Archivo para 12 agosto 2007



12
Ago
07

Cine Paris

El otro día paseaba por la calle Portal de l’Àngel cuando me llevé la desagradable sorpresa de que el edificio que alojaba el Cine Paris había sido demolido. Ya sabía que ese cine cerraba, lo que ocurre es que una cosa es leer una noticia en un periódico y otra muy distinta es verlo derruido, reducido a un simple solar. 79 años de cine, que se dice pronto, reducido a escombros. El cine pertenecía al Grupo Balanyà, que gestiona otras salas y (ojo al dato) la plaza de toros de Barcelona. En este caso, por lo visto, Inditex les hizo una oferta que no pudieron rechazar. Y es que yo creo que esa calle debería dejar de llamarse Portal de l’Àngel para llamarse Calle Amancio Ortega.

Amancio Ortega escucha una recomendación sobre un local

Bueno, es un hecho que en ciudades como Barcelona, cualquier cine con una o dos salas, solamente, está destinada a desaparecer. A no ser que se especialice (qué sé yo, cine de autor, cine VOSE o cine hindú). Es evidente que no es más que una respuesta a los tiempos que corren, y a las necesidades o preferencias del público. Así, resulta algo extraño relatar una elegía al Cine Paris, cuando hacía años que no iba a ese cine. Cuando yo mismo, cuando voy al cine, miro primero la cartelera que ofrecen los cines de centros comerciales, principalmente por la facilidad que ofrecen en un desplazamiento con coche, ya sabéis, fácil acceso y aparcamiento gratuito. Cosas de vivir fuera de la ciudad. Lo malo es que multitud de películas interesantes no se proyectan en esas multisalas, que en general se reservan para los títulos más taquilleros. Y el público que acude a menudo es bastante quinqui. Entonces, ¿por qué sigo yendo a esos sitios? ¿tanto pesa la comodidad?… me temo que sí. Cruel paradoja, el sitio apesta, cines como el Paris tienen diez mil veces más encanto, pero al final acabo yendo a lo cómodo, aunque cutre.

Del Cine Paris ahora mismo me vienen dos recuerdos. El primero, el estreno de Trainspotting, sería el año 96, o algo así. Fui con unos amigos del instituto de quienes hace años que no sé absolutamente nada, y claro, salimos flipando con la peli. Aunque creo que no entendí gran cosa y me quedé en la cara gamberra y cachonda. El segundo recuerdo es Romance X, una película francesa pseudo erótica que parecía pretender recuperar el estilo de finales de los 70’s y primeros 80’s… una basura que ignoro por qué ha venido a mi cabeza. De eso hace ya unos añitos, y tal vez fuera la última peli que vi en esa sala.

Canciones:
Jane’s Addiction: “Everybody’s friend”
Johnny Cash: “One”
Redd Kross: “The Faith Healer”

Anuncios
09
Ago
07

Back in Black

De vuelta aunque nunca me he ido del todo. Sí que es cierto que tuve este, vuestro blog favorito, algo abandonado: cuestiones estúpidas de la vida que todos debemos afrontar de vez en cuando. Pero insisto, estoy aquí, dando la vara y volviendo con el ritmo de actualizaciones habitual. Y como el avispado lector de NDK habrá podido comprobar, he aprovechado el verano, como otras tantas familias, para hacer algo de obra y darle una mano de pintura a la casa. Así que espero que este nuevo aspecto guste. Un poco por ahí iba lo de “Back in Black”. Aparte de ser un sentido homenaje a uno de los pocos discos de AC/DC post-Bon Scott que me gustan, la intención era usar un fondo de pantalla negro. Ocurre que cuando lo probé, me di cuenta de que el negro no era para NDK. El negro de fondo está muy bien para otros blogs, pero no para el mío. Sin embargo, ya había creado la imagen de cabecera con el subtítulo de Back In Black. De modo que así se queda, damas y caballeros.
Por otra parte, decir que esta imagen de cabecera, aparte de ser un compendio de referencias que me gustan, es, a su vez, un intento de homenajear a la portada de uno de los mejores discos de la historia, el “Exile On Main Street” de los Rolling Stones.


Posiblemente, el mejor disco de los Rolling Stones

Finalmente, quiero remarcar que hay novedades en el espacio de enlaces. Podéis ver el link a Manurhill , un blog de lo más interesante con artículos muy bien documentados, cosa que no abunda en Internet, y temática que bascula entre el rock y el cine, y una extraña afición a la serie Perdidos, que dicho sea de paso, no le veo la gracia. Otro blog majo, el de Belén , actualizaciones casi a diario y reflexiones muy interesantes. Un poco en esa onda, está también el blog de Wen . Dando más cancha al rollo musical, y con descargas de lo más aprovechables, podéis ver también los blogs Rock Blaine y un reciente descubrimiento, a Let There Be Rock & Blog. Este último me lo descubrieron la gente de un blog que puede pasar por ser de lo mejor que hay en la bloggesfera, me refiero por supuesto a los brothaz Secuestradores de Iones . Y finalmente, cómo olvidar el que es el mejor blog de vídeos musicales del mundo, parte del extranjero y también de la Atlántida, Shangri-La, Raticulín y la Tierra Media, me refiero obviamente a Miliamperios en Betamax .

