16
Ene
07

The Rolling Stones en los 90’s… y en el siglo XXI (pt.3)

ver parte 2 (…)La estructura de los conciertos era parecida a la de la gira anterior, mucho clásico y tres o cuatro temas de “Voodoo Lounge”, generalmente “You got me rocking”, “Love is Strong” y “The Worst”. A destacar que en esta gira estrenaron su versión de “Like a Rolling Stone”, de Bob Dylan, una versión espléndida que transformaba la canción en un tema puramente stoniano y que el propio Zimmermann elogió. Y durante este tour, los Stones hicieron una serie de conciertos sorpresa en teatros y salas cerradas, con un repertorio distinto, más intimista y casi acústico, como el que realizaron en el Amsterdam Paradiso.

Recordemos que esa era la época de auge de los MTV Unplugged, y grabaciones como las de Eric Clapton o Nirvana fueron superventas. Así que el siguiente paso de nuestros hombres fue aprovecharse de este tirón y grabar una serie de shows acústicos. De hecho, no se trataba de un unplugged al uso en tanto no era minimalista ni la MTV tenía nada que ver. Simplemente se dedicaron a grabar canciones sin guitarrazos, prescindiendo en la mayoría de instrumentos de viento, apoyados solamente por el piano de Chuck Leavell. Y el repertorio lo conformaban temas más oscuros de su carrera, pequeñas gemas ocultas o versiones que hacían cuando eran los England’s Newest Hit Makers. Así que tras barajar nombres como “Plugged but naked” o “Butt Naked”, finalmente publicaron “Stripped” (1995), que era el testimonio de estos conciertos acústicos. Y lo digo claramente, “Stripped” me parece el mejor disco en directo de la carrera de The Rolling Stones.

pedazo de disco…


Los discos en directo de los Stones nunca han sido míticos, como pudiera serlo un “Made in Japan”, un “At Budokan” o un “Alive II”. El mejor hasta la fecha era el “Love You Live” de los 70’s, pero la banda nunca quedó del todo satisfecha. Durante las últimas giras, a su fin, se publicaba un disco en directo, en general poco interesante, como aquél “Flashpoint” que testimoniaba la gira Steel Wheels. Pero en esta ocasión la cosa era diferente. Todo en “Stripped” es mágico, el repertorio no es de lo más popular (vamos, que no suena “Satisfaction” ni “Honky Tonk Women”) pero los temas seleccionados son grandes, y su ejecución, brutal. Suena una banda honesta, con feeling, desnuda, que buena falta le hacía a los Rolling Stones que se habían acostumbrado a tocar con varios músicos más, y demuestra que detrás de la parafernalia, del circo, del mito, de la pasta y de la megalomanía, había una banda que vive el rock and roll más que ninguna, no en vano son tipos que llevaban entonces 30 años tocando y no sabían hacer otra cosa. En “Stripped” incluyen la grabación de “Like a Rolling Stone”, que se hace el single, pero también temas blues que tocaban en sus inicios como “The Spider and the fly”, viejas versiones como “Sweet Virginia”, “Not Fade Away” o “Love in Vain”, temas propios como “Street fighting man” y alguna sorpresilla más, como la preciosa “Sleeping Away” que se marca Keith. Definitivamente, muy recomendable.

Así que la cosa iba sobre ruedas, y tras la exitosa gira y la publicación del segundo gran disco seguido, se trataba de lanzar una colección de nuevas canciones. De modo que en las puertas del siglo XXI, The Rolling Stones publicaban su disco “Bridges To Babylon”, en 1997. Y qué os puedo decir, se trata de un disco mágico. Temas que rockean con frescura se enlazan con temas épicos que recuerdan el amplio bagaje de una banda, que además, se permite el lujo de acercarse al blues como antaño en un par de cortes e incluso cuelan una canción acelerada y dura en la que Keith Richards se desgañita, todo ello bajo la batuta mágica de una producción impecable… eso es lo que me hubiera gustado escribir de “Bridges To Babylon”. Lamentablemente, no es así. “Bridges To Babylon” es un disco mediocre, casi indigno de llevar el nombre de los Rolling Stones.

Decepción…

Todavía hoy me pregunto qué pasó. Qué pretendían. Y por qué tras unos años muy potentes se descolgaron con esa colección de canciones a cuál más insulsa. Para empezar, casi no hay rastro de rock (¿?). Se acerca más a un disco de una vieja gloria como los discos de Pete Townshed o del Rod Stewart de finales de los 80’s. Pero es que además la producción es pésima, pretendiendo dotar a la música de los Stones de una capa de modernidad absurda, una cosa es no sonar como en 1970, que lo respeto, y otra es querer sonar como George Michael. Y para colmo dos canciones fueron un medio plagio (el single “Anybody seen my baby” era sospechosamente parecido a una canción de KD Lang, quien se sintió halagada, por otra parte, y el corte “Out Of Control” era una copia del “Papa was a rolling stone” de los Temptations, tanto, que al final hicieron una mezcla de ambas canciones para una cara B). Y Keith se marca dos baladitas bastante aburridas. En definitiva, no sé qué pasó, pero lo más grave fue la poca autocrítica con las canciones a publicar, ya que los stones suelen grabar unas 80 canciones por disco y luego escogen, de modo que si esas son las mejores, no sé cómo serían las peores… Lo mejor del disco, la inicial y rockera “Flip the switch”, el reggae “You don’t have to mean it”… y que era una buena excusa para volver a la carretera. (continuará…)

Canciones:

The Rolling Stones: “The Spider & the fly”
The Rolling Stones: “I’m Free”
The Rolling Stones: “Shine a Light”


6 Responses to “The Rolling Stones en los 90’s… y en el siglo XXI (pt.3)”


  1. 17/01/2007 a las 19:14

    Totalmente de acuerdo en lo referente a Stripped, discazo, discazo. Versiones inmejorables de un repertorio menos conocido de los Stones y que no agobia en absoluto. Denota muy buen gusto no incluir temas trilladísimos como Satisfaction.

  2. 2 kar
    18/01/2007 a las 20:12

    desde luego es una muestra de cómo hacer un concierto acústico (o casi) con buen gusto

  3. 18/01/2007 a las 21:37

    Para mal gusto, aquel enjendro que editaron Bon Jovi y que contenía las versiones acústicas más descafeinadas de la historia.Y robo absoluto (supongo que por parte de la compañía) un recopilatorio (¿cual? no sé, uno de los 10.000 que tienen) de Aerosmith en el que incluian lo que se suponía era alguna versión en acústico y en la realidad eran los mismos temas que en estudio pero eliminando las pistas de guitarra electrica, bajo y batería. O sea dejando sólo voz, guitarra acústica y pianete si lo había. De vergüenza!!!!

  4. 4 kar
    19/01/2007 a las 16:03

    ah sí? no conocía esta historia… la verdad es que últimamente aparece demasasiado lanzamiento de la banda en forma de cutre-recopilatorios, pero la historia esta del falso acústico no la conocíainav

  5. 20/01/2007 a las 14:10

    Los conciertos ac´suticos siempre molan… y si son en el CBGB más


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


enero 2007
L M X J V S D
« Dic   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Sígueme en Twitter

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: