Archivo para 24 diciembre 2006



24
Dic
06

Santa Claus is coming to town…

24 de diciembre. Supongo que no soy más que un romántico, o que mi madurez, una vez más, da muestras de estar bajo mínimos, o que soy un animal domesticado por esta sociedad corrupta y vendida al vil metal. Pero me gustan las navidades. Me gusta este punto hortera que tienen. Me gusta recibir regalos y hacerlos a quienes aprecio. Me gusta hincharme a comidas pantagruélicas y dulces varios. Me gusta ver los especiales de navidad de Los Simpson. Me gustan mucho los estándares navideños americanos. Este año hay dos discos que me tienen absorbido. Uno repite posición, “Boggie Woogie Christmas” del gran Brian Setzer con su Orquesta, el otro es “Christmas” del no menos grande Chris Isaak, un tipo al que se le echa mucho de menos en el circuito musical de discos/giras, que tiene muy abandonado a favor de su faceta de actor y presentador de la tele. Un año más, tengo varios días de vacaciones en estas fechas, lo cual, obviamente no está nada mal. El tema familiar no me agobia, mi familia es poca y mal avenida, por lo que las reuniones no son muy diferentes en número de las que se podrían hacer para un cumpleaños, por ejemplo.


Pero puedo entender que haya gente que se sienta agobiada en esta época. En general el ambiente se pone muy pesado con el tema de la paz, el amor y la felicidad, y hay estados de ánimo en los que sencillamente, no estás feliz, ni quieres a nadie, y la paz te importa un carajo. También entiendo que puede resultar aburrido si has de tragar con soporíferas reuniones de familiares varios que no pueden significar menos en tu vida.

Hay una cosa que jamás he tragado, y son aquellos que se critican la realización de obras benéficas en navidades, subrayando que necesidad hay todo el año. Eso lo podría aceptar de alguien que realmente sea altruista y haga todo este tipo de donaciones o acciones benéficas constantemente a lo largo del año. Pero lo más cómico es que en general, los que realizan esas críticas contra los altruistas ocasionales navideños no son altruistas profesionales de todo el año. Al final no deja de ser criticar por criticar.

La intención para hoy era escribir un cuento. Un cuento de navidad. Pero sin espíritus ni moralinas, ni borrachos solos bebiendo en un sórdido bar mientras ven pasar a las viejas camino de la misa del gallo. Pero no he sido capaz. Así que se ha quedado en nada. Lo que sí que voy a hacer es un top five de las mejores canciones/versiones navideñas:

1.- Chris Isaak: Santa Claus is coming to town

2.- Harry Connick Jr. : Sleight Ride

3.- Otis Redding: Merry Christmas Baby

4.- Brian Setzer: Jingle Bells

5.- Frank Sinatra: Little Drummer boy

23
Dic
06

April

Hay en el libreto de este disco una foto bastante definitoria. Se ve a nuestro hombre, guitarra acústica en mano, saltando en pleno éxtasis de guitar-hero para rasgar las cuerdas, en una pose más propia de un joven Pete Townshed que de un concierto acústico. Pero es que este acústico de Elliott Murphy no es como unplugged de Baby Face. Lo de este disco es purito rock and roll.

Yo no conocía de casi nada a Elliott Murphy. De hecho, es uno de los que se podrían calificar como “malditos” de la historia del rock. Ya sabéis, el típico songwriter que pese a tener gran talento y sentir la admiración de tipos que cuentan sus ventas de discos por cientos de miles, apenas es conocido, apenas junta un puñado de seguidores en las salas donde toca y definitivamente, no se puede permitir el tirar un piano de 50000 $ por la ventana de su mansión. Y lo cierto es que si di con este disco, “April”, fue por casualidad. A finales de los 90’s, Elliott Murphy realizó una larga gira (en tanto un concepto como el de “gira” se puede aplicar a un tipo que vive en permanente contacto con la carretera), en la que contaba con el único apoyo de un músico francés a la guitarra, Olivier Durand. En una estampa de lo más quijotesca, Murphy, armado de acústica y harmónica y su escudero Durand, recorrieron escenarios tan insólitos como Hostalets de Balanyà, desgranando en formato acústico gemas históricas de su repertorio. Durante esa época Murph The Surf era un habitual de los escenarios catalanes, y de esa época le conocí. Hasta entonces, sólo sabía de él que tipos como Peter Buck de R.E.M., Lou Reed, Tom Petty, John Mellencamp, Elvis Costello o Bruce Springsteen hablaban maravillas de su música. Al conocer del lanzamiento de este trabajo, en 1999, fui a por él.