En fin, que no se diga que la red no ofrece opciones interesantes para estas fantásticas semanas de canícula.

Canciones:

The Bellrays: “Find someone to believe in”
Rock City Angels: “Beyond Babylon”
John Lennon: “God”

06
Ago
07

Las Tortugas Ninja

De entre todas las modas estúpidas que me interesaron de crío, hay una que me resulta especialmente estúpida. Me estoy refiriendo a una tan bizarra como la de Las Tortugas Ninja. Ok, la historia, o por lo menos la que mi memoria me permite recordar, es la siguiente: un maestro ninja nipón tiene un enfrentamiento con un clan rival, y es obligado a exiliarse a Nueva York. Pero los malos le persiguen allí también. Una vez se esconde en las alcantarillas neoyorkinas, sin embargo, sus rivales dan con él y lanzan residuos radiactivos que le provocan una mutación, y al estar en contacto con las ratas de las cloacas, la muta en una forma de rata gigante. Pero no es el único que sufre mutación. Un niño de la ciudad tira cuatro tortugas por la cloaca, y nuestro maestro ninja las recoge. Y en ellas, la mutación hace que se transformen en una suerte de híbrido entre humano y tortuga. Resignado a no poder salir, a causa de su aspecto, de la cloaca, decide hacer de ello su hogar, y educar a las tortugas como sus hijos, por supuesto, entrenándolas en los artes de ninja. Así nacen las Tortugas Ninja. No me negaréis que es rebuscado. Como solía pasar a finales de los 80’s, se mezclaban una serie de factores que estaban más o menos de moda, et voilà. En este caso, recordemos que en esa época los ninjas estaban de máxima actualidad, gracias a películas como “El guerrero americano” o videojuegos como Shinobi. Si a eso le añadimos el toque de actualidad de los peligros radioactivos y un trasfondo de cómic humorístico, el cóctel está servido.
Por si alguien no lo recuerda, los ninjas eran unos guerreros japoneses que se cubrían la cara con una especie de pasamontañas y la gracia de estos tipos era el ser sigilosos y asesinos fugaces. Lo mejor eran sus armas, especialmente las míticas estrellas ninja que todo niñato de la época quiso tener (y conozco a algún flipado que se las llegó a comprar, a espaldas de sus padres). En esa época los disfraces de ninja suponían todo un hit carnavalero entre la chavalería.

Evidentemente con la perspectiva que da el tiempo, y desde un prisma más o menos lejano, muchas de las cosas que con 10 años te parecían lo más es probable que hoy en día uno se pregunte en qué estaba pensando. Pero es que lo de unas tortugas (por qué tortugas? por qué no gatos, perros o hámsters?) que hacían de ninja es casi demasiado, y que además eran adolescentes. Una de sus grandes “gracias” era el hecho de ser una suerte de superhéroes pero con la actitud adolescente que llevara a algún tipo de identificación de la chavalería con un personaje que sólo pensaba en juergas, en comer pizza y en el rap. No en vano, su título original era Teenage Mutant Ninja Turtles. Brutal.


La película es cutre a más no poder

Fue TV3 quien estrenó la serie de dibujos, y en 1990 apareció la versión para la gran pantalla, con tortugas tipo Jim Henson y un tono más o menos humorística. Por supuesto, la vi de estreno en el (entonces) enorme cine Urgell. La tortuga-manía estaba en la calle, y Bandai lanzaba unos muñecos que anhelé aquellas navidades, las reproducciones de las cuatro tortugas (Raphael, Leonardo, Donatello y Michelangelo), que todavía no sé si por suerte o por desgracia, nunca recibí como regalo. He de decir que los cómics de las Tortugas Ninja nunca gozaron de tanta popularidad como sus reproducciones en tele, cine, juguetes o viedeojuegos. Pero toda historia tiene un final, y a pesar de que la serie fue muy longeva, su fama fue efímera. En 1993 se estrenaba la segunda parte de la película con los cuatro quelonios, que contaba con la actuación estelar y tema en la banda sonora de Vanilla Ice (!!!). Sin embargo, su momento había pasado, y en lo que a mí se refiere, ya tenía 13 años y nada que no tuviera tetas me interesaba demasiado.

No hace mucho, zappeando, vi una nueva versión de la serie de dibujos de las dichosas tortugas ninja. Y me pregunto si a la chavalería del siglo XXI le puede seguir interesando una historia como esta.

