13
May
07

Muerte

Un anciano recibe una llamada. Uno de sus hermanos, algo menor que él, ha muerto. Sabían que estaba enfermo, y que había pasado por el hospital. Pero, como suelen ser estas cosas, en pocas horas lo que parecía una mejoría tuvo un cambio de aspecto y un final repentino. Hacía algunos años que no se veían, aunque solían llamarse tres o cuatro veces al año. Simplemente vivían muy lejos uno del otro. Eso ocurre un domingo. El entierro es el martes. El anciano no reacciona a tiempo, y decide, deprisa y corriendo, no ir al entierro. Hay que coger un avión, luego hacer unos cientos de quilómetros con coche, y todo eso en un par de días. Y él, a sus ochentaytantos, ya no tiene edad. El día del entierro, la tristeza le invade. Pero sobretodo, hay un sentimiento que le consume, y es el arrepentimiento por no haber ido a dar el último adios a su hermano.
La muerte produce fenómenos curiosos. Una mayoría de personas se sienten necesitadas de dar una despedida al difunto, y de estar presente en la ceremonia. Una ausencia en un funeral es mucho más notoria y criticada que en cualquier otro evento. Lo cuál no deja de ser una paradoja, tal vez sería más interesante mostrar apoyo, cariño, comprensión o respeto en vida. Cuando la persona está en la caja, ya poco importa lo demás. Y sin embargo, si en algún momento habías querido a la persona, si la respetabas en vida, hay que estar presente en su funeral. Pero es que la muerte saca a la luz las contradicciones de nosotros, quienes nos decimos seres racionales.


El entierro del Conde de Orgaz – El Greco

A mí me acojona la muerte. Es algo irracional y a lo que procuro no dedicarle mucho tiempo de mi pensamiento. No me fío de aquellos que dicen no temer a la muerte. O son estúpidos, o tienen sorbido el seso con supersticiones, o su vida es tan desastrosa que ni les importa. O son unos mentirosos, lo cuál ya me lo creo más. Puede que se trate de una visión propia de la edad. En general suelo ser bastante insensible a las tragedias televisadas (accidentes, atentados, fenómenos naturales devastadores, crímenes, …), lo cual no quiere decir que cuando alguien muere a mi alrededor, aunque sólo sea por unos segundos, un extraño mecanismo me recuerda que tal vez yo pueda ser el próximo.

Canciones:

Manic Street Preachers: “ Suicide is Painless”
Alice in Chains: “Down in a hole”
Frank Sinatra: “It was a very good year”


21 Responses to “Muerte”


  1. 14/05/2007 a las 11:28

    Bueno… son formas de vivir… yo no le tengo miedo a la muerte, porque trabajo con ella cara a cara en el hospital donde trabajaba… yo le tengo miedo al dolor, la muerte está ahí desde el mismo momento en el que la vida entra, desde que naces, vas a morir, así que…Y bueno, cada uno se despide como puede o sabe, hay gente que con ritos cristianos, otros con ritos de otro tipo. Un amigo se murió hace años y era ateo, le hicimos un vermut de puta madre en el tanatorio y le dijimos adios, con vino y lágrimas, el mejor entierro en el que he estado…Un besico kar, pasa buena semana🙂

  2. 14/05/2007 a las 11:32

    Pues yo no temo a la muerte… si temo al dolor, porque es una cosa que hace daño, pero… la muerte? La muerte simplemente es no estar, no pasa nada.Es como cuando estás dormido o muy entretenido con algo, que pierdes la sensación del paso del tiempo… yo me imagino que es una sensación así. Es decir, una no-sensación… jaja, no se como explicarlo.Pero, ojo, que no tema a la muerte no significa que desee que me atropelle un autobús mañana, sino que si esto ocurre… pues que tampoco pasa nada, así que no lloréis mi muerte simplemente pensad que estaré cómodo,porque yo soy un tipo que tiene mucha mano izquierda.