Portada quijotesca y rockera a la vez

Y definitivamente, “April” no puede decepcionar. La música de Murphy bebe del cantautor de los sesenta, pero no calca impunemente a Dylan. Obviamente, el de Minnessotta es una influencia, pero también lo son Hendrix, el blues y sobretodo la música más genuinamente neoyorquina (no en vano, él mismo procede de la Gran Manzana) como la de Velvet Underground o NY Dolls. Pero des de primeros 80’s la relación de este tipo con Europa fue a más, hasta que finalmente se instaló en París, ciudad que le va que ni pintada.

Quien tiene un amigo, tiene un tesoro

Y en este disco la presenta en un estado de pureza e intensidad brutal. El título, “April” viene de una cita del poeta T.S. Elliott, “April is the cruelest month”. Y en su interior, Durand y Murphy tocan piezas a medio camino entre el blues, el rock y el folk más dylaniano, los dos solitos. Dos guitarras. No echas de menos a una banda. Versionean con acierto temas taaaan populares como “Gloria” de Them y “Wild Horses” de los Stones, y en definitiva, son capaces de llegar incluso a los más escépticos.

Murphy y Durand, on stage

Ignoro qué fue de la vida de Murphy tras este disco en directo. Sé que grabó un siguiente trabajo, esta vez sí, con una banda, en formato eléctrico, del que escuché alguna cosa pero me pareció decepcionante. Y por lo que he leído en su página web, ahí sigue, grabando música, tocando en cualquier lugar e incluso tiene tiempo para escribir una novela. Sé que debería escuchar más discos de Elliott Murphy. Pero es que el listón está alto.

Como muestra, os dejo el que para mí es el mejor momento del disco:

Elliott Murphy – Party girls & broken poets/Gloria

http://rapidshare.com/files/8674530/Elliott_Murphy_-_Party_girls___broken_poets___Gloria.mp3.html

22
Dic
06

Gordo

No me gusta la lotería de navidad. Y no lo digo porque no me haya tocado, aunque supongo que si lo hubiera hecho, mi opinión sería radicalmente distinta. Pero le tengo bastante manía.
Desde luego, si hay una época del año dada a los tópicos, esa es la que comprende des de 22 de diciembra hasta 6 de enero. Tópicos sin parar, y esta entrada es buena muestra de ello. Y el tópico de hoy es el sorteo de la lotería nacional. Parece mentira como puede afectar a una población de este modo. Hoy, por supuesto, la retahíla de datos y anécdotas que se repiten año tras año daría para llenar el texto entero, cosa que no haré, que quien quiera eso que lea el artículo principal del “20 Minutos”. Pero hay un dato que acojona: 8 de cada 10 españoles juega, en mayor o menor medida en este sorteo. Ojito.


Este es el único gordo que me interesa

Yo yo , muy a mi pesar, no soy menos. Dos números, este año. Todo por culpa de dos palabritas bien tontas: “y si…”. En el trabajo, como en todos los trabajos del mundo, a un gracioso se le ocurre comprar lotería (uno o varios décimos). Y te ofrece, claro. Yo no quiero. Me jode gastarme 20 euros para tirarlos. Pero en seguida, esa voz odiosa que algunos llaman inocencia, esperanza y otras cosas, pero que yo creo que no es más que mala leche, se materializa en cualquier persona cercana a ti y te dice “y si toca? imagina que les toca a todos y tú no has comprado”. Y compras, claro. Las madres suelen ser especialistas en ser poseídas por ese espíritu ludópata que ronda, cada vez con más intensidad cuantas menos hojas quedan en el calendario. Entre el “y si…” y el “a que no hay huevos a…” se cobran multitud de desmanes en la humanidad. Y por cierto, un décimo es de mi trabajo actual. El segundo es de mi trabajo anterior, que dejé no hace aún un año. Una ex-compañera me llamó a finales de octubre (!!!) indicándome que me guardaba un décimo. Bonito gesto. Si ese poder de persuasión lo tuviera mi jefe, la cosa sería bien distinta.

