom”
Monster Magnet: “Unbroken”

04
Sep
07

Dossier: Retornos en el Rock (2)

Banda: Thin Lizzy
Final de carrera: 1984
Retorno: 1996
Bajas: varias, pero básicamente Phil Lynott … banda actual compuesta por John Sykes y Scott Gorham
Disco tras retorno: ninguno
Lo Mejor: Nunca pretender retomar la gloria pasada, y tomárselo como un tributo sincero a Lynott.
Lo Peor: Una reunión de Thin Lizzy sin Phil Lynott no tiene mucho sentido.

Veamos, lo de Thin Lizzy es diferente. Nunca fue una banda excesivamente popular, aunque contaba con unos fans muy fieles, especialmente en Europa. Lo que sí que está claro es que se trataba de una banda en la cual Phil Lynott era su verdadera alma. Por lo tanto, cuando Sykes y Gorham resucitaron Thin Lizzy, quedó siempre claro que lo hacían como un modo de tributo a la figura del negro irlandés. ¿Es lícito que un tipo como John Sykes se presente como un miembro “oficial” de Thin Lizzy cuando tan sólo estuvo los dos últimos años de vida del grupo? Bueno. Sin embargo, Scott Gorham sí que estuvo allí, fue la banda de su vida. Y está claro que si Gorham y Sykes formaran una banda y le pusieran un nombre cualquiera y giraran tocando sus canciones, no les iba a ver ni el tato. Así que en el fondo, se merecen poder ganarse unas perras llevando el nombre de Thin Lizzy. Por supuesto que lo disfrazan de tributo y homenaje a Phil Lynott. Pero bueno, no molestan, porque si algo ha caracterizado este retorno de Thin Lizzy es el respeto con el que siempre han tratado al pasado glorioso de la banda, por homenajear constantemente al difunto bajista y por hacer las cosas de un modo humilde y amable. En el fondo no hay mucha diferencia entre esos “Thin Lizzy” y lo que pudiera ser cualquier banda imitadora a los irlandeses. Así que ahí siguen, desde hace una década, girando por pequeños escenarios en lo que se convierten en fiestas para los fans. Lo cual está bastante bien.

Dos bandas completamente distintas

Banda: The Stooges
Final de carrera: 1974
Retorno: 2003
Bajas: Dave Alexander (bajo, sustituido por Mike Watt)
Disco tras retorno: The Weirdness (2007)
Lo Mejor: El reconocimiento a una banda que ha sido una grandísima influencia en el rock.
Lo Peor: Grabar un disco mediocre. No tocar nada de “Raw Power”. Que Iggy interrumpa su carrera en solitario.

Hummmm… vamos con la polémica. Como suele ocurrir en muchos casos, estos The Stooges, que todo el mundo cita como influencia, en su época jamás gozaron de la popularidad ni del reconocimiento. Por lo que desde este punto de vista, sí que merecen darse un baño de multitudes, especialmente los hermanos Asheton, ya que Iggy lleva una carrera que no necesita de estas piruetas para reafirmase como icono. El caso es que hace una década que se hablaba de la vuelta a los escenarios de The Stooges. Y la cosa tardó más de la cuenta en materializarse, pero al final lo hizo. Y aunque Iggy Pop llevaba toda la vida tocando material Stooge (que le pertenece por derechos) en directo, el ver a LA BANDA, tenía su aliciente. Y contar con un bajista de lujo como Mike Watt no era sino un síntoma de que las cosas se iban a hacer bien. Y así fue, sus primeras giras fueron emotivas, incendiarias, con un Iggy, como siempre, inconmensurable, pero también con un grupo a la altura de las circunstancias. Que no tocaran nada de su seminal disco Raw Power era una faena, pero claro, se puede entender, Raw Power era más un trabajo de Iggy & James Williamson que de The Stooges. Por cierto, han tocado en todos los festivales españoles, a saber, Azkena, Primavera Sound, FIB, El Ejido… Yo tuve la oportunidad de verles en el Primavera Sound y quedé impresionado. Pero (como todo, existe un pero) resulta que ya estamos en 2007 y The Stooges continúan girando. Con lo cual, primera señal de alarma, la carrera en solitario de Iggy Pop desaparece. Y por más que temas como “1969”, “Down on the streets” o “1970” sean bombazos, no lo son menos “Real Wild Child”, “The Passenger” o “Nightclubbing”. Lo peor es que no sólo continúan como The Stooges, sino que en 2007 publicaron un disco nuevo bajo ese nombre, titulado “The Weirdness”. Y la verdad, es flojito. E innecesario. La carrera de The Stooges no tenía mácula alguna, todos sus discos eran pedazos de historia del rock. Y descolgarse con este “The Weirdness” supone un tropezón. Una gira de reunión está bien. Pero un disco nuevo, son palabras mayores. Y creo que los stooges han caído en la trampa. El presente y el futuro cercano está en girar como The Stooges y presentar el material clásico y algunas canciones nuevas. Yo, sin embargo, votaría por finiquitar el tema Stooges, ahora que quien haya querido se ha podido quitar la espina de verlos sobre las tablas, y antes de que su aureola de leyendas se deshaga.

No se puede negar que en cuarenta años han aprendido a posar.

Banda: Blondie
Final de carrera: 1982
Retorno: 1999
Bajas: bajista (Nigel Harrison, Frank Infante, Gary Valentine)
Disco: No Exit (1999), The Curse Of Blondie (2004)
Lo Mejor: Poquita cosa, la verdad.
Lo Peor: Lo viejuna que está Debbie Harry. Un tema como “Maria”: odioso.