Canciones:

The Kinks: “Lola”
Frankie Valli & Four Seasons :”Big Girls Don’t Cry”
Oasis: “Whatever”

02
Ago
07

En el camino

Personalmente considero que cualquier chaval debería leer “En el camino” de Kerouac entre los 18 y los 21 años. No antes, porque entonces puede ser que resulte difícil de entender en algunos aspectos. Tampoco después, porque esa edad es la idónea para embarcarse en un viaje absurdo y estúpido en busca de la nada, y del todo, en busca de la diversión a todo momento saltando sin red. Luego, todo se comienza a complicar. Ok, desde luego no me refiero a imitar a Dean Moriarty y Sal Paradise y dejarlo todo para enfrascarse en el viaje. Pero sí a estar un mes, ni que sea de vacaciones, con un amigo fiel, cuando todavía existen esas figuras, en un viaje, más interno que externo… pero que nos quiten lo bailao, que diría aquél.
No, no relato experiencia personal alguna. A mí me pilló muy tarde, y por eso recomiendo a los cientos de miles de lectores de NDK con edades comprendidas entre los 18 y los 21 que lo lean. Yo lo hice con 25, pero con pocos ánimos para emprender tal viaje. Bueno, tal vez no tanto. Quien sabe si cualquier día de estos. Aunque me haría falta encontrar compañero de viaje, ahí entramos en conflicto. De lo que no cabe duda es de que ese libro transmite una fuerza por vivir y por contarlo brutal. Paradise hubiera escrito un blog si hubiera vivido en 2007.


“Esos beatniks!!” (Ned Flanders)

No me considero especialmente fan de la generación beat. Por lo menos no literariamente hablando, reconozco que fuí incapaz de acabar “El almuerzo desnudo” de Burroughs, me aburría soberanamente. Bukowsky sí me gusta más. Pero lo dicho, aunque no me atraiga especialmente la literatura beat, paradójicamente sí me atrae la cultura beat, los participantes de ese movimiento como personas. Lo cuál no deja de ser bastante chungo para un escritor, que se le reconozca más como personalidad y como influencia que su propia obra literaria. Aunque es lógico, por otra parte, que un movimiento que se caracteriza por el hedonismo, los excesos y una cierta tendencia a la autodestrucción sea efectivamente atractiva. Claro que eso tiene su gracia en un Kerouac joven. Probablemente el Bukowsky que escribía sus últimas novelas a finales de los 80’s sería demasiado parecido a un viejo borracho con ramalazos de patetismo incrustados, y no lo digo yo, sino él mismo en sus libros de esa época (hablando por boca de su alter-ego en el papel, Chinasky).

Y volviendo a “En el camino”, para mí hay una muestra de calidad literaria brutal cuando describe los conciertos de jazz. Cualquier sordo podría entender qué es el jazz (el bop) leyendo eso, aunque nunca en su vida pueda disfrutar de la música.

En definitiva, si una persona lee “En el camino” y no le entran ganas de coger un coche o un cuaderno (ok, o un teclado) es que no ha entendido absolutamente nada.

Canciones:

Barricada: “En blanco y negro”
Kiss: “Psycho circus”
Afghan Whigs: “Having a party”

01
Ago
07

De aquí a la eternidad

Que acabe de ver “De aquí a la eternidad” y no me haya convencido no debe ser tan extraño. ¿O sí? Para el recuerdo de la retina guardo escenas de esas que los que saben de cine denominan míticas, el famoso beso en la playa, un enclenque Frank Sinatra con su sombrero militar o Montgomery Clift tocando la corneta en el bar. Pero nada, que no. Y me jode, claro. Dicen que ver una película (o escuchar un disco, o leer un libro) cuando se ha hablado tantas veces de lo maravillosa que es suele ser un proceso que acaba en decepción, tantas son las espectativas puestas. No sé, supongo que no es lo mismo escuchar Velvet Underground & Nico (también conocido como “el plátano”) después de oir por vez primera esa joya que se titula “Sunday Morning” en un anuncio de la tele sin saber nada más de la banda, que conseguir el disco tras leer los mil y un elogios hacia él lanzados. Curiosamente no me ocurrió tal cosa. Cuando me compré mi plátano, esperaba mucho de la Velvet, y lo obtuve. Un disco inigualable, nunca más grabaron nada tan perfecto. Y escuchar una canción tan formidable como “Sunday Morning” que, llamadme tópico, creo que es perfecta para escuchar un domingo de resaca al levantarse, en una mierda de anuncio de la tele, me jode. Supongo que no debe ser tan extraño. ¿O sí? Velvet Underground tampoco podían durar mucho. Lo raro sería haberse convertido en una banda longeva. Como los New York Dolls. Y aunque el disco de los NYD del año pasado está más que bien, no deja de resultarme extraño, siendo una banda muerta y enterrada en el pasado y de la que nadie supo nada en 30 años. Es como si fueran otra banda, pero de hecho son la misma. Una extraña broma macabra de unos tipos que buscan volver cuando ya tenían la eternidad. ¿Tienen derecho a recuperar el pasado? ¿Tiene sentido? ¿Por qué no rodar, pues, un remake, plano a plano de “De aquí a la eternidad”?

Canciones:

Pixies: “Here comes your man”
Radiohead: “Lurgee”
Barry White: “You see the trouble in me”




agosto 2007
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sígueme en Twitter

Categorías

Anuncios