Archivo para 18/09/07

18
Sep
07

Rancid

Tras unos días sin escribir, y otros perdiéndome en la física, la metafísica, lo divino y lo humano, creo que ya es el momento de hablar un poco de rock n’ roll, ¿no?. Y esta vez de la mano de Rancid, y concretamente de su disco “…And Out Come The Wolves”, que recuperé este fin de semana, tras años sin escucharlo. De hecho, creo que nunca le presté mucha atención. Ya sabéis, cuando ese disco salió (en 1995) yo me movía con un grupito de gente que de repente descubrió ese pseudo punk melódico de la escudería Epitaph y similares. Como quiera que nunca me gustaron bandas como Bad Religion, NOFX o Pennywise, más allá de los cuatro temitas que ponían en las discotecas, rápidamente relacioné a Rancid como un exponente más de ese “sonido”. Por aquél entonces, ya digo, estaba metido a tope en el grunge (sí, yo acepto las etiquetas!!). Y sí, me gustaban las canciones “Ruby Soho” y “Time Bomb” que insisto, sonaban en las discotecas del Poblenou barcelonés. Y poquita cosa más. Eso sí, me llamó la atención el hecho de que los componentes del grupo no tenían ese look de skater tan propio de sus compañeros de escudería. Con sus crestas, sus tejanos y sus botas Doc Martin’s parecían salidos de un suburbio londinense de finales de los 70’s.
Pasados un par de años, tuve un amigo en la universidad que era fanático de Rancid. Y tanto insistió que me acabé grabándome los tres discos que Rancid tenían hasta entonces (Let’s Go, …And Out Come The Wolves, Life Won’t Wait), e incluso me hice una fotocopia a color de las portadas, bendita aquella época en la que una grabadora era un bien preciado y el poder tener casi réplicas de los CD’s por poco dinero casi obra de encantamiento. Pese a ello, una vez más, tampoco les presté demasiada atención. Sólo lo suficiente como para ver que Let’s Go y Life Won’t Wait no valían nada, aunque “…And Out Come The Wolves” no estaba mal.


Los rancios, unos punkies de la vieja escuela

Y bien, este fin de semana he escuchado ese disco a conciencia… y me he dado cuenta de lo equivocado que estaba, y de que todos los elogios que escuché en su momento eran justificados. Es un discazo. Nada que ver con todas las bandas mencionadas. La música de Rancid tiene un referente claro, The Clash, aunque es evidente su querencia a las melodías pop (esas armonías vocales entre Tim Armstrong y Lars Federiksen son estupendas). Incluso mencionaría una gran influencia de los Who más enérgicos, con solos de bajo a lo John Entwhistle incluídos. De hecho, el trabajo en las cuatro cuerdas es realmente bueno. Por supuesto, también una vertiente más jamaicana/ska en algunos temas, lo cual tampoco está mal, para romper un poco la tónica de un disco directo y contundente. Yo conocía los dos singles mencionados (“Time Bomb” y “Ruby Soho”), y sin embargo muchas de las 19 canciones que componen el disco superan con creces a la mencionada, me refiero a temas como “The 11th Hour”, “Olympia, WA.” , “Journey to the End of the East Bay” o “Listed M.I.A.”. Punk rock de sonoridad inglesa para unos californianos que se curraron un disco que jamás han logrado superar. No hace mucho lo intenté también con un disco algo más posterior al referido, el homónimo “Rancid”, y me pareció un aburrimiento considerable. Poco importa, cuántas bandas punk fueron capaces únicamente de grabar un trallazo para luego desvanecerse. Podemos pensar que con Rancid ocurrió lo mismo.

Canciones:

Me’Shell Ndgeocello & John Mellecamp: “Wild Nights”
Rancid: “Olympia, WA.”
Little Steven & The Disciples Of Soul: “Bitter Fruit”




septiembre 2007
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Sígueme en Twitter

Categorías