  3. 3 kar
    14/05/2007 a las 13:01

    vaya,aquí nadie tiene miedo a la muerte… pues yo sí… evidentemente, el miedo al dolor es lógico, pero aunque sea una muerte plácida, me putearía. Es evidente que una vez muerto, lo pasan peor los que se quedan, el finado, pues desaparece y ya está, como bien dices, loren… pero qué queréis que os diga. Me gusta mucho vivir, tengo muchas cosas que hacer antes de diñarla y me jodería mucho morirme antes de tiempo. Una vez muerto, en fin, lo de la vida después de la muerte, mucho me temo que son supersticiones, y que no estaré en el cielo de los rockeros practicando el tiro al plato con Kurt Cobain. En definitiva, una putada. Vamos, que eso de que “si ocurre, pues tampoco pasa nada”… en fin, no es para mí.Ya me perdonareis la entrada de mal rollo de anoche, momentos chungos que tiene uno de tanto en tanto… pero tranquilos, que pronto volverán a NDK los desnudos de harvey keitel, los guitarrazos de wolfmother o cualquier otro melenudo, y cositas más agradables.

  4. 14/05/2007 a las 14:23

    A mi la muerte me acojona de una manera espantosa hasta el punto de haber tenido problemas de ansiedad bastante fuertes.”La muerte no sólo te quita todo lo que tienes sino que te quitá daemás todo lo que vas a tener…” que decían en no se que peli.Vamos, que no. Que la muerte es lo peor. Prefiero tener dolor físico que sentir o creer la inminencia de la muerte como pasa con los ataques de pánico.

  5. 5 wen
    14/05/2007 a las 14:31

    Yo mas que miedo a la muerte ( que sí que tengo) tengo miedo a la pérdida. En grla a la mia y a la de alguien. Me da mas iedo pensar que alguien querido muera, eso si ue me da pánico.

  6. 14/05/2007 a las 14:46

    Toc, toc. Aquí una que tiene mucho miedito a la muerte. Me da vértigo pensar en dejar de existir, y en que todo lo que he sentido y pensado desaparecerá y será como si nunca hubiera existido. También me da miedo envejecer y no entender el mundo, y me asusta que se mueran mis seres queridos, y como dices Kar, pensar en que la siguiente puedo ser yo (yuyu yuyu). Además, me entristece saber que voy a perderme el futuro y que es más que probable que no vea el final del siglo XXI.De todos modos, como no puedo hacer nada al respecto intento no pensar mucho en ello y disfrutar lo máximo posible de todo lo bueno. Y me resisto a crecer. ¡Ah, y me autoengaño creyendome inmortal! Hace unas semanas, hablaba del tema con un compañero del Taller de escritura que es un fan acérrimo de los Beatles- y me decía que a él no le angustiaba demasiado desaparecer del mundo y que el mundo continuara como si él no hubiera existido, pero le horrorizaba pensar que si el mundo continuaba habría un día en un futuro en que nadie recordara ninguna canción de los Beatles y sería como si el grupo nunca hubiera existido. Me pareció un pensamiento inconcebiblemente solidario por su parte.

  7. 14/05/2007 a las 16:11

    Quizá nada estaba antes y nada ocurrirá después de nuestra existencia, es imposible saberlo.Yo sigo pensando que carece de importancia… la grandeza de los hombres (raza humana) es que se empeñan en trascender, para sentirse reales, supongo.

  8. 14/05/2007 a las 19:02

    Lorenzombie, precisamente Troutman estuvo el viernes pasado defendiendo ese solipsismo al que haces referencia, para pincharme más que nada, no poruqe comulgue con la teoría, y consiguió ganarme la batalla dialéctica, grrrr eso sí, yo estaba baja de neuronas, porque estaba centrada en comprarme una zapatos, que según él, en realidad eran su creación, producto de su imaginación, al igual que yo.

  9. 14/05/2007 a las 20:11

    Tener presente que la muerte existe y saber que nuestro tiempo es finito, nos ayuda a vivir felices y aprovechar el tiempo.Obsesionarse con éste tema… es un problema.A mí la muerte en sí no me da miedo (o sea, que no te fíes de mi si no quieres) lo que sí me da miedo es la manera de morir que tendré y la incertidumbre de qué va a pasar.