Y luego llega el 22. Y más que la ranciedad del ceremonial del sorteo, lo que me jode es encontrarme toda la programación televisiva llena de celebraciones. Y abriendo los informativos!! Como si nada más importante en el mundo hubiera pasado. Aunque por cierto, un dato secreto al que Notas de Kar ha tenido acceso. En realidad la lotería no existe. Esa gente que salta, canta y bebe cava en vasos de plástico son actores en una pantomima creada por un contubernio de TVE y Hacienda. Y tienen engañados a todos los españolitos desde hace años y años, para que se entreguen al consumismo, dando inicio a esta espiral que se romperá, de un modo repentino, el día 7 de enero. Entonces la vuelta a la normalidad. La zorra pobre al portal, el señor cura a sus misas y el avaro a sus divisas. Y mientras tanto, el gobierno presente, no importe el signo que sea, habrá hecho mil y un fechorías mientras todo el mundo buscaba a un calvo que se soplaba la mano. El año que viene no compro.

Canciones:

Johnny Cash: “I’m so lonesome I could cry”
Sonic’s Rendezvous Band: “City Slang”
AC/DC: “Back in Black”

21
Dic
06

Resurreción

El ave fénix resurge de sus cenizas

Ok, la historia es la siguiente. Yo tenía dos blogs. Uno, el que llevaba el mismo nombre que este, mi hijo pequeño, con un añito y medio de vida, MI blog. El otro era un rollo profesional, como si tuviera una página web para temas, ya digo, estrictamente profesionales. Sus actualizaciones eran menores, y hablando en plata, me interesaba más bien poco. Tan poco que ni siquiera estaba con el mismo nombre (Kar) ni e-mail. No era el blog de Kar, era el blog profesional de Carlos Molina. MI blog lo migré a la nueva versión de blogger, y ahí estaba, ese Notas de Kar, con sus etiquetas y todo. Y decidí migrar también el otro. Para ello, pensé que tal vez sería interesante hacerlo con la misma dirección de mail. Pero ahí me equivoqué. Desde ese momento se puso también bajo el nombre de Kar. Así que pensé en eliminarlo. Con tan mala suerte, tal despiste y tal tontería encima que la casilla que había seleccionado para eliminar era la correspondiente a Notas de Kar. El resto, como se suele decir, es ya historia. Una triste historia. Por un momento me dio un ataque de pánico, mala leche y vergüenza por haber cometido un error tan estúpido. Traté de volver atrás, pero no había manera. Y ni siquiera podía emprenderla a hostias con el ordenador, porque estaba en el trabajo. Momento chungo. Presa del pánico, por si alguien se apropiaba del nombre Notas de Kar (¿?!!) inmediatamente creé este blog, con el mismo nombre, para que volviera a ser mío, para que los links que había por ahí funcionaran. Y grande mi agradecimiento a Total 13 por su sugerencia de recuperar el blog antiguo en el caché de google. Por lo menos lo tengo guardado en formato html en mi PC.
En fin, ya no puedo lamentarme más, ni darle más vueltas. Mi propósito es de hacer resurgir, cual ave fénix, el blog con más textos que nunca, con más relatos, con más comentarios/reseñas musicales, con más cine, con más … con más de todo!! El que no se conforma es porque no quiere, ¿no? Además, en la medida de lo posible iré recuperando las entradas al blog muerto que más me hubieran gustado, porque no me da la gana de perderlas. No todo, claro, no tendría sentido, y sería un trabajo de chinos. Pero sí algunas cosas. Afortunadamente también, previsor uno, tenía copias en Word de algunos textos.

Y una idea que me rondaba estos días, la verdad es que me viene al pelo. Del 22 al 2 de enero del año que viene tengo vacaciones. Y me había propuesto el tener una disciplina espartana y obligarme a escribir una entrada cada uno de esos 12 días. En fin, ahora con más razón. 13 días, si contamos el de hoy. Trece días, trece textos. Además, el número me gusta. Es cabalística pura. Eso sumado a que tengo que modificar la plantilla, antes me gustaba mucho la que tenía. Y para un cyberpatán como yo, estas modificaciones llevan su tiempo. En definitiva, Notas de Kar no ha muerto… ni mucho menos!!!

Canciones:

Madness: “One step beyond”
Pearl Jam: “Parachutes”
AC/DC: “It’s a long way to the top (if you wanna rock and roll)”

20
Dic
06

Tragedia estúpida

Por un estúpido error, he eliminado mi blog (??!!)

este es un intento rápido de no perder el nombre (que también sería casualidad) y de retomarlo todo….

estoy jodido… y lo peor es que estoy en el curro, por lo que no puedo liarme a hostias con el ordenador…

si alguno de vosotros sabe cómo recuperar (si es que se puede, que lo dudo) un blog eliminado, le ruego me lo haga saber




diciembre 2006
L M X J V S D
    Ene »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Sígueme en Twitter

Categorías