Retorno inesperado, el de los neoyorkinos. El primer shock fue encontrarnos a una Debbie Harry, antaño icono sexual pop, muy viejuna. Y es que el tiempo no pasa en balde para nadie. Ellos volvieron directamente con un disco nuevo, “No Exit”, que contenía uno de esos singles mortales que tanto gustan a las radiofórmulas “adultas”, me refiero a “Maria”, una canción que odio con todas mis fuerzas. El resto del disco era bastante flojito, y a decir verdad, pasada la sorpresa, la repercusión de este retorno ha sino bastante escasa, llegaron a ejercer de teloneros de Brian Adams… triste. Fijaos que incluso pensé que se habían separado otra vez. Pero no. Incluso han grabado otro trabajo nuevo, “The Curse Of Blondie”, en el 2004. Pero claro, no contenía un hit como “Maria”. No han hecho tours mundiales y si no se han separado es porque en USA hay un circuito de bandas revival que tienen un público muy concreto y entiendo que se han apuntado al carro. En fin, poquita cosa.

Ok, puedes estar viejuna, a eso llegaremos todos, pero lo del chaleco reflectante no tiene perdón de dios

(CONTINUARÁ)

Canciones:

Blondie: “One way or another”
Van Halen: “Ain’t talking ‘bout love”
Soundgarden: “The day I tried to live”

03
Sep
07

Cherry Valence. Dairy Queen.

Cherry Valence. Dairy Queen. Dos nombres, dos estúpidas relaciones de conceptos. El miércoles por la noche estuve viendo Rebeldes, la película de Francis Ford Coppola basada en la novela de Susan E. Hilton. Cuando era un crío (por lo menos más que ahora, por lo menos en edad, por lo menos cuando oficialmente lo era) me encantaba una novela de S.E.Hilton, La Ley De La Calle (luego averigüé que se titulaba Rumble Fish). Ya hablaré de esto, lo tengo pensado (sí, me vienen ideas y las guardo, para recordar de qué quiero escribir un día de estos, cuando me sienta inspirado para ello!!). En fin, sabiendo lo de la novela, y habiendo visto Rumble Fish, también de Coppola, decidí bajarme de internet Rebeldes y verla.

Por cierto, un inciso. No os ocurre que a veces, les viene a la memoria una película, una canción, una banda, un actor, un simple concepto, y en seguida se dan cuenta de que a su alrededor todo son, de repente, referencias al mismo. En mi caso, por ejemplo, cuando decido bajarme y ver Rebeldes, ese mismo día leo una pequeña reseña en el criticado (y no sé por qué, me gusta!) número de octubre de Popular 1.


La película no me gustó tanto como “Rumble Fish”

Cherry Valence. Dairy Queen. Esos dos nombres se me quedaron grabados de la película. Por cierto, pequeña decepción, la peli en sí misma. Bajo una aureola de mito –tal vez mitificada por mí mismo- me encontré con un título flojito, aunque emotivo. Claro, esas imágenes de los chicos con tupé sonando Gloria en versión de los primigenios Them de Van Morrison, para un fetichista como yo, ya valen la pena. Por cierto, tristísimo doblaje al castellano, “grasientos”, les llamaban, por la grasa (entiendo que grasa=gomina) de sus tupés. Joder, cuando tenía 13 años yo quería ser como ellos, un “grasiento”, tupé, tejanos y camiseta… traté, digo.

Si no recuerdo mal, llevaban 2 baterías, y eran unas bestias en directo.

Cherry Valence. Dairy Queen. Menudas tonterías se me quedan grabadas, ¿no? En fin, que Cherry Valence resulta ser el nombre de la chica que le gusta a Pony Boy, el protagonista de la peli. Qué cosas, tanto tiempo oyendo maravillas de esa banda llamada Cherry Valence y resulta ser el nombre de ese personaje de ficción. Bueno, una curiosidad como otra cualquiera, y minipunto para esa banda, por ser originales en buscar su nombre.

El rótulo tiene ese glamour de los 50’s

Dairy Queen. Durante la película, hay un momento en el que Pony Boy, Johnny y Dallas van a comer una hamburguesas a un restaurante Dairy Queen. Y no puedo evitar recordar el Dairy Queen que estaba en la estación de Sants de Barcelona. Y recordarme a mí mismo, con 13 años (otra vez!!), con dos amigos, BeGe y C. Saliendo del barrio y acabando en ese sitio, sintiéndome como esos Rebeldes, dejándome arropar por una borrachera de amistad, iniciaciones y confesiones entre amigos. Joder, lo recuerdo como si fuera ayer, y han pasado 14 años. Recuerdo encontrarme a la prima mayor de C. con su novio y un amigo, mayores que nosotros, pero recuerdo con tantísimo orgullo que no nos trataran como a críos sino de igual a igual, recuerdo incluso la anécdota que ese novio contó, que no viene a cuento ahora, y recuerdo como ese amigo de la prima de mi amigo (toma ya!) moriría pocos meses después de un estúpido accidente de moto. A veces me sorprendo cómo puedo recordar ciertas gilipoyeces como esa, y olvidar otras supuestamente más importante. Todavía soy amigo de BeGe y C. pero apuesto a que ellos no se acuerdan no ya de ese día sino incluso de que alguna vez hubo un Dairy Queen en la estación de Sants al que habíamos ido, embriagados de libertad pre-adolescente.

A ese sitio no fuimos muchas más veces, y al cabo de unos pocos años cerró. Que yo sepa, ya no existe ningún Dairy Queen en Barcelona.

Canciones:

Mother Love Bone: Chlöe Dancer/Crown of Thorns
Radiohead: Airbag
Them: Gloria




septiembre 2007
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Sígueme en Twitter

Categorías