  10. 14/05/2007 a las 23:13

    quién se acordará de NDK cuando yo haya muerto???… tempus fugit… ubi sunt????

  11. 15/05/2007 a las 07:43

    …pues si te sobrevivo… yo probablemente ;)besos!!!!!!

  12. 15/05/2007 a las 17:37

    gracias, eres un cielo😉

  13. 15/05/2007 a las 22:57

    Hacer referencia a un solipsismo sin saber qué cojones es un solipsismo tiene su mérito!

  14. 15/05/2007 a las 23:59

    pero cómo???? no sabes lo que es un solipsismo????!!!!!

  15. 16/05/2007 a las 14:14

    Jajaja, no tengo ni idea, pero te aseguro que utilizaré ese bonito término en mi próximo artículo, venga a cuento o no.

  16. 16/05/2007 a las 14:58

    No sabrás lo que es el solipsismo pero la frase “Quizá nada estaba antes y nada ocurrirá después de nuestra existencia, es imposible saberlo.” concentra la idea básica de esa teoría filosófica, aunque, bueno, en realidad el “nuestra” se ha de cambiar por “mía”.

  17. 17/05/2007 a las 14:16

    la verdad es que a la mayoria le asusta el termino “muerte”, tanto si has perdido a alguien cercano, como si eres un suicida que nunca se ha atrevido a dar el paso, como leerlo en los sucesos del periodico, como ser un humano inquieto que tiene muchas cosas que demostrarse asi mismo… pero yo le tengo mas miedo a la parte negativa de la “vida”, a los miedos jejeje, a los fracasos, perdidas, desengaños, sufrimiento en general…y de la parte positiva miedo a que lo bueno de esta vida me supere y no sepa asimilarlo…Esto quizá sea rizar el rizo, pero estoy segura de que siempre quedara alguien en pie para que nos recuerde en vida sufriendo por nuestra ausencia.Saludos KAR buen tema!!TheBane

  18. 18/05/2007 a las 15:56

    A mi tampoco me da miedo la muerte, aunque coincido con dracma en cierto terror a la decrepitud. Temo envejcer e ir perdiendo facultades y oportunidades de forma irremediable.Kar hay un comentario tuyo que me gusta sobre que no te gustaría diñarla sin hacer según que cosas. Supone un estadio en el cual una vez muerto erxistiera una reflexión sobre lo sucedido, realmente una vez muerto no te jodería morir. De hecho no podrías arrepentirte de nada, salvo que seas creyente y te estés quemando en el infierno.Ese el motivo por el cual no temo a la muerte, puedo temer a la bancarrota porque me conllevará numerosos efectos consicentes. Obviamente al estar muerto nuca podré decir: mierda, que putada, me he muerto y que mal lo estoy pasando!Soy consicente de mi insignificancia.

  19. 18/05/2007 a las 19:01

    cierto, tal vez el problema no sea la muerte como traspaso, sino como falta de tiempo para hacer cosas, para vivir… si ahora me enterara que soy del clan McLeod, igual de aquí a 250 años estaría aburrido de vivir y desearía morir de una vez… si existe la otra vida, yo no estaré en el infierno, amigo, yo estaré en el jodido cielo a la diestra del señor, chinchándole para que le tire una plaga de langostas a un pueblo… pero me temo que la única “otra vida” existente es la de papeo para gusanos.Saludos, Thanatos, has aparecido en el post adecuado para vos.

  20. 19/05/2007 a las 20:39

    La muerte es la nada por tanto no me da el mínimo miedo.Le temo al dolor, a la decrepitud de hacerse viejo, le temo a no tener tiempo de hacer todo lo que quiero, a darme cuenta de lo que no he hecho bien, al arrepentimiento, y, en definitiva, a que llegue el fin y no esté preparada para desaparecer y tenga tiempo para pensarlo. Eso sí me aterroriza.

  21. 27/05/2007 a las 23:55

    Nuala, qué puedo decir, suscribo tu comentario punto por punto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


mayo 2007
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Sígueme en Twitter